Publicidad

Samsung, jack de audio y el coraje a toro pasado
iPhone

Samsung, jack de audio y el coraje a toro pasado

Publicidad

Publicidad

La llegada de la pareja de nuevos Galaxy Note 10 ha supuesto la eliminación de uno de sus componentes. Se trata del jack de audio del que Samsung ha decidido prescindir en su nueva generación de smartphones con stylus. Este movimiento no está exento de polémica, especialmente cuando los coreanos lo han utilizado para diferenciarse de la competencia hasta hace bien poco. Incluso llegando a lanzar anuncios burlándose de Apple.

Pues bien, ahora Samsung ha retirado esos mismos anuncios tras haber eliminado el jack de audio de uno de sus flagships más importantes. Todo este embrollo nos habla acerca del "coraje" de Samsung cuando ya no hay ningún riesgo en tomar una decisión.

iPhone, 'dongles' y jack de audio

Aunque la compañía ha retirado los vídeos de sus perfiles más importantes de YouTube, quedan algunos como el que vemos arriba en canales como el de Samsung Malasia. Este es uno de los anuncios ahora retirados y en él puede verse la evolución de diferentes modelos del Note a lo largo de los años, comparados con sus iPhone coetáneos.

Cuando llegamos a la parte final del video podemos ver a un usuario de iPhone 7 conectando de forma aparatosa su terminal a unos auriculares de cable y el cargador Lightning mediante un adaptador. En contraste, la usuaria con un Note puede cargar su smartphone de forma inalámbrica en una base. Tras varios años y modelos de iPhone a sus espaldas, el protagonista acaba comprándose un Note y abandonando a la manzana.

Hay otros anuncios similares y desde luego no es el único en el que los coreanos se burlan de un producto de Apple. Hace varios años hizo lo mismo con motivo del ice bucket challenge. Y más recientemente, a raíz del notch del iPhone X. Apple, por su parte, también ha utilizado anuncios para meterse con su rival aunque sin mencionarlo de manera directa, como cuando lanzó un anuncio sobre responsabilidad medioambiental asegurando que "hay ideas que queremos que sean copiadas".

Resulta curioso cómo Samsung primero se mofa de determinadas características del iPhone para después copiar eso que critica. Sucedió con el notch, aunque en esa ocasión fue con un modelo menor, y ha sucedido con el puerto de audio con un modelo insignia. Y es que cuando Apple realiza cambios de este tipo, inaugura una tendencia que el resto de fabricantes se apresura a copiar.

El coraje de Samsung

Cuando Apple presentó el iPhone 7 y iPhone 7 Plus, argumentó con varias razones la eliminación del jack de audio. En última instancia, el movimiento supuso un acto de "coraje" en palabras del vicepresidente senior de marketing, Phil Schiller. Y a juzgar por el revuelo causado en ese momento y la cantidad de críticas recibidas (donde medios tan influyentes como The Verge llegaron a calificarlo de "estúpido"), el ejecutivo dio en el clavo. Hacerlo fue un acto de valentía.

Apple no fue la primera compañía en eliminar el jack de audio. Pero sí fue la primera en quitarlo de todos sus modelos insignia en un mismo año, aún más relevante cuando tan solo presenta 2 o 3. Dio igual que Apple diera otras opciones, como la conexión Lightning, el adaptador de serie ahora eliminado o los AirPods. La compañía sufrió ataques constantes de la prensa especializada, sus competidores y algunos aficionados techies.

Cambiar de opinión en tecnología no es algo negativo, pero sí lo es cuando has basado toda tu estrategia de venta en eso que ahora rechazas

Tres años después, cuando el jack de audio apenas sobrevive en un puñado de modelos de gama alta, Samsung lo elimina de su Note 10 sin dar ni una sola justificación al respecto. Justo cuando el riesgo es mínimo y ya no supone soliviantar a medios y aficionados a la tecnología (una ruidosa minoría). Cuando la población general hace tiempo que lo da por hecho y ha aprendido a vivir sin este puerto.

La realidad es que no debería extrañarnos este tipo de contradicciones. La propia Samsung se considera un fast follower de las tendencias e innovaciones del mercado. Aunque en este caso haya tardado tres años en hacerlo, al final ha seguido la estela de Apple. No quedan dudas de que el coraje de Samsung es a toro pasado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir