Publicidad

El reto de Apple TV+: producir contenido europeo en 2020 para cumplir con la Directiva Audiovisual
Servicios Apple

El reto de Apple TV+: producir contenido europeo en 2020 para cumplir con la Directiva Audiovisual

Publicidad

Publicidad

El lanzamiento de Apple TV+ está previsto para el 1 de noviembre. El nuevo servicio ofrecerá nada más lanzarse un catálogo de nueve piezas de contenido entre series, programas, películas y documentales. Aunque se planea que vaya creciendo con el paso de los meses, Apple aún no ha divulgado sus planes para cumplir con la Directiva Audiovisual propuesta por la Comisión Europea hace unos años.

Según esta directiva, las empresas de streaming deberán incorporar en sus catálogos un mínimo de un 30% de contenido producido en el continente. Algo que podría ser un auténtico reto para Apple.

Directiva Audiovisual: Apple y el resto de 'streamers' tienen hasta 2020

atv+

Las normas europeas dan a los estados miembros 21 meses para incorporar la directiva europea en su legislación nacional. En este caso, eso significa que tienen hasta el 19 de septiembre de 2020, lo cual da a los streamers menos de un año para cumplir con su cuota una vez que los detalles se divulguen a finales de 2019. Es más, 2020 es el límite externo: los países miembros pueden aplicar la directiva y su 30% de cuota antes de la fecha.

En un artículo de Variety a finales del año pasado conocíamos el arranque de esta directiva europea. Como indica el artículo, todas las compañías que ofrezcan un servicio de streaming en suelo europeo deberán cumplir con esta nueva legislación. Esto incluye a Netflix, HBO o Prime Video, pero también a las empresas que aspiran a lanzar su servicio de forma inminente, como Disney o Apple.

El sistema para valorar la cuota de contenido europeo es desconocido. Se especula con que esté basado por número de títulos o número de horas totales. Sin embargo, el primero beneficia a las producciones cortas como películas, documentales o cortos perjudicando a las series, mientras que la segunda beneficia a las series duraderas con capítulos más largos perjudicando a las películas. Tampoco se especifica si el 30% debe ser a nivel europeo o nacional, siendo el segundo mucho más difícil de acatar. Es de esperar que haya un sistema de cuota que tenga en cuenta ambos parámetros o que se calcule de una manera más adecuada.

Además de esta directiva, las empresas de streaming de contenido tendrán que cumplir con leyes nacionales independientes. En Variety mencionan la francesa, que requiere que un 16% de los ingresos generados sean destinados a la inversión en contenido local o europeo. En España, una ley similar pone ese porcentaje en el 5% y solo se aplica a cadenas privadas. Este punto está muy discutido por estas compañías ya que consideran que también debe aplicar a las empresas con servicios como el de Amazon o Netflix que funcionan en España, con independencia de dónde proceden.

No sería extraño que junto con la aplicación de la Directiva Audiovisual, este tipo de leyes se modifiquen para incluir a los streamers.

Apple TV+ y el desafío de la Directiva Audiovisual

Con Apple TV+, la compañía aspira a crear un catálogo de contenido propio. Además del inicial, Apple busca ir añadiendo más títulos con el paso de los meses en un esfuerzo que se calcula alrededor de los 7.000 millones de dólares repartidos en varios años. En contraste, Netflix planea invertir unos 15.000 millones de dólares solo en 2019. Aunque Apple pretende seguir una estrategia centrada en la calidad más que en el número (estrenando títulos en cines para poder presentarse a premios como los Oscars), los de Cupertino tienen en la directiva europea un desafío importante.

Otras compañías como HBO, Netflix y Prime Video adquieren los derechos de títulos nacionales ya producidos que cuentan como válidos de cara a la cuota. Pero Apple no planea incorporar contenido de terceros que pudiera contabilizar de cara a la cuota. Más aún si se determina que cada país debe aplicar la cuota del 30% de contenido de manera individual (de un catálogo de 20 títulos, ¿serían suficientes 6 producciones europeas o 6 por cada país en el que opere?).

Esta directiva busca favorecer la producción europea, donde gigantes como Netflix ya llevan tiempo creando series y películas autóctonas y tienen más a su alcance cumplir con ella

El obstáculo para Apple TV+ es evidente. Sobre todo teniendo en cuenta que el contenido tarda bastante tiempo en producirse y que el buscado por Apple no es fácil de crear (Variety indica que hay al menos 3 producciones europeas en marcha). Esto podría acarrear el riesgo de tener que bajar el listón de calidad para poder cumplir con la cuota de producción local impuesta por la Unión Europea.

Esto es una cuestión que no afecta solo a Apple sino también a cualquier servicio que aspire a funcionar en la Unión Europea. Si una startup de fuera del continente con presupuesto limitado intenta ofrecer su servicio en Europa, no podría asumir los costes de entrada al mercado y los europeos perderíamos una opción adicional. Favorecer la aparición de alternativas competitivas siempre ha sido un punto que se aspira a proteger desde la Unión.

Es por eso que tal vez la solución se encuentre en una forma de calcular la cuota que tenga en cuenta la base de suscriptores de pago, ingresos totales, número y duración de títulos, etc. En los próximos meses deberían detallarse todos los requerimientos de esta cuota establecida por la Directiva Audiovisual. Veremos entonces cómo afecta a servicios como Apple TV+.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir