Trucazo para conectar tu iPhone al WiFi de un amigo o familiar sin tener que saber su contraseña

Trucazo para conectar tu iPhone al WiFi de un amigo o familiar sin tener que saber su contraseña
4 comentarios

Si bien las redes móviles son prácticamente omnipresentes, nuestro uso de las redes Wi-Fi sigue siendo muy importante. Por ello, es más que común que cuando llegamos a ciertas ubicaciones, preguntemos por la contraseña de la red para poder conectarnos. Lo que ocurre es que, la respuesta, no siempre está clara y disponible, pues la contraseña de las redes, incluso las nuestras, puede acabar algo olvidada.

Ante este panorama planteémonos cómo conseguir la clave Wi-Fi de la casa de un amigo sin tener que preguntarla. Un recurso —recursos, de hecho— bastante simple que nos permite conectar nuestro iPhone en segundos de la forma más fácil posible.

Conectados sin preguntas en solo unos segundos

Tenemos varios recursos a la hora de conectarnos a una red Wi-Fi sin tener que pedir la contraseña en sí. La más fácil es que alguien que ya esté conectado con su iPhone nos comparta el acceso. El acceso, ojo, que no la contraseña, aunque luego podamos consultarla. Este sistema se apoya en AirDrop para transferir las credenciales de acceso de forma segura e invisible. Conectarnos así a la red de un amigo o familiar requiere estos pasos:

  1. Desbloqueamos un iPhone o iPad con acceso a la red Wi-Fi.
  2. Desde nuestro iPhone iniciamos la conexión a la red entrando en Ajustes > Wi-Fi y luego seleccionando la que nos interesa.
  3. Tocamos en Compartir contraseña en el aviso que sale en el primer iPhone o iPad.

Así de simple. Tras aceptar compartir la contraseña, nuestro iPhone quedará conectado al momento. A partir de ahí la contraseña se sincronizará también con nuestro iPad y nuestro Mac, por lo que podremos conectarlos siempre que lo necesitemos.

Una segunda alternativa para acceder al WiFi de un amigo o familiar

El segundo recurso a tener en cuenta a la hora de conectarnos a la red Wi-Fi de un amigo o familiar es utilizar la cámara de nuestro iPhone. Quizá ir al router y darle la vuelta para empezar a escribir un montón de números y letras en nuestro iPhone no es la opción más cómoda, pero sí escanear rápidamente un código QR en el frontal o lateral del router.

Es posible compartir la contraseña de nuestro Wi-Fi creando un código QR y este código podemos escanearlo en el iPhone para conectarnos a la red. Antes de nada, eso sí, asegurémonos de que en Ajustes > Cámara la opción Escanear códigos QR está activada. Hecho esto, tan solo debemos apuntar con la cámara de nuestro iPhone al código en cuestión y tocar Acceder para estar en la red en unos segundos.

Partimos del supuesto de que, si preguntáramos a nuestro amigo o familiar por la contraseña, la respuesta sería afirmativa, por supuesto. Aquí no hablamos de entrar ilegalmente en una red, pero sí de evitar una mirada llena de dudas al pedir una contraseña. Tal como podemos ver, nuestro iPhone nos ofrece varias opciones para estar conectado en segundos sin preguntar a nadie.

Temas
Inicio