Esto es lo que podemos hacer si nuestro iPhone no aparece en el Finder de nuestro Mac
Tutoriales

Esto es lo que podemos hacer si nuestro iPhone no aparece en el Finder de nuestro Mac

Igual que hace unos años hacíamos en iTunes, es a nuestro Mac al que ahora acudimos para realizar una copia de seguridad local de nuestro iPhone o iPad, actualizar su software o realizar una restauración completa. Operaciones que podemos hacer directamente desde el mismo dispositivo, sí, pero que si queremos hacer en el Mac lo primero que debe pasar es que dicho dispositivo aparezca en Finder.

Varios recursos para poder acceder a nuestro iPhone o iPad cómodamente

Hay varios motivos que pueden llevar a nuestro iPhone o iPad a no estar presente en la barra lateral justo cuando queremos sincronizarlo a través de Finder. Afortunadamente, la mayoría de ellos tiene un arreglo fácil. Esto es lo que podemos hacer:

  1. Desbloquear el iPhone: Para que nuestro iPhone confíe en nuestro Mac por primera vez es necesario desbloquearlo. Para asegurarnos de que esto ocurre así es buena idea desbloquear nuestro iPhone y enchufarlo solo mientras vemos la pantalla de inicio en él.
  2. Configurar apropiadamente la barra lateral del Finder: En la barra lateral del Finder hay muchos elementos. Si nuestro iPhone o iPad no aparece lo mejor es que repasemos que no estén ocultos. Para ello simplemente elegimos Preferencias en el menú Finder, entramos en la pestaña Barra lateral y marcamos CDs, DVDs y Dispositivos.
  3. Forzar la salida de Finder: Algunas veces Finder simplemente no reconoce el dispositivo. En estos casos lo mejor es forzarle la salida y volver a abrirlo. Para ello simplemente presionamos Comando (⌘) + Option (⌥) + esc, seleccionamos Finder en la lista y tocamos Reiniciar.
  4. Cerrar otras apps que pudieran interferir: Otras apps, como Xcode, Música o Captura de imagen (para transferir las fotos al Mac), por citar solo tres ejemplos, pueden haber establecido una conexión con el iPhone o el iPad que evite que Finder pueda mostrarlo. No es común, pero, para asegurarnos, lo mejor es que hagamos clic secundario sobre sus iconos en el Dock y elijamos Salir.
  5. Reiniciar el iPhone y el Mac: Un recurso que siempre nos será útil. Tras un reinicio es muy probable que Finder reconozca nuestro iPhone o iPad al momento.
  6. Confiar en el ordenador: La primera vez que conectamos un iPhone o iPad a un Mac debemos confirmar que el dispositivo puede confiar en el ordenador. Esto lo haremos eligiendo Confiar en este Ordenador en el cuadro de diálogo que aparece.
  7. Comprobar que realmente confiamos en el ordenador: Si no recordamos haber confiado en el ordenador o nos hemos equivocado de opción al ser preguntados, podemos restablecer el historial de confianza. Esto lo haremos abriendo la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad, entrando en General, tocando en Transferir o restablecer el iPhone, tocando en Restablecer y eligiendo Restablecer localización y privacidad. Tras ello al enchufar el iPhone o iPad al Mac deberemos poder Confiar en este ordenador.
  8. Comprobar el cable de conexión: Si disponemos de él probemos a conectar otro dispositivo con el mismo cable o a usar otro cable para conectar el mismo dispositivos para descartar que el cable estuviera dañado.
  9. Comprobar si el Mac realmente ve el iPhone o el iPad: En el menú Apple () elegimos Acerca de este Mac y luego tocamos en Información del Sistema. En la barra lateral, tocamos en USB y comprobamos que en uno de ellos aparezca nuestro iPhone. De ser así lo mejor es que actualicemos el sistema operativo de ambos dispositivos. De no ser así debemos comprobar que el puerto USB funciona y que el cable que utilizamos es el adecuado.
  10. Restaurar las preferencias de Finder: Llegados aquí lo último que podemos hacer antes de restaurar tanto el iPhone como el Mac es borrar las preferencias del Finder. Para ello estando en una ventana del Finder presionamos Comando (⌘) + Shift (⇧) + G, pegamos “~/Library/Preferences/com.apple.finder.plist” (sin las comillas) y pulsamos Intro. Aquí buscamos el archivo com.apple.finder.plist y lo eliminamos. Vaciamos la papelera y reiniciamos el Mac.

Antes de optar por una restauración de los dispositivos lo mejor es que pidamos hora en una Apple Store para que puedan realizar un diagnostico al hardware y asegurarse de que todo está correcto. En la misma tienda podrán, si llegados a este punto seguimos sin ver nuestro iPhone o iPad en el Finder, ayudarnos con la restauración, si es necesaria.

Temas
Inicio