Publicidad

Este usuario se reencuentra con su Apple IIe tras 30 años guardado en el desván y... ¡sigue funcionando!
Mac sobremesa

Este usuario se reencuentra con su Apple IIe tras 30 años guardado en el desván y... ¡sigue funcionando!

Publicidad

Publicidad

Esta es una de esas historias fascinantes que no se ven todos los días. Un usuario de Twitter llamado John Pfaff ha compartido cómo se encontró con un Apple IIe que llevaba guardado varias décadas en el desván de casa de sus padres. Por curiosidad lo encendió el equipo y metió un disco de un juego. Inmediatamente (o lo más rápido que puede ir un ordenador con más de 30 años) le preguntó si quería continuar una partida guardada. Y ahí es donde comenzó su paseo por los recuerdos.

Un ordenador Apple que sigue funcionando 30 años después

Apple II, Apple II Plus y Apple IIe, esas fueron las tres generaciones del modelo que nos ocupa. En el caso de John Pfaff, se trata del Apple IIe en el que la "e" significa "mejorado" en inglés ya que traía varias características de serie en vez de mediante expansiones o adiciones externas.

Apple Ii Un Apple II, el modelo anterior al que muestra John Pfaff en su cuenta de Twitter.

Para probar el funcionamiento de su vieja máquina, John Pfaff introdujo el disco del juego Adventureland. Un título muy conocido en aquel entonces y que le pidió seguir con la partida guardada hace 30 años. Como si no hubiera pasado el tiempo.

Aventureland fue lanzado inicialmente en 1978 como una aventura gráfica de texto. Durante los siguientes años llegó a juntar hasta 13 títulos diferentes, todos basados en la búsqueda de objetos que después se utilizan en la propia historia para desbloquear y avanzar.

También ha probado juegos de basket 1 a 1 como el que aparece en el tweet superior, aunque no encontró los joysticks que permiten jugar más cómodamente.

Este es uno de los discos de 5,25 pulgadas que utilizaba el Apple IIe. El padre de Pfaff escribió a máquina todas las etiquetas del software compatible con este equipo, aquí podemos ver uno que guardaba los trabajos que hizo en el instituto en 1989.

Y aquí una muestra de cómo eran los gráficos y sonido en un equipo de hace treinta años (es necesario darle al play y tener el sonido activo para escuchar el video). En aquel entonces, los monitores eran monocromos y mostraban únicamente los objetos en verde. Una posterior evolución tecnológica permitía variar la intensidad de ese único color, pudiendo jugar con sombras y movimientos de forma más efectiva.

Desde luego, resulta muy llamativo que un equipo con 30 años a sus espaldas siga funcionando perfectamente. Y más aún que los discos magnéticos no hayan sufrido un deterioro de los datos que almacenan. Equipos tan antiguos ya solo se encuentran en subastas por varios miles de dólares (a veces cientos de miles) o en museos como el de Cáceres o el de Praga.

Así que ya sabes. Si tienes un equipo en el trastero, desván o escondido en el fondo de un maletero olvidado, es el momento de comprobar si sigue en funcionamiento.

Imagen de portada | Pratyeka

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir