Cómo convertir un iPhone viejo en un despertador para la mesita de noche

Cómo convertir un iPhone viejo en un despertador para la mesita de noche
7 comentarios

¿Qué hacer con un iPhone viejo? Pues depende, seguramente une buena idea es venderlo o regalarlo, pero para aquellos casos donde el teléfono es realmente demasiado antiguo hay una interesante alternativa: convertirlo en un vistoso despertador para nuestra mesita de noche.

Una segunda vida para un iPhone ya retirado

Es cierto que los iPhone, que pueden ayudarnos a dormir mejor, tienen una larga vida útil, pero también es cierto que llegados a cierto punto la autonomía de la batería y la velocidad general del dispositivo hacen que lo guardemos más como pieza de colección que como elemento práctico. Para estos casos podemos, de forma muy fácil, convertir nuestro iPhone en un despertador.

Lo primero que deberemos hacer para ello es configurar nuestro iPhone para que nunca apague la pantalla. Esto podemos hacerlo desde la app Ajustes, estos son los pasos a seguir:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone.
  2. Entramos en Pantalla y brillo.
  3. Tocamos en Bloqueo automático.
  4. Escogemos Nunca.
Miercoles 04 May 2022 11 30 29

Acto seguido es también buena idea que pongamos el iPhone en modo avión y que en Ajustes > Notificaciones desactivemos prácticamente todas. A partir de aquí solo nos queda acudir al App Store y buscar "despertador". Veremos que nos aparecen una buena cantidad de aplicaciones. Cada una de ellas trata de distinguirse de las demás con alguna funcionalidad, aunque más o menos todas giran en torno a lo mismo. Fijémonos especialmente en estas:

Todas ellas aplicaciones gratuitas y sin compras integradas. Aplicaciones que podemos usar para configurar nuestras alarmas y que, muchas de ellas, nos permiten decidir si queremos ver la precisión meteorológica, la fecha, elegir colores y, en conjunto, personalizar la apariencia de nuestro nuevo despertador.

Claro que siempre podemos optar por comprar un despertador, pero a veces, con un poco de cuidado en la configuración de la app, en los detalles del soporte y en su colocación, con un iPhone (o Android) antiguo, podemos conseguir un diseño de lo más interesante. Y todo reciclando un iPhone que, de otra forma, acabaría en un cajón.

Temas
Inicio