Esto es lo que podemos hacer cuando nuestro Mac no quiere salir del salvapantallas sin tener que reiniciarlo
Tutoriales

Esto es lo que podemos hacer cuando nuestro Mac no quiere salir del salvapantallas sin tener que reiniciarlo

El salvapantallas de nuestro Mac ya no tiene la labor de proteger nuestro monitor durante los períodos de inactividad, pero sí que aporta un toque de color y, sobre todo, evita que otras personas puedan ver qué estamos haciendo en nuestro Mac mientras estamos ausentes. Hasta aquí todo bien, lo divertido empieza cuando nos sentamos delante del Mac y, por el motivo que sea, el salvapantallas se niega a desaparecer.

Cuatro recursos antes del reinicio

Afortunadamente, tenemos varios recursos que poner en práctica para cuando esto ocurre. Vaya por delante que esta situación no es, ni mucho menos, común, y que un simple reinicio soluciona el error, pero lo que queremos evitar es, justamente, pasar por ese reinicio. Queremos solucionar la situación de forma poco disruptiva. Esto es lo que podemos hacer:

  1. Si nos encontramos delante de un MacBook lo mejor que podemos hacer es bajar la tapa, esperar unos 15 segundos, y volver a abrirla. Tras esto un toque en cualquier tecla debería llevarnos al escritorio, sin más.
  2. Otra opción es bloquear la pantalla, algo que podemos hacer también en un MacBook y que usaremos como primer recurso en los Mac sin monitor integrado. Para bloquear la pantalla presionamos Comando (⌘) + Control (⌃) + Q. Acto seguido presionamos la tecla esc para apagar la pantalla y pasados unos 15 segundos presionamos cualquier tecla para entrar en nuestro Mac.
  3. Si esto tampoco funciona podemos mantener presionado el botón de arranque del Mac para ponerlo en reposo. Para ello lo mantendremos presionado solo un par de segundos, si lo aguantamos más lo apagaremos. Tras el reposo y 15 segundos de espera deberíamos poder volver a usar nuestro Mac.
  4. La siguiente opción ya es algo más contundente, en este caso presionaremos Comando (⌘) + Shift (⇧) + Q y a continuación Intro para cerrar la sesión. Luego iniciaremos sesión normalmente.
  5. Por último, si nada de esto funciona, lo más fácil será reiniciar el Mac. Sí, toma algo de tiempo y puede que tengamos que volver a abrir las apps que estábamos usando, pero esto soluciona definitivamente el error. Para ello simplemente mantenemos presionado el botón de encendido durante unos 10 segundos, hasta que el ordenador se apague, y luego volvemos a encenderlo.

Como ya hemos dicho al principio, lo cierto es que se trata de una situación muy poco común. Pero bastante molesta cuando, a veces, ocurre. Una situación que, dependiendo de qué labor estuviéramos llevando a cabo con el Mac querremos resolver sin tener que acudir a un reinicio, al final, no todas las apps cuentan con guardado automático de la información.

Si la situación se repitiera, más allá de algún caso muy puntual, la recomendación pasaría por revisar si tenemos alguna actualización pendiente de instalar, especialmente en los sistemas operativos más antiguos. Como cualquier error ocasionado desde el software, siempre tenemos la tranquilidad de que la solución está a nuestro alcance.

En todo caso, si nos hemos ausentado del escritorio por cinco minutos y al volver el Mac parece querer estar de vacaciones, ahora tenemos algunos recursos con los que poder continuar trabajando con él rápidamente.

Imagen | Quaritsch Photography

Temas
Inicio