Nuestro iPhone también puede hacer fotos llamativas de la Luna con este pequeño truco

Nuestro iPhone también puede hacer fotos llamativas de la Luna con este pequeño truco
5 comentarios

Es muy probable que en alguna ocasión hayamos procurado fotografiar la Luna con nuestro iPhone. Los resultados obtenidos, incluso siguiendo nuestros seis consejos para hacer las mejores fotos, sin embargo, a veces distan mucho de los que esperaríamos. Esto se debe a una combinación de factores. Veamos, pues, cuál es una de las mejores formas de fotografiar nuestro querido satélite.

Un truco bastante creativo, pero con muy buenos resultados

Tal como nos cuenta Douglas Cortés en TikTok, hay un recurso que podemos utilizar para fotografiar la luna con una calidad bastante llamativa. Claro está que nada competirá con las cámaras profesionales que, entre otros, disponen de enormes objetivos y una gran cantidad de zoom, pero, en un momento dado, conseguiremos un resultado interesante. Lo haremos así:

  1. Abrimos la app Cámara en nuestro iPhone.
  2. Escogemos grabar un vídeo.
  3. En la parte superior derecha nos aseguramos (tocando para cambiarlo) que estamos grabando en resolución 4K y a 60fps.
  4. Apuntamos a la Luna y llevamos el zoom al máximo.
  5. Tocamos en la Luna que vemos en pantalla y, en el deslizador que aparece junto al autoenfoque, deslizamos hacia abajo para bajar el brillo de la toma.
  6. Empezamos a grabar el vídeo.
  7. Tocamos el botón blanco redondo de la parte inferior derecha para tomar una imagen estática.

Con esta curiosa combinación de pasos podremos conseguir unas tomas realmente llamativas. El motivo de ello no está tanto en la calidad de la imagen resultante, pues por ejemplo en un iPhone 13 Pro la foto tomada de esta forma pasa de los 12MP habituales a solo 8MP, pero en cómo el sistema aplica sus algoritmos para fotografía computacional.

El resultado es una imagen de una calidad ligeramente inferior, pero en la que los detalles están más claros, y las rugosidades de la superficie lunar son más visibles. Sí, podríamos probar a fotografiar en RAW, si nuestro iPhone es compatible, y luego hacer nuestra propia edición, es una opción. Una opción que, sin embargo, requiere bastantes más pasos y no necesariamente ofrece un resultado mejor. Mientras, con este simple recurso conseguiremos imágenes de lo más interesantes en solo unos segundos.

Temas
Inicio