Publicidad

"Necesitas un mando para jugar a este juego": ¿un paso interesante o un sacrificio para Apple Arcade?
Servicios Apple

"Necesitas un mando para jugar a este juego": ¿un paso interesante o un sacrificio para Apple Arcade?

Publicidad

Publicidad

Aún no sabemos si el negocio de Apple Arcade está siendo rentable para la compañía, pero de momento las sensaciones por parte de usuarios y medios son buenas. El precio de la suscripción es razonable para quien juegue frecuentemente con sus móviles (más si se reparte entre hasta seis miembros familiares), y se agradece poder librarnos de negocios freemium que rozan lo abusivo.

Otra ventaja especialmente buena para quien tenga su casa llena de dispositivos Apple es la intercompatibilidad: todos los juegos de Apple Arcade son compatibles con iPhone, iPad y tvOS siempre que lleven las últimas versiones de sus sistemas operativos instaladas. Quiero centrar la atención precisamente en tvOS, pieza que puede ser clave para la evolución de Apple Arcade.

Apple puede dar más pasos... si es que quiere darlos

Img 0039

El que los juegos de este servicio de suscripción tengan que ser compatibles con todos los dispositivos de Apple implica algo importante: deben poder ser jugados a través de una pantalla táctil (pequeña o grande) y además también desde el Siri Remote de los Apple TV. Los desarrolladores han dado con interfaces de jugabilidad muy bien pensadas para poder cumplir este requisito, pero sigue habiendo una brecha con el mundo del gaming más acostumbrado a consolas dedicadas.

Dicho de otro modo: Apple Arcade es una muy buena idea que puede allanar el camino para que los juegos móviles den un paso de gigante, pero sigue siendo un modo un tanto difícil para que títulos independientes o de grandes estudios de desarrollo acepten estar ahí. Quizás ese no es el objetivo de Apple, quizás Tim Cook simplemente quiere tener su propio ecosistema de videojuegos mientras deja que Sony, Nintendo y Microsoft se sigan peleando por los grandes indies y los llamados AAA Games.

La experiencia que me hace pensar eso es haber jugado recientemente a juegos como Legend of Zelda: Link's Awakening, Hollow Knight o WarGroove en una Nintendo Switch. Son juegos que podrían ejecutarse en pantallas como la de un iPhone o un iPad, pero sus controles serían demasiado complicados y confusos en una pantalla táctil.

Un buen ejemplo de esto es Binding of Isaac: el juego está disponible en iOS y iPadOS, pero es mucho más difícil ganar con los controles táctiles que usando un teclado en la versión para Windows/macOS o un mando de videoconsola. Otro buen ejemplo: pocos son los que ganan partidas al Fortnite desde su iPhone o iPad. Los profesionales se decantan a los mandos o a los teclados y ratones. Podemos hablar de que hay un cambio generacional y que a lo mejor a la larga las pantallas táctiles prevalecerán, pero francamente no veo algo como los mandos llenos de botones desapareciendo. La PS5 los seguirá llevando y además incorporarán cosas como controles tápticos, sin ir más lejos.

¿Y si admitimos el uso del mando como algo obligatorio en algunos juegos?

¿Qué puede hacer Apple para poder dar la bienvenida a esos juegos que se juegan mejor con un mando? Bueno, el primer paso está hecho: hacerse compatible con esos mandos. Puedes conectar los de la PS4 y los de la XBOX One S a dispositivos iOS y tvOS, y Apple incluso se ha puesto a vender esos mandos oficialmente desde su propia tienda oficial.

Pero un segundo paso para llegar a ese sueño de equiparar a Apple como otra gran plataforma de videojuegos puede ser dejar de exigir controles táctiles. O lo que es lo mismo: dar vía libre a los grandes juegos de las grandes consolas añadiendo un aviso simple: "necesitas sí o sí un mando para jugar a este juego". Fijémonos en Stadia: cuando adquieres el pack básico se incluye un mando, nada menos.

Poder lanzar juegos que obliguen a usar un mando puede dar vía libre a la llegada de esos grandes juegos de éxito que aún no están en las plataformas de Apple. Los Call of Duty completos, Fortnite en tvOS, juegos como Wargroove o Hollow Knight, futuros bombazos como Death Stranding y CyberPunk 2077... si ya hay quien carga con una Nintendo Switch con sus mandos en una mochila no me cabe duda que habrá quien viaje con un iPad y un mando de juegos.

Puede entonces ocurrir que con los grandes juegos el precio de Apple Arcade tenga que subir (si es que esos juegos se incluyen en la suscripción), pero bastaría con ofrecer varias suscripciones dependiendo de los juegos que quieras probar. 4,99 euros para el catálogo de juegos enfocados a lo móvil y una mensualidad más cara para las "grandes producciones". Stadia costará 9,99 euros en su modalidad para ver los juegos en 4K, sin ir más lejos.

Ya estoy hablando de cambios muy grandes, pero no dudo en que si Apple se ha planteado ir de frente contra la PS5 y la XBOX algo así puede estar encima de la mesa de más de un despacho. Apple Arcade presume de estar cambiando las reglas de los juegos móviles, pero en el futuro tiene potencial de cambiar las reglas de toda la industria del gaming. Posibilidades para acabar con la sensación de que "los juegos en móvil son más básicos" no le faltan.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir