Compartir
Publicidad
Publicidad

Benchmarks de los nuevos equipos de sobremesa de Apple

Benchmarks de los nuevos equipos de sobremesa de Apple
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gente de Primate Labs ha elaborado una serie de benchmarks con los nuevos iMac y Mac mini para ver su rendimiento real en comparación con las anteriores generaciones. Para ello han utilizado la aplicación Geekbench, que tan solo mide el rendimiento de la memoria y el procesador de modo que equipos con el mismo procesador pero diferente tarjeta gráfica obtienen la misma nota.

Las conclusiones generales pueden resumirse en que no se han producido grandes mejoras (al menos en lo que a capacidad de proceso se refiere, las gráficas como digo son harina de otro costal). Cuando la velocidad es la misma entre ambos sistemas, como en la nueva configuración base de iMac a 2.66 GHz y la antigua configuración media, la diferencia es practicamente inapreciable. Incluso el nuevo iMac a 2.93 GHz que reemplaza al modelo de 2.8 GHz solo supone un 5% de mejora respecto al anterior.

En cuanto al Mac mini, el porcentaje de mejora alcanza el 7%, poca cosa teniendo en cuenta que entre ambos procesadores existen dos generaciones de la arquitectura Core 2 así que parece que habrá que esperar a que Intel lance los “Calpella” (la versión para portátiles y equipos como el mini de la arquitectura “Nehalem”) para dar el siguiente salto en rendimiento. A riesgo de repetirme, estas cifras (que encontraréis detalladas a continuación junto algunos datos del Mac Pro) no implican que los nuevos equipos constituyan una mala elección, sencillamente ponen de manifiesto que Apple ha centrado la actualización en la mejora de las gráficas (hasta cinco veces más potentes como en el caso del mini), probablemente preparando el terreno para el lanzamiento de Snow Leopard y su OpenCL.

Por otro lado, y aunque aún no existen más benchmarks de los Mac Pro que los proporcionados por Apple utilizando la configuración más alta, MacRumors ha realizado una extrapolación de estos datos al resto de la gama para calcular el rendimiento aproximado (nuevamente de la CPU, no de la GPU) y su valor equivalente respecto al antiguo 8-core “Harpertown” a 2.8 GHz configurado con 4 GB más para alcanzar los 6 GB de los nuevos octo:

Antiguo 8-core 2.8 GHz (2.449 euros)
Rendimiento: 1x. Precio: 1x. Rendimiento/Precio: 1x (Modelo de referencia)

Antiguo 8-core 3.0 GHz (4.699 dólares)
Rendimiento: 1.07x. Precio: 1.27x. Rendimiento/Precio: 0.84x

Antiguo 8-core 3.2 GHz (5.899 dólares)
Rendimiento: 1.14x. Precio: 1.54x. Rendimiento/Precio: 0.74x

Nuevo 8-core 2.26 GHz (2.899 euros)
Rendimiento: 1.15x. Precio: 1.12x. Rendimiento/Precio: 1.03x

Nuevo 8-core 2.66 GHz (4.159 euros)
Rendimiento: 1.35x. Precio: 1.60x. Rendimiento/Precio: 0.84x

Nuevo 8-core 2.93 GHz (5.239 euros)
Rendimiento: 1.49x. Precio: 2x. Rendimiento/Precio: 0.75x

Tendremos que esperar a las pruebas reales para salir de dudas pero a priori creo que el nuevo modelo base de dos procesadores es la mejor opción en relación calidad/precio… a menos que localicéis el antiguo con algún descuento interesante y no confiéis demasiado en los beneficios que aportará OpenCL a las aplicaciones que utilizáis en vuestro día a día.

Vía | Appleinsider y MacRumors

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos