Batman Arkham City Lockdown, el Caballero Oscuro llega a iOS: A Fondo

Síguenos

Batman Arkham City Lockdown, Pantalla de presentación en iOS

Hace mucho tiempo, un crítico de cine de un periódico nacional titulaba la crítica de la película “Batman vuelve” como “Batman, vuélvete por donde has venido” con un poco de mala sangre. Batman es uno de mis superhéroes favoritos y, gracias a las soberbias películas de Christopher Nolan y de los excelentes videojuegos Batman: Arkham Asylum y Batman: Arkham City en las consolas, hemos asistido a un segundo renacer del personaje. Buena falta le hacía al pobre. Cuando salió el juego de Batman: Arkham City Lockout para iOS tenía la esperanza de que la buena racha siguiera, sobre todo si se parecía a los últimos juegos del caballero oscuro. 

Hay muchas cosas que me han gustado de Batman: Arkham City Lockout, pero el juego tiene unas cuantas sombras muy negras, y no me refiero precisamente a que el señor de la noche vista de oscuro o que el juego transcurra cuando se oculta el sol. Tras el salto podéis ver mi valoración. 

No sé si será por alguna limitación de iOS, o por un planteamiento de esforzarse mucho en unas partes y poco en otras, pero el juego es algo agridulce. Por empezar por algún lugar, es un juego con una muy buena ambientación, pero sin embargo no hay historia detrás. Si B:ALC contase con alguna animación adicional, algún cómic entre fases, algún texto, un poco de desarrollo en la historia, sería otra cosa. Sin eso, el juego se queda en una sucesión de combates uno a uno. Nada que ver con el estupendo sistema de combate de Batman: Arkham City y Batman: Arkham Asylum, en el que Batman prácticamente hace una coreografía digna del Bolshoi mientras da estopa a diestro y siniestro. Aquí, el hombre murciélago se limita a dar sustos a los malos de turno y combatir contra ellos. 

Enemigo viendo las estrellas en Batman Arkham City Lockdown

Hablemos pues del sistema de combate. Es muy complicado trasladar un juego de lucha a una pantalla como la del iPad 2. Lo primero porque no hay respuesta táctil del controlador, lo segundo por el tiempo de respuesta. He decir que la papeleta está resuelta con honores. Batman da y pule cera mientras arrastramos nuestro dedo por la pantalla a derecha, izquierda y hacia arriba. Para esquivar, basta con tocar en cualquier punto de la pantalla. Para dejar a nuestros enemigos desconcertados, arrastramos nuestro dedo hacia abajo cuando éstos quieren darnos algún sopapo. Los malos a veces se enfurruñan porque Batman es mucho superhéroe, en cuyo caso sólo podremos esquivar sus golpes hasta que se les pase el cabreo. 

Entrenando al hombre murciélago en Batman Arkham City Lockdown

Para dar un poco más de variedad al asunto, algunos malos cuentan con armas automáticas, así que Batman, que tiene recursos para todo, cuenta con algunos trucos que podemos comprar gracias a los puntos de experiencia que vamos ganando a base de zurrar de lo lindo a diestro y siniestro. Tenemos un pequeño arsenal de trucos que podemos ir mejorando, como guantes eléctricos o bombas de humo entre otros gadgets. Así, si nos vemos apurados, podemos tirar alguno de ellos a nuestros enemigos. Asimismo podemos mejorar las habilidades del hombre murciélago y entrenarle para que pueda desenvolverse mejor en los combates. 

Batman Arkham City Lockdown, La Baticueva

Contamos con cuatro slots para guardar los progresos de sendos jugadores (menos mal que las empresas de videojuegos se han dado cuenta de que eran necesarios). Una vez que llegamos a la baticueva, podemos acceder a los niveles del juego, 16 en total más un breve tutorial. También podemos mejorar nuestro personaje como comentaba antes, y también acceder al guardarropa de Bruce Wayne para cambiarnos de traje. Lo malo es que cuestan dinero del de verdad (¿No era Bruce Wayne millonario?). Así, podemos cambiar nuestra apariencia para parecernos al personaje del dibujo animado Batman Animated Series, Batman Beyond o como el clásico del cómic “El retorno del caballero oscuro” por 0,79 euros cada uno. He de comentar que no me gustan nada, pero nada nada nada, las compras in-game de los juegos. Sin excepción. En fin, estos son los tiempos que corren.

Cómics, dónde están los que faltan?

El último apartado de la baticueva nos lleva al apartado de extras. Aquí podemos acceder al visor de biografías de ocho personajes, alguno de ellos que ni siquiera está en el juego todavía aunque figura como que aparecerá pronto en el mismo. También accedemos al sistema de logros del juego, así como a 16 fondos de pantalla que pueden guardarse en el carrete para su uso posterior. Cuando uno ya tenía perdida toda la esperanza en los extras, llega un lector de cómics incluidos. Pero, como no podíamos tenerlo todo, están incluidos los cómics 1, 6 y 7 de Arkham City, y no podemos añadir más ni siquiera comprándolos. ¿Será que van a ser gratis? ¿Si no es así, qué pasó con los números 2, 3, 4 y 5?  ¿Se los comió Catwoman?

Los gráficos del juego son realmente sobresalientes, gracias al motor Unreal Engine tenemos modelos con muchos polígonos y con una buena animación durante el combate, buenos escenarios y un nivel cercano al de las consolas. 

¿Cuál es mi valoración final? El juego se hace corto por dos motivos, el primero es que el nivel de dificultad es bastante bajo, incluyendo a los cuatro jefes finales. El segundo, que 16 niveles no dan para mucho. Una vez acabados, podemos volver a repetirlo todo con un mayor nivel de dificultad de los enemigos. Podrían haber incluido mini juegos con el batarang, juegos para mejorar las características de Batman, y un sinfín de cosas que se me ocurren. Soy bastante fan de Batman, pero pagar los 5 euros que cuesta sin un aliciente para repetirlo me hace replantearme si fue una buena compra. Al menos Infinity Blade, juego en el que se inspira, tiene una dificultad mucho mayor.  Eso sí, como el buen café, se disfruta bastante mientras dura (una tarde) gracias a sus gráficos y al sistema de combate.

Más información | Batman: Arkham City Lockdown
Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios