Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo preparar tus dispositivos para actualizar a las betas de iOS 11 y macOS High Sierra
macOS

Cómo preparar tus dispositivos para actualizar a las betas de iOS 11 y macOS High Sierra

Publicidad
Publicidad

Siempre os recomendamos que tengas paciencia, y más en el caso de que seas un usuario general y que no pretendas desarrollar aplicaciones. Pero las betas de iOS 11 y macOS High Sierra son muy suculentas, y hay quien no puede resistir a la tentación de instalarlas y dar el salto que el resto del mundo va a dar en otoño.

El precio de adelantarse es un sistema inestable, lento y con errores que pueden aparecer en los peores momentos. Y con esto no queremos desanimarte, simplemente advertir de que pasarse a estas betas no es como cualquier actualización. ¿Quieres probarlas? Pues he aquí algunos consejos a seguir.

Lo primero, como siempre, es hacer una copia de seguridad de todos tus datos antes de actualizar. Nunca se sabe cuando podría haber un fallo general en las betas, así que hay que asegurarse siempre de que podremos restaurar toda nuestra información personal restaurando desde la versión estable de iOS 10.

Una vez hayas hecha la copia, asegúrate de que tu ordenador o tu dispositivo iOS sean compatibles con iOS 11 o macOS High Sierra. Comprueba también que tengas suficiente espacio libre, ya que te vas a descargar un sistema operativo completo. Y eso son varios GB dependiendo del terminal en el que quieras utilizar la beta.

Instalar iOS 11 o macOS High Sierra: ¿Vale la pena?

Ipad Pro1

Si eres un entusiasta de la manzana mordida y quieres probar las novedades de iOS y macOS antes que nadie, desde luego. Lo que sí aconsejaríamos para garantizar el riesgo mínimo es que si tienes más de un dispositivo iOS o Mac, no instales la beta en todos. Utiliza un terminal que no sea de uso diario, como un iPhone antiguo o un Mac de uso más casual en casa.

Una posible desventaja que puedes tener también es que algunos servicios de iCloud basados en iOS 11 no funcionen bien en iOS 10 y viceversa, y lo mismo puede ocurrir entre macOS Sierra y macOS High Sierra. Puedes utilizar tu ID de Apple sin problemas, pero no estaría mal utilizar una cuenta secundaria para (de nuevo) minimizar el riesgo a errores.

Un ejemplo de estos errores o incompatibilidades es lo que ocurría durante los primeros días de iCloud Drive. Si lo activabas, en los dispositivos que no estuviesen actualizados perdías el acceso a todos los datos que tuvieses en la nube. Por lo tanto insistimos: vale la pena ponerse una beta, pero siempre hay que tener precaución y estar preparado para lo peor.

En Applesfera | Todas las novedades de la WWDC17

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos