Publicidad

Detección de baterías hinchadas y más capacidad en el mismo espacio: Rumorsfera
Rumores

Detección de baterías hinchadas y más capacidad en el mismo espacio: Rumorsfera

Las baterías, aunque les asignemos la importancia justa dentro de nuevos dispositivos, encierran mucha tecnología y de su diseño depende su buen funcionamiento, duración, etc. En este campo Apple sigue investigando en los laboratorios secretos del Apple Park y ha solicitado recientemente un par de patentes que nos dan pistas de algunos futuros cambios de lo más interesantes.

Baterías más grandes en el mismo espacio y, a la vez, más seguras

En la primera patente Apple explora la posibilidad de encerrar la batería dentro de un elemento metálico. Hacerlo así permitiría que esta funcionaria con una mayor autonomía del resto de sistema. Actualmente las baterías tienen que separarse físicamente del resto de componentes por el simple hecho de contener carga. Esta separación representa un espacio desaprovechado dentro de un dispositivo en cuyo interior cada vez queremos hacer caber más componentes y al mismo tiempo reducir su tamaño.


Un envoltorio metálico para aislar eléctricamente la batería del resto de componentes y permitir menos separaciones de seguridad.

La patente plantea que un envoltorio metálico, con la toma de tierra correspondiente, permitiría a la batería acercarse más al resto de componentes y, por lo tanto, darnos más energía en el mismo espacio. En la imagen a continuación Apple representa mediante la línea de puntos de la figura 1 el espaciado necesario. Eliminar este espacio, aunque pueda parecer poco, contribuirá a que la batería nos dé la máxima duración sin cambios en el diseño de los productos.

Patente

En la segunda patente Apple describe un sistema para detectar e incluso controlar las baterías que se hinchan. Un sistema que podría usarse tanto en un Apple Watch o en un iPhone como en un coche. Para detectar estas variaciones del tamaño, la patente plantea utilizar unos capacitores en el envoltorio de la batería de modo que, si la distancia entre dos componentes del capacitor cambia, la capacidad también, y esto alerta al sensor.

Usando esta capacitancia se podrían medir las dilataciones en varias partes de la batería, lo que daría más información al controlador de la misma para alterar los patrones de carga y reducir o impedir que la hinchazón continue. Este sistema, además, podría presentar un aviso al usuario para que se acudiera a una Apple Store o similar para una comprobación más exhaustiva de la batería.

Patente 2

Las baterías, como elementos químicos altamente reactivos, encierran sus riesgos cuando, sobre todo por la edad, se alteran sus reacciones y funcionamientos. En el Mac ya existe el aviso de que la batería requiere mantenimiento, aunque no siempre se le hace el caso que se merece. Estos avisos se basan en la respuesta de la batería a la carga, pero no son capaces de detectar su estado físico, por lo que se limitan a un aviso bastante discreto. Una detección de que la batería ha aumentado su tamaño podría dar lugar a un aviso bastante más evidente y que nos llevara a comprobar su estado para evitar sorpresas.

Mientras esperamos la siguiente revolución en el campo de las baterías para dispositivos móviles, está claro que en Apple siguen investigando cómo mejorar la tecnología actual. Sistemas como este permitirán que los futuros dispositivos nos ofrezcan una mayor duración del tiempo de uso y la tranquilidad de que la batería está a pleno rendimiento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio