Los sensores revolucionarios para la salud en el Apple Watch están a años de distancia, según Mark Gurman
Rumores

Los sensores revolucionarios para la salud en el Apple Watch están a años de distancia, según Mark Gurman

Por no saber no sabemos ni qué diseño va a tener el Apple Watch Series 8. Después de que todos los rumores y filtraciones fallaran en acertar el diseño de los Apple Watch Series 7, poco o nada sabemos del reloj de este año. Lo que sí sabemos, por ahora, es que los sensores revolucionarios para la salud en el Apple Watch están a años de distancia, según Mark Gurman.

La magia viene por los modelos entrenados, más que por los sensores

Antes de entrar de lleno en la noticia habría que reflexionar brevemente en cómo el Apple Watch realiza mediciones de salud. La respuesta simple es: a través de sus sensores; tiene un sensor de oxígeno en sangre, uno para el ritmo cardíaco… Lo cierto, sin embargo, es que lo que nuestro Apple Watch tiene es un sensor de colores, junto a un emisor de luz infrarroja y verde y es partir de los datos recogidos y de los modelos entrenados que puede presentar una lectura de oxígeno en sangre, ritmo cardíaco, etc.

Desarrollar tanto el hardware como, sobre todo, los modelos entrenados para detectar ciertas mediciones clave para nuestra salud, lleva tiempo. Tanto es así que Mark Gurman, en la última edición de  su newsletter semanal, afirma que pueden pasar años hasta que veamos nuevos sensores de relevancia.

Apple está trabajando en sensores de glucosa, de presión sanguínea y de temperatura, por lo que sabemos.

Según el reportero de Bloomberg, Apple está trabajando en tres sensores: el sensor de glucosa, el de presión sanguínea y el de temperatura corporal. Llevamos ya tiempo con rumores de estos, pero, según Gurman, quedan aún algunos años de desarrollo.

"Sin embargo, no esperes ninguno de estos [sensores] pronto. La temperatura corporal estaba en la hoja de ruta de este año, pero he oído se ha ralentizado recientemente. La presión arterial está al menos de dos o tres años, mientras que no me sorprendería si el monitoreo de glucosa no aterriza hasta más tarde, en la segunda mitad de la década".

Con eso, si damos por buenas estas predicciones, podemos ver pocos cambios en el Apple Watch Series 8 de este año. Lo que sí podríamos ver es una mejora de los algoritmos de medición. Con ello los mismos sensores que ya tenemos todos en nuestras muñecas podrían darnos más precisión, hacerlo más rápidamente o incluso ofrecernos datos que hasta ahora no nos eran accesibles. Uno de los rumores a este respecto es la detección de patrones de sueño y de apnea del sueño, que podría llegar con el Series 8, y puede que a modelos anteriores, sin la necesidad de nuevos sensores.

Ahora mismo estamos justo a nueve meses de la presentación de los nuevos Apple Watch. Esto significa que queda aún mucho tiempo para que surja a la luz más información sobre el futuro de los relojes de este año. Y esto dando por hecho que Apple seguirá con un ritmo de lanzamiento anual, que bien podría reducirse en un futuro próximo para disfrutar de un ciclo más parecido al de los iPad, por poner un ejemplo.

Imagen | David Švihovec

Temas
Comentarios cerrados
Inicio