¡No hace falta que pongamos 15 alarmas! Así podemos asegurarnos de que cualquier alarma del iPhone va a sonar sin duda

¡No hace falta que pongamos 15 alarmas! Así podemos asegurarnos de que cualquier alarma del iPhone va a sonar sin duda
7 Comentarios

Usar el iPhone como despertador es de lo más habitual, y por supuesto damos por hecho de que la alarma sonará puntualmente, pero a veces, solo a veces, alguna circunstancia puede hacer que no suceda así. Sí, podemos poner 15 alarmas, pero la verdad es que podemos arreglarlo más fácilmente.

Cómo asegurarnos de que nada interfiera con nuestro despertador

Son varios los motivos que podrían hacer que la alarma de nuestro iPhone, o nuestro iPad, no sonara en el momento oportuno. Lo cierto, sin embargo, es que se trata de situaciones con muy fácil arreglo. Sigamos, por orden, estos tres pasos.

  1. Comprobar que el volumen de las alarmas es audible: podemos comprobar eso dentro de la app Ajustes, en Sonido y vibraciones comprobando que el deslizador Timbre y alertas tenga un volumen adecuado para lo que esperamos. A este respecto es buena idea que desmarquemos la opción de Ajustar con botones para evitar que, utilizando los botones del volumen, podamos bajar el volumen de las alarmas al querer bajar el volumen de la música, por ejemplo.
  2. Verificar que la alarma tiene un sonido asignado: pues nuestro iPhone nos ofrece crear una que solo use la vibración. Dentro de la app Reloj, tocando la alarma en cuestión, podemos entrar en Sonido para escoger uno que, en relación con lo que comentábamos en el punto anterior, se oiga claramente. Un ajuste similar a cuando usamos nuestra música de Apple Music como alarma o despertador en el HomePod.
  3. Comprobar que la alarma está activada: podemos tener muchas alarmas en la app Reloj, pero solo aquellas que tienen un indicador verde a su derecha están listas para sonar. Si hay una alarma programada, al desplegar el Control Center veremos aparecer el icono de un despertador en la parte derecha de la pantalla, otra comprobación a tener en cuenta.

Si tras seguir los tres puntos que acabamos de exponer las alarmas siguieran sin sonar, lo mejor que podemos hacer es reiniciar nuestro iPhone y también eliminar y volver a crear la o las alarmas que estén fallando. Algo a tener en cuenta es marcar una alarma para que se repita diferentes días, lo que haremos desde el apartado Repetir dentro de la configuración de la misma alarma.

Lo último que deberíamos comprobar es que no tuviéramos mal la hora. Es cierto que es algo poco común, pero llegados a este punto es buena idea que entremos en Ajustes > General > Fecha y hora y activemos Ajuste automático.

Como podemos ver, los recursos para asegurarnos de que nuestro despertador suene justo cuando esperamos que lo hagan, son bastante simples. Recursos que, sin embargo, es importante que tengamos presentes en algunos, aunque raros, casos.

En Applesfera | Cómo convertir un iPhone viejo en un despertador para la mesita de noche

Temas
Inicio