Publicidad

Estas son las diferencias entre Apple Music y Spotify tras las novedades del verano
Servicios Apple

Estas son las diferencias entre Apple Music y Spotify tras las novedades del verano

Últimamente Spotify ha estado presentando varias novedades: su plan Premium Duo, exclusividad de ciertos podcasts, compatibilidad con Chromecast desde su cliente de macOS... muchos usuarios de dispositivos Apple prefieren Apple Music por la integración nativa con el sistema, pero creo que es un buen momento para poner las ventajas de Apple Music y Spotify cara a cara y ver cuál es la mejor y la peor parte de cada uno de ellos.

Precios mayores o menores dependiendo de cuántos pagan

Premium Duo Spotify

Centrémonos en lo que al final es lo que más le importa al consumidor: el precio. Tanto Apple Music como Spotify tienen planes individuales por 9,99 euros mensuales y planes familiares por 14,99 euros mensuales (sale a unos 2,5 euros por persona y mes), de modo que hasta aquí no hay diferencias. Tampoco con los planes especiales de estudiantes de 4,99 euros mensuales, aunque no todos estamos estudiando.

Precio total

Precio por persona

Apple Music, suscripción individual

9,99 euros mensuales (4,99 si eres estudiante)

9,99 euros mensuales (4,99 si eres estudiante)

Spotify, suscripción individual

9,99 euros mensuales (4,99 si eres estudiante)

9,99 euros mensuales (4,99 si eres estudiante)

Apple Music, suscripción familiar

14,99 euros mensuales

2,49 euros mensuales

Spotify, suscripción familiar

14,99 euros mensuales

2,49 euros mensuales

Spotify, suscripción Premium Duo

12,99 euros mensuales

6,49 euros mensuales

La peculiaridad la tiene ese nuevo plan Duo de Spotify, en el que dos personas pueden tener sendas cuentas premium por 12,99 euros al mes. Sale a unos 6,5 euros por persona y mes, lo cual es más barato que un plan individual pero más caro que un plan familiar. Para quien tenga familia que no quiera este tipo de suscripciones pero sí una pareja, puede ser un buen modo de ahorrar algo de dinero. Es el punto de diferencia que Spotify tiene ahora mismo, porque Apple Music no tiene ningún plan similar.

Además, vale la pena mencionar que las cuentas grupales de Apple Music implican tener una ID de Apple configurada como en Familia, ligando a todos los implicados a compartir una forma de pago. Spotify es más flexible en ese aspecto.

Sobre calidad y compatibilidad no tenemos quejas: tanto Apple Music como Spotify se pueden usar en todos los dispositivos de Apple, Windows y Android. La diferencias son sutiles y las encontramos en la intercompatibilidad entre plataformas: si quieres utilizar Apple Music en Android Auto o con un Chromecast, debes hacerlo con un móvil Android. No puedes hacerlo directamente con un iPhone. Y sólo hasta hace muy poco podemos utilizar Chromecast para reproducir contenidos de Spotify desde un Mac.

Los wearables que el usuario tenga también son importantes: si has hecho la inversión y te has comprado un Apple Watch con conexión LTE, lo más lógico es que quieras usar Apple Music para tener literalmente 40 millones de canciones en tu muñeca y sin necesidad de usar el iPhone para acceder a ellas. Más de lo mismo con el HomePod, si eres de los que lo utiliza con Siri. Spotify ya es compatible con el asistente, pero implica órdenes de voz más complejas.

Finalmente tenemos detalles algo más sutiles pero que pueden interesar en los días que corren, como la posibilidad de que varios usuarios escuchen simultáneamente las mismas canciones aunque estén en diferentes ubicaciones. Para grupos de personas o parejas puede ser un incentivo interesante que Apple Music no tiene. O los podcasts en vídeo, un formato que aún está en pleno descubrimiento pero que puede dejar huella si logran encontrar el modo de aprovecharlo. Spotify es la que suele intentar estas cosas antes, con Apple Music presentando novedades de forma más prudente.

Es el usuario el que finalmente decide a qué servicio agarrarse

Es el usuario el que finalmente decide a qué servicio agarrarse. Puede que todos esos detalles no se tengan en cuenta cuando por ejemplo lo que se busca es contenido gratuito: Apple Music no lo da mientras que Spotify sí siempre que aceptes los anuncios intercalados entre las canciones. Pero hay quien prefiere la integración completa entre sus dispositivos y entonces Apple Music es imbatible para quien tenga productos y accesorios de Apple.

Hacer el cambio de un servicio a otro es cada vez más complicado por las diferencias crecientes entre funcionalidades, de modo que a medida que más gente se suscriba, los dos servicios competirán entre sí más duramente. Los nuevos suscriptores que consigan a partir de ahora ambos servicios pueden ser los más importantes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios