HDMI 2.1 llega a los Mac: qué mejoras trae y qué implica este salto en calidad

HDMI 2.1 llega a los Mac: qué mejoras trae y qué implica este salto en calidad
13 comentarios

Ya suponíamos que las novedades que íbamos a ver sobre los Mac iban a ser más acerca de los detalles interiores que no de su aspecto externo. Por primera vez, algunos de los Mac presentados ayer cuentan con un puerto HDMI 2.1, que sustituye los puertos HDMI 2.0 a los que estábamos acostumbrados.

Pasar del puerto HDMI 2.0 al HDMI 2.1 puede parecer un paso pequeño, pero esconde varias ventajas que se traduce en buenas noticias para entusiastas y profesionales. Vamos a ver cuáles son repasando las diferencias entre estas versiones de HDMI.

Bienvenidas a los Mac, pantallas 8K

La principal ventaja de este salto es en el ancho de banda de datos que podemos contar. Mientras que los puertos y cables HDMI 2.0 pueden trabajar con caudales de 18 Gbps, HDMI 2.1 casi los triplica con sus 48 Gbps. Para el usuario final eso se traduce en poder conectar pantallas de más resolución y más tasa de refresco.

Teóricamente, HDMI 2.1 es capaz de admitir resoluciones 10K a 120Hz, aunque de momento Apple "sólo" permite conectar una pantalla 8K a 60Hz. Aún hay muy pocos monitores con esa resolución en el mercado y sus precios son prohibitivos: ni siquiera Apple ofrece pantallas 8K ahora mismo. Pero la llegada de HDMI 2.1 a los Mac puede ser una señal de que tarde o temprano acabará ocurriendo.

ALLM y VRR: HDMI 2.1 puede convertir un Mac mini en una consola moderna

Más ventajas: HDMI 2.1 es capaz de soportar ALLM, un modo de baja latencia que se optimiza constantemente según el contenido que se muestre en pantalla. Lo usa la PlayStation 5, por ejemplo. Entre esto y la compatibilidad con una tasa de refresco variable (VRR), los Mac con ese HDMI bien podrían usarse como consolas de videojuegos o como mínimo ordenadores conectados al televisor.

También hay ventajas por la parte de sonido: podremos transmitir eARC desde un Mac a un monitor con altavoces preparados para ello. Y para los profesionales se espera soporte para codificaciones de color de 10, 12 y hasta 16 bits. Dicho rápidamente: podremos utilizar monitores de muy alta calidad y resoluciones para que los editores de vídeo no tengan problemas.

Apple no detalla exactamente qué modelos de Mac cuentan con HDMI 2.1, pero sí que podemos adivinarlo gracias a qué modelos soportan pantallas 8K. Son el Mac mini con chip M2 Pro y los MacBook Pro con chip M2 Pro y M2 Max. Así que si buscas trabajar con un monitor 8K en el futuro, mejor no optes por el Mac mini M2 básico.

Es de esperar que, con el tiempo, el puerto HDMI 2.1 llegue al resto de las gamas altas de todos los Mac. No deberíamos tardar en ver un Mac Studio adoptándolo, por ejemplo.

Imagen original | The Registi

Temas
Inicio