El Apple Car sigue tomando forma a base de patentes sin sorprendernos demasiado: Rumorsfera
Rumores

El Apple Car sigue tomando forma a base de patentes sin sorprendernos demasiado: Rumorsfera

El Apple Car parece estar oculto a la vista de todos. Semana a semana Apple publica patentes para este futuro coche. Patentes que nos dan pistas sobre cómo puede ir tomando forma el proyecto y al mismo tiempo introducen cierto ruido y distorsión, ya que muchas de ellas no llegarán a formalizarse. Hoy hablaremos de un par de patentes y del enfoque que parece que Apple está tomando para el Apple Car.

Un dispositivo revolucionario en los pequeños detalles

Nadie pone en duda que los dispositivos de Apple son, en muchas circunstancias, bastante superiores a lo que pueden ofrecer el resto de los fabricantes. Estos dispositivos, además, destacan por un valor clave: el ecosistema. A la vista de las patentes que estamos viendo del Apple Car, parece que este vehículo irá un poco en esta línea. Un coche que sin reinventar la rueda, nunca mejor dicho, tendrá su punto fuerte en la integración con el resto de dispositivos del ecosistema.

La primera patente de hoy es una en la que Apple explora como el futuro Apple Car puede ayudarnos a localizar nuestro iPhone dentro de él en caso de que no lo encontremos. Ya esté dentro de la guantera o debajo del asiento, el sistema que Apple propone es usar varios receptores distribuidos por el vehículo, entendemos que de los chips U1, para triangular la ubicación exacta y mostrarnos o decirnos, mediante Siri, la ubicación de nuestro teléfono.

Car

La segunda patente está relacionada con la capacidad de mostrar información en el parabrisas del conductor. Esta información se mostraría en realidad aumentada y, entre otros, nos enseñaría la velocidad del vehículo así como las indicaciones de la ruta que configuraremos mediante nuestro iPhone o en el coche directamente. Esta información se integraría con la que podemos obtener actualmente, y más desde su rediseño, en la app Mapas de nuestro iPhone o iPad. El sistema se enriquecería de los puntos de interés, lugares favoritos y otros datos y además enriquecería los mapas con la información que la flota de coches podría recoger.

A simple vista podremos decir que estas dos patentes, por mucho que la oficina de patentes las haya concedido como nuevas invenciones, ya existen actualmente. Coches con indicadores de velocidad en el parabrisas hay varios, mientras que es cuestión de tiempo que se lancen dispositivos CarPlay con un chip U1 o esta tecnología se integre en vehículos existentes, como ya están haciendo los BMW y CarKey.

Lo cierto es que desconocemos qué tiene Apple planeado para el Apple Car, pero lo que sí estamos entreviendo y deduciendo es que la integración con el ecosistema será un punto clave de este futuro coche. Sí, es posible que Apple revolucione la tecnología de conducción autónoma mucho más de lo que Tesla está logrando, pero también cabe la posibilidad de que el Apple Car se conciba como el coche de referencia para los que ya somos usuarios de Apple. Faltan por conocer muchos, muchos detalles, casi todos, entre ellos el precio, pero lo que parece claro es que todas las lecciones y tecnologías que Apple ha desarrollado para los iPhone, iPad o Mac piden llegar de una forma u otra al Apple Car. Un coche que, según las patentes nos sugieren, será una revolución silenciosa en el mundo de la automoción.

Temas
Inicio