Publicidad

EyeDrive, así es el sistema que Apple usa para recoger los datos de Apple Maps y perfeccionar la conducción autónoma
Servicios Apple

EyeDrive, así es el sistema que Apple usa para recoger los datos de Apple Maps y perfeccionar la conducción autónoma

Apple tiene una flota de vehículos que recogen datos para Apple Maps. Paralelamente tiene otra flota de vehículos con los que está probando y perfeccionando la conducción autónoma. ¿Y qué tienen en común? EyeDrive, el sistema de recogida de datos y control de la navegación que los operadores de los vehículos usan para desarrollar su función. Un sistema del que poco sabíamos, hasta hoy.

Hardware específico y un iPad para controlarlo

Hardware

Los coches que usa Apple para recopilar información para Apple Maps están equipados con un hardware específico, como salta a la vista cuando nos los cruzamos por la calle, pero hasta ahora poco sabíamos del software que se utilizaba.

Hace algo más de un año en Applesfera dimos la noticia en exclusiva de que los coches de Apple Maps utilizaban un Mac Pro en el maletero para procesar los datos. Ahora 9to5mac aporta nuevos detalles sobre las herramientas internas y los procedimientos de los equipos responsables de los vehículos.

Un Mac Pro de 2013 para procesar todos los datos en tiempo real y cuatro memorias SSD de 4 TB para guardarlos.

Los coches elegidos para la recolección de datos de Apple Maps son de la marca Subaru, modelo Impreza, y reciben internamente el nombre de "Ulysses". En estos vehículos Apple monta una torre en la que ubica varios sensores LiDAR, a la vista tres, así como un sistema de cámaras de alta resolución y lentes marca Zeiss. Todos los datos recogidos, tras procesarse en tiempo real en un Mac Pro de 2013, son visibles desde la unidad EyeDrive, un iPad modificado y con la app del mismo nombre.

En la aplicación el operador puede ver en directo la información capturada y comprobar así que el proceso se realiza correctamente. Además, es la app quien guía al equipo por las diferentes calles y les indica dónde recoger los datos. Una zona ya recogida se marca con una línea verde y el operador puede informar a Apple de calles a las que no han podido acceder por diferentes motivos.

El equipo, compuesto de un conductor y de un operador, debe empezar a recoger datos cuando el sol está a 30 grados de elevación y parar de nuevo cuando por la noche está a la misma altura. Al parecer una elevación inferior causa que la luz interfiera con los sensores LiDAR. La recogida de datos tiene que realizarse cuando las condiciones meteorológicas son buenas para asegurarse de que todas las imágenes son de una iluminación y colores similares.

Olot

Antes de empezar la jornada de trabajo el equipo inspecciona el coche y todos los sistemas por completo y repite el mismo proceso cuando se aparcan para pasar la noche. Apple subcontrata diversas ubicaciones donde guardar los vehículos a través de empresas intermediarias para mantener los coches anónimos y seguros. Cada vehículo cuenta con cuatro almacenamientos SSD de 4 TB cada uno que normalmente se llenarían con una semana de datos, aunque Apple utiliza UPS para recoger estos discos diariamente, al final de la jornada.

En cuanto a los coches de conducción autónoma, que en este caso son de la marca Lexus, tenemos bastante menos información. Reciben el nombre en clave de "Tyche" y utilizan la misma app EyeDrive en una configuración diferente.

Por ahora el rediseño con más información de Apple Maps se ha centrado en Estados Unidos y en otros países concretos, como por ejemplo Japón o Irlanda, pero pronto debería llegar a España. Apple anunció que el rediseño se expandiría al resto del mundo durante el año próximo, así que pronto podremos disfrutarlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios