Compartir
Publicidad
Aún no sabemos cómo se llamará la siguiente generación del iPhone
iPhone

Aún no sabemos cómo se llamará la siguiente generación del iPhone

Publicidad
Publicidad

El año pasado supimos de la existencia y funcionamiento del iPhone X en detalle debido a la filtración protagonizada por el HomePod. Sin embargo, no fue hasta un puñado de días antes de la keynote de septiembre cuando supimos por fin cómo se llamaría la nueva generación de iPhone. Todo por la filtración de la versión Golden Master de iOS 11.

Existe una razón por la que el naming de un nuevo iPhone suele ser un secreto mejor guardado que las nuevas características y funciones del terminal. Veamos cuál es.

Los secretos mejor guardados están en Cupertino

iPhone X

A lo largo de los años quienes seguimos el mundo tecnológico y de la manzana de cerca nos hemos acostumbrado a los rumores. En especial los que rodean al iPhone. Rumores creíbles, rumores disparatados, rumores que acababan haciéndose realidad en septiembre.

Todos ellos han girado en torno a características de hardware, filtradas desde la inescrutable cadena de suministros asiática de la compañía, o del software, provenientes de personas directamente involucradas en su desarrollo. Como si del reparto de un coto de caza se tratara, hemos asociado dos nombres con ambos campos: Ming-Chi Kuo y Mark Gurman. Los dos constituyen el exponente máximo de filtraciones sobre Apple, donde se especializan en hardware el primero y software el segundo (aunque no es una distinción estanca).

Las filtraciones de Apple apenas han alcanzado a acertar en cuestiones de nombres y precios de productos futuros

Aunque parece que no haya secreto que se les resista, hay dos temáticas en las que su autoridad no es la misma. Se trata de los nombres de futuros productos de la manzana, así como sus precios. La razón de que su precisión a la hora de predecir el nombre y precio de nuevos dispositivos es que éstos se deciden en Cupertino.

Phil Schiller, vicepresidente senior de marketing de Apple y su equipo, es quien está detrás de estas decisiones. Se trata de un grupo muy reducido de personas que debaten y deciden sobre estos temas, sin necesitar compartirlo con empleados de fuera del círculo. No hay componentes electrónicos que sacar de una fábrica a través del retrete ni errores humanos que filtren estos nombres, precios o materiales de marketing. Tampoco hay incentivos para que estas personas hablen con la prensa para sabotear su propio trabajo.

Todo ello se decide “en casa”.

¿Cómo se llamará el próximo iPhone?

Cabcabbb C5e1 4bfc 9a46 9323a0836fb3

Lo normal es que el público no sepa el verdadero nombre de nuevos productos de Apple hasta el final. Estamos a menos de un mes de la próxima generación de iPhone y aún no sabemos qué va a pasar con su naming. Este año es especialmente interesante debido a las decisiones tomadas el año anterior y que colocaron a “iPhone X” como el ganador de este concurso, así como la existencia casi confirmada de tres modelos similares pero distintos.

Se da por hecho que estos tres modelos seguirán el frontal del iPhone X. Para recapitular, estamos hablando de estos dispositivos:

  • iPhone X de 6,1 pulgadas y pantalla LCD, modelo más asequible de los tres.
  • iPhone X de 5,8 pulgadas y pantalla OLED, sucesor del modelo actual que desaparecería.
  • iPhone X de 6,5 pulgadas y pantalla OLED, como el anterior pero más grande y con alguna característica diferencia dora adicional (¿Apple Pencil?).
Este año es especialmente difícil elegir el nombre del iPhone debido a las decisiones tomadas el año anterior

En mi opinión, existen varios caminos que podría seguir la compañía para nombra al próximo iPhone. Algunos más probables que otros. El primero y menos factible es el de la vuelta a los modelos “S” que se abandonó con el iPhone 8. Nombrar al “iPhone Xs” de esta manera implicaría que en inglés podría interpretarse como “extra-pequeño” o “excesivo”, ambos adjetivos imposibles de asociar a un iPhone por parte de Apple.

iPhone X plus

Mantener el nombre “iPhone X” o simplemente referirse al modelo como “nuevo iPhone” tal como se hizo con el iPad de tercera generación daría la impresión de que no ha habido evolución en la gama. Continuar con la nomenclatura romana con “iPhone XI” complicaría la comunicación ya que muchas personas pronuncian iPhone X como “iPhone equis” (¿le llamarían “iPhone equis i”?).

Por eso, me inclino a pensar que es muy posible que Apple vuelva a los números cardinales con “iPhone 11”. La X del iPhone X fue un momento puntual, necesario para enfatizar el décimo aniversario del terminal así como su cambio más radical hasta la fecha. Aún no hemos entrado a valorar los diferentes apellidos de cada uno de los tres modelos, pero mi apuesta es esta:

  • iPhone 11 Plus para el modelo de 6,5 pulgadas. Si el Apple Pencil es exclusivo de este modelo, encajaría denominarlo iPhone 11 Pro.
  • iPhone 11 para el modelo de 5,8 pulgadas.
  • iPhone 11c o alguna variación similar a la que vimos con el iPhone 5c hace años. Esta es la versión que podría tener dual SIM.

Quedaría una línea con nombres simples, fáciles de entender y de diferenciar entre ello. El nombre definitivo que elija Apple para los iPhone de 2018 no lo conoceremos (probablemente) hasta el mismo día de la keynote.

En Applesfera | El 'iPhone X Plus' tendrá el mismo tamaño que el iPhone 8 Plus, pero con una pantalla de 6,5 pulgadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio