Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Es la llegada de los chips ARM al Mac el fin de los Hackintosh?
macOS

¿Es la llegada de los chips ARM al Mac el fin de los Hackintosh?

Publicidad
Publicidad

El rumor aparecido recientemente sobre la llegada de un chip A10 al iMac Pro da mucho que hablar. No sólo por sus posibilidades, sino por las consecuencias que esto puede tener en los ordenadores de Apple. Ya no hablamos de algo dedicado a una función en concreto como el chip T1 de los MacBook Pro o los W1/W2, sino de un A10 completo con toda su potencia. Que no es poca precisamente.

Una de esas consecuencias no salta a simple vista, pero merece que hablemos de ella: los chips ARM de Apple no se pueden comprar ni usar en otra parte, como es el caso de los Intel. El 100% del control está en Cupertino. Y si uno de esos chips pasa a encargarse del arranque de los Mac, la cosa pinta muy negra para la comunidad Hackintosh.

El futuro de macOS puede ser (aún) más cerrado del que crees

A11 1

Ahora mismo el arranque de los Mac depende de los chips que proporciona Intel, unos chips que forman parte de muchos otros ordenadores y con los que también arranca Windows. Y esa secuencia de arranque puede ser modificada, tal y como hacen precisamente los Hackintosh. Se cambia para que se cargue la EFI propia que utiliza macOS, y listos.

El problema para la comunidad de gente que hace eso es que Apple puede haber encontrado una solución para que eso deje de hacerse. Si en Cupertino pasan a modificar macOS para que su arranque sólo pueda hacerse en los procesadores ARM que ellos mismos diseñan, entonces ese arranque quedaría completamente blindado.

No estaríamos ante un macOS "iosificado". Tras el arranque, el chip ARM podría pasar las tareas al procesador Intel

La consecuencia es que, y ahora sí, sólo un Mac podría arrancar macOS. Al menos durante mucho tiempo, porque algo como un jailbreak sería muy difícil de conseguir en otra máquina. Y esa máquina tendría que tener la misma CPU.

De todas formas no nos confundamos: esto no significa que macOS vaya a convertirse en algo tan cerrado como iOS. Tras el arranque, el Mac podría pasar las tareas al procesador Intel. La única barrera aquí es la integración entre hardware y software, y Apple es especialista en justo eso. Los desarrolladores, a primera instancia, no estarían obligados a cambiar de set de instrucciones.

Más a largo plazo, viendo que los procesadores ARM del futuro van camino de ser mucho más potentes, imagino Macs con procesadores ARM que se encarguen de las tareas básicas de macOS mientras dejan lo más exigente a los Intel Core. Podríamos llegar a ver eso, y en menos tiempo de lo que te imaginas sabiendo ya que los iPad Pro son más rápidos que algunos ordenadores.

En Applesfera | No nos liemos: estos son todos los procesadores diseñados por Apple hasta la fecha

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos