Apple Silicon puede devolver el Mac a sus clásicos cuadrantes consumidor-profesional
Mac sobremesa

Apple Silicon puede devolver el Mac a sus clásicos cuadrantes consumidor-profesional

Ya tengo cierta edad, y eso hace que recuerde cómo Apple saltó de sus aburridos Performa a los coloridos iMac que transformaron los ordenadores de la compañía para siempre. Es obvio que los nuevos iMac con chip M1 buscan recuperar esa época en la que todo el mundo pasó a reconocer un ordenador de Apple sólo por esos colores.

Sin embargo, el chip M1 y lo que podríamos ver en un futuro cercano no sólo puede devolvernos a esa época a través de los colores: la gama entera de los Mac puede verse simplificada a lo que Steve Jobs clasificó en cuatro cuadrantes por tipo de usuario y tipo de ordenador.

General, pro, portátil y sobremesa, no necesitamos más

Esos cuadrantes son los que puedes ver en la imagen de cabecera. En un eje tienes al usuario general (consumer) y al usuario profesional (pro). En otro eje tienes el ordenador de sobremesa y el portátil. Cuatro grandes categorías que abarcaban toda la demanda: portátil general, portátil pro, sobremesa general y sobremesa pro.

¿Cómo se diferenciaban esos ordenadores? Fácil: los sobremesa y portátiles orientados al consumo general eran más simpáticos, económicos y con una buena gama de colores. Los ordenadores profesionales eran más grises, serios, caros y potentes. Quizás el nuevo iMac de colores sea el primer paso del regreso de ese esquema.

Esto encajaría también con el rumor que ha aparecido este fin de semana de la mano de Jon Prosser: los próximos MacBook Air se venderían también en varios colores. Tendríamos los iMac y MacBook Air para consumo general en colores y equipados con el chip M1. Faltarían las versiones de gama alta (el iMac más potente y con más pantalla, los MacBook Pro más grandes y caros) en colores más serios. Vendrían equipados con un chip M1 mejorado, un 'M1X', o quizás ya incluso con un 'M2' dependiendo de cómo quiera orientar Apple su propia arquitectura.

Quizás ese cuadrante se amplía de algún modo: el Mac mini sigue siendo un ordenador para consumo más bien general y ahí está, en gris y sin cambio de diseño de momento. Y recordemos que hay rumores de no un sólo Mac Pro, sino dos modelos diferentes que variarían en tamaño.

Pero aún así, estaríamos ante una gran simplificación respecto a los varios modelos y configuraciones que teníamos en la época de Intel. Sólo hace falta pensar que ahora mismo el iPad Pro, el Mac mini, el iMac, el MacBook Air y el MacBook Pro no sólo comparten el mismo chip: comparten también el mismo modelo de chip. Misma potencia, mismas opciones de memoria... jamás había ocurrido algo así.

Tras la llegada de los nuevos iMac, ahora empieza el turno de las gamas altas de los Mac. Seguramente lo empecemos a ver este otoño, aunque tampoco descartaría alguna sorpresa en la WWDC21. Estaremos atentos a los rumores.

Temas
Inicio