La venganza de Apple a la UE puede ser un iPhone sin puertos. Esto es lo que necesitaría solucionar para poder existir

La venganza de Apple a la UE puede ser un iPhone sin puertos. Esto es lo que necesitaría solucionar para poder existir
28 comentarios

La Unión Europea ya ha aprobado la ley que obligará a Apple a usar USB-C en sus iPhone en 2024 como muy tarde, lo que es una sentencia de muerte para el puerto Lightning que llevamos usando desde el iPhone 5. Apple tendrá que cumplir la ley, aunque sea a regañadientes.

Hacerlo implicará la llegada de un iPhone con puerto USB-C, aunque Apple puede cumplir las nuevas normas de otro modo más maquiavélico: lanzando un iPhone sin puertos que sólo pueda cargarse vía inducción.

MagSafe puede cumplir, pero con deberes por delante

Un portavoz de la Unión Europea ya confirmó el año pasado a Verge que un iPhone sin puertos seguiría respetando la nueva ley. De hecho, uno de los deberes pendientes que han quedado en la regulación es universalizar la carga inalámbrica para evitar disparidades entre fabricantes. USB-C será el estándar pero sólo en caso de incluir puertos físicos.

Pero un iPhone sin puertos no podría lanzarse tal cual sin resolver algunos obstáculos que quedarían presentes. Aunque nos hayamos acostumbrado a sincronizarlo todo en la nube seguiría siendo necesario un modo rápido de traspasar datos entre el iPhone y un ordenador, algo que por ahora se cumple mediante un cable para ir rápidos. Una evolución de AirDrop o el uso del protocolo de transferencia de datos que se usa al migrar un iPhone a otro podría solucionar este problema.

La eficiencia energética es una tarea pendiente para la carga inalámbrica: MagSafe pierde un 25% de su voltaje al cargar un iPhone

También hay que mencionar el problema de la eficiencia energética: cuando cargas un iPhone mediante el cable aprovechas todo su voltaje. Cuando lo haces por inducción, parte de ese voltaje se pierde en el "contacto" de carga por inducción. Un ejemplo: para que MagSafe nos cargue el iPhone a 15W se consumen 20W. Eso es un 25% (5W) de energía que se pierde por el camino, y que se convierte en un derroche enorme si lo multiplicamos por los centenares de millones de iPhone que circulan por el mundo.

Es precisamente Apple la que aboga por ser una compañía que respete al máximo el medio ambiente, y por lo tanto la eficiencia energética tiene que encajar en ese compromiso. Si un iPhone pasa a depender completamente de MagSafe para cargarse, esa energía que se pierde debería reducirse todo lo que se pueda.

Deberíamos ver los primeros acatamientos a la nueva ley en los iPhone 15, según los rumores. Y si no, Apple aún tendría tiempo para cumplir con los iPhone que deberían presentarse en septiembre de 2024 si no hay cambios en la agenda. Sería ya muy justo, pero seguiría cuadrando en la agenda.

Imagen | Charan S

Temas
Inicio