Compartir
Publicidad
Publicidad

El Mac mini, otra baza de Apple para luchar contra Windows 7

El Mac mini, otra baza de Apple para luchar contra Windows 7
Guardar
171 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que parece que Apple ha entrado en la guerra contra Microsoft pegando primero con algunos anuncios para la televisión, estrategia que puede salirle más o menos bien a la hora de ganar cuota de mercado, creo que Apple tiene otro as en la manga, un as pequeñito en tamaño pero que puede dar bastante juego. Me refiero al Mac mini, con un lavado de cara (o mejor dicho interno) en la última actualización presentada el martes pasado, y que creo que es un ordenador más que interesante para posibles personas que se estén pensando dar el salto a Mac.

El otro día mi compañero Miguel os contaba la estrategia diseñada por Apple para contrarrestar la salida de Windows 7, un sistema operativo que según cuentan las personas que lo han probado, ha dado un salto cualitativo importante. Y mi compañero Aitor os contaba las bondades del Mac mini en versión server, frente a servidores de la competencia.

Yo creo que la presentación de la semana pasada de un Mac mini nuevo no es fruto del azar, sino que forma parte de la estrategia. De hecho, cuando apareció el primer Mac mini, Apple nos lo vendía como un ordenador de entrada al mundo Mac y destinado a los posibles switchers. Ahora, con la aparición de Windows 7, muchos usuarios querrán acercarse al mundo Apple, pero con el escenario económico mundial muchos de los que darán el paso no lo darán por puertas grandes (véase iMac u otros ordenadores de Apple), sino por la puerta “pequeña” del mini, por decir algo, porque el mini es un señor ordenador tanto en prestaciones como en precio.

Otro motivo por el que considero que el azar no ha tenido nada que ver con la actualización del Mac mini, es que el pequeñin de Apple es el ordenador que menos actualizaciones ha tenido desde su aparición (sin contar el Macbook Air), y mucha casualidad tiene que ser que la última sea precisamente ahora, justo antes de la llegada de Windows 7.

El precio de Windows 7 en su versión más barata es de 199 euros, el Mac mini más básico cuesta en España 549 euros e incluye Snow Leopard. Una posible alternativa, el Dell Studio Hybrid, sale bastante más caro en una configuración similar, algo menos de 700 euros, (incluyendo Vista, todavía no están las configuraciones con Windows 7 en la página de Dell).

Yo creo que el Mac mini recién remozado es como un peon de ajedrez bien posicionado en el tablero, pequeñito pero matón y, junto con la actualización del Macbook (aunque éste juegue en la liga de los portátiles y no de los sobremesa), va a ser un arma fundamental en la batalla por la cuota de mercado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos