Compartir
Publicidad
Apple TV (2015), análisis: la revolución será televisada
Apple TV

Apple TV (2015), análisis: la revolución será televisada

Publicidad
Publicidad

Hace años que no veo la tele.

Y no se trata de un comentario que pretende ser intelectualoide. Me gustan algunos programas de televisión, adoro las series y el cine es una de mis grandes pasiones. Sin embargo, desde hace años algo ha cambiado a nuestro alrededor: pensamos que estamos cambiando de hábitos o dejando cosas de lado, pero en realidad estamos sustituyéndolas por otras, porque nuestro tiempo es limitado.

No se trata de que no me guste la televisión, sólo que ahora hay muchas otras pantallas que me parecen más interesantes. Es curioso como sucenden las cosas: la primera gran pantalla que entró en nuestras casas fue la que domina todos los salones, pero la tecnología ha impulsado a otras que llegaron mucho más tarde, y tuvieran más protagonismo. Los teléfonos inteligentes, los tablets, los relojes. Todo ésto significaba que estos dispositivos se volvían más inteligentes, aportaban más grados de información e interacción con el usuario. Mientras que la televisión siempre ha sido la caja tonta.

Las SmartTV que conocemos o son toscas, o tienen tiendas de aplicaciones mediocres; Apple TV y tvOS apuestan por hardware potente y un ecosistema de desarrolladores con experiencia en iOS

Ha habido intentos, durante todos estos años. Y es para pensarlo: las marcas – sobre todo desde la época de las SmartTV – tenían muy claro que la televisión debía ser interactiva, un dispositivo que traiga contenidos e información y aprenda de quien la ve. Había que aportar algo más, pero la ejecución de lo que conocíamos era terrible. Hace más de dos años lo comentaba: Apple sacará algo para la TV porque todos saben lo que tienen que hacer pero nadie lo está haciendo bien.

Me gustaría hablar con vosotros de lo que antaño fue un hobby de Apple, de esta sensación que tengo de volver a estar en 2007 con el nacimiento de algo enorme para una industria y de por qué – al fin – la televisión vuelve a interesarme.

Apple TV, análisis en vídeo

Un momento tan importante como el lanzamiento de este nuevo producto merece repasarlo con el detalle apropiado. Para ello, os hemos preparado un análisis en vídeo por sus principales características, para que veáis cómo funciona y cómo se comporta en nuevo Apple TV puesto en casa.

También tenéis disponible un pequeño conjunto de imágenes del producto, para que podáis revisarlas con detenimiento y observar cada detalle, no sólo del nuevo Apple TV sino también del Siri Remote.

Apple TV, bienvenido a casa

Apple Tv 2

Había muchas formas de hacerlo. Hemos fantaseado y especulado durante años incluso con una televisión propia de la marca, pero nos olvidábamos de algo importante: la televisión y su forma es algo mucho más medido y calculado – dependiendo de nuestra casa – que algo que simplemente llevamos en el bolsillo y en la muñeca. Los bolsillos, y las muñecas de todos nosotros tienen ciertas medidas que cuando hablamos de mobiliario se incrementan.

Ya hay televisiones magníficas. Así que el problema no era la pantalla, sino lo que era capaz de hacer. Por tanto, la idea lógica era actualizar ese pequeño hobby llamado Apple TV, y convertirlo en algo completamente distinto, pero a la vez muy familiar.

El aspecto externo es idéntico al modelo anterior en dimensiones, sólo que más alto. Sigue contando con la fuente de alimentación integrada en la carcasa (algo que es muy de agradecer), Bluetooth 4.0 para conectar dispositivos externos como mandos para videojuegos, receptor de infrarrojos y cuenta con HDMI 1.43, Wi- Fi 802.11ac con MIMO, Ethernet 10/100Base-T. Además, en esta generación se ha añadido el soporte de audio 7.1 a través de HDMI.

Apple Tv 3

Hubiera estado bien una conexión Gigabit ethernet, pero las posibilidades del dispositivo potencian la conectividad inalámbrica en un entorno donde no solemos tener cable en todas las casas, pero si Wi-Fi. El nuevo Apple TV tiene además con un puerto USB-C, que en teoría se utilizará para el servicio técnico, aunque como os hemos ido contando en Applesfera, podéis utilizarlo para cosas mucho más interesantes, como los emuladores.

El mando se convierte en protagonista

Apple Tv 9

En mi antiguo MacBook Pro de 2006, me encantaba utilizar el Apple Remote original (incluído con aquel equipo) para utilizar FrontRow. En mi opinión, aquel mando tenía el equilibro perfecto entre simplicidad y potencia de uso, alejándose por completo de los tradicionales mandos a distancia con cientos de botones que poca gente utiliza.

El nuevo mando evoluciona la idea de su predecesor y aporta no sólo comodidad, sino también nuevas posibilidades

El nuevo Siri Remote es posiblemente la mejor evolución que podíamos imaginar de aquel concepto. Manteniendo el tamaño, implementa el botones muy similares a los de aquel modelo: Menú/Inicio, reproducción/pausa, subir/bajar volumen y por supuesto, el nuevo botón Siri para mandar comandos por voz a tvOS. El panel táctil superior está construido en vidrio y el propio mando cuenta con doble micrófono ( en la parte de arriba ) para capturar nuestra voz. El total del conjunto pesa 47gr y se mantiene en una medidas muy similares a su predecesor.

Apple Tv 6

Es cómodo en la mano, ligerísimo y muy agradable al tacto: está diseñado para que la mano pueda utilizarlo sin necesidad de mirarlo, y con el pulgar llegamos a todos los botones de manera muy sencilla. Incluye además acelerómetro y giroscopio, y su batería interna dura - teóricamente - varios meses. El sistema de carga es un cable Lightning idéntico al que ya tienen todos los dispositivos iOS actuales, que también está incluido en el paquete.

El uso que podemos hacer de Siri con las aplicaciones depende de que los desarrolladores hayan implementado su uso dentro de ellas; en esta hornada de los primeros días en el mercado del producto, Siri controla perfectamente todos lo relacionado con iTunes, pudiéndole pedir contenidos similares, que atenúe el sonido, avance rápido... etc. También podremos lanzar nuevas aplicaciones, pedirle información meteorológica, de deportes... El reconocimiento de voz funciona de forma muy similar a un iPhone y es una muy buena forma de interactuar con nuestro televisor, cuya utilidad se irá incrementando cuando los desarrolladores potencien todavía más su uso.

tvOS, la auténtica revolución del nuevo Apple TV

Apple Tv Apps 1

La gran revolución y el auténtico cambio en esta cuarta generación es realmente su sistema operativo: por fin contamos con una auténtica versión de iOS, aprovechando las capacidades gráficas que ofrece por ejemplo Metal al exprimir el chip A8 al máximo. Es esta apuesta por la potencia lo que consigue que todo funcione mejor: y no sólo hablo de juegos y aplicaciones, también de la sensación global al usarlo y navegar por su interfaz.

El nuevo Apple TV y tvOS nos plantean un escenario de posibilidades similar al de 2007 con el lanzamiento del iPhone

Como ya comentaba al principio, he utilizado distintas versiones de SmartTV para gestionar y utilizar aplicaciones de varias marcas en el mercado. Eran terribles: es cierto que tenían tienda de aplicaciones, pero muchas de ellas eran toscas y mal presentadas. La interfaz se movía en muchos casos a saltos, y aunque ya en las últimas versiones la potencia de las televisiones mejoró eso, eran muy poco usables. Eso sin contar que el escritorio del menú principal me parecía un caos: cuando se actualizaba, las aplicaciones principales las cambiaba el fabricante según su criterio y sin avisar, de forma que yo no tenía a mano las que quería, sino las que el sistema me ofrecía. En general, estaba en 2006 de nuevo, en aquella época donde los teléfonos inteligentes aún no habían conocido al iPhone.

Con tvOS, Apple ha dado en el clavo por muchos motivos: primero, y más importante, hereda las principales fortalezas de un sistema muy pensado y una gran trayectoria de iteraciones durante años. Son muchas lecciones aprendidas que ahora se ponen en práctica en este nuevo lienzo, y donde más nos damos cuenta de ello es en la interfaz: problemente, la mejor entre todas las que podemos encontrar en el mercado para televisión.

Así es tvOS en el Apple TV

Apple Tv Apps 3

Y es por algo que la compañía ha aplicado utilizando su ADN: diseño mínimo, enfoque al contenido y una nueva interfaz de control que facilite al usuario la navegación a través de las secciones. El diseño es elegante, sencillo, pero a la vez repleto de opciones y tremendamente intuitivo. Ojo a éste último punto: estamos en una televisión, con potenciales usuarios que quizás no tienen por qué entender – o incluso utilizar - un ordenador o un teléfono inteligente de última generación. Con los usuarios de televisión, es como si empezásemos desde cero.

La nueva interfaz para tvOS es elegante, fluida y efectiva: sin duda, la navegación con el nuevo mando táctil Siri Remote ayuda a mejorar mucho la experiencia

El paradigma de la interfaz de usuario bebe de la interfaz original del anterior Apple TV de tercera generación para mostrar las aplicaciones. El desplazamiento a través del mando es tremendamente natural, y tendremos a nuestra disposición muchísimas acciones, entre ellas elegir qué es lo que queremos ver cuando entremos en la pantalla de inicio o una forma sencilla – y familiar, para los usuarios de iOS – de cerrar aplicaciones en segundo plano.

Lo importante de este Apple TV es el increíble comienzo que supone algo como tvOS: la entrada al ecosistema de la compañía, lo que realmente la diferencia de la competencia. Gracias a este ecosistema, Apple ya cuenta con los mejores desarrolladores del mundo que durante años han desallorado para sus sistemas operativos, por lo que la transición de las aplicaciones a tvOS debería producirse de forma natural y sencilla. Con apenas dos meses desde su anuncio - y sólo unos días de vida - ya contamos con las “grandes” aplicaciones preparadas, y muchas más en camino que sólo hacen sumar valor al producto.

Configuracion Apple Tv

La cohesión de la que hablo comienza por ejemplo desde la pantalla de configuración del Apple TV para la primer paso más importante nada más conectarlo: la configuración de red y el ID de Apple, utilizando un iPhone o un iPad. Simplemente tendremos que mantenerlo dentro del rango Bluetooth y el Apple TV usará los datos de la WiFi al que está conectado el iPhone/iPad y podremos teclear la contraseña del ID directamente en el teléfono. Se echa de menos que se pueda utilizar más veces el iPhone o iPad como teclado remoto conectado al Apple TV, sobre todo en los primeras configuraciones de cada aplicación donde deberemos registrarnos con el usuario de cada cuenta. Sin duda es algo que probablemente Apple tendrá en cuenta con alguna actualización de software.

En el sistema operativo, contamos además con la posibilidad de utilizar las características del HDMI-CEC, que permite que un solo mando a distancia controlen los dos dispositivos conectados. Por ejemplo, desde el Siri Remote podremos subir y bajar el volumen de nuestro TV sin contar con su mando original. Mención especial para los magníficos nuevos salvapantallas Aero, que muestran increíbles vistas aéreas de algunas de las ciudades más famosas del mundo (si os gustan tanto como a mi, os recomiendo esta versión para vuestro Mac de la que hablamos en Applesfera).

Por tanto, tvOS es la gran promesa y el principal “regalo” que nos trae el Apple TV: un sistema operativo de calidad, gobernado por el ya conocido A8 de 64-Bits (también utilizado en el iPhone 6), con una interfaz perfectamente planteada, elegante y ejecutada a la perfección combinada con el Siri Remote. Más allá de todo esto, el gran cambio: las aplicaciones, que suman valor cada día y la piedra angular con la que Apple quiere revolucionar – y con este dispositivo puede conseguirlo – los sistemas de televisión inteligente.

Aplicaciones para Apple TV, os estábamos esperando

Apple Tv Apps 2

Las esperábamos desde hace años: las tiendas de aplicaciones han sido el Santo Grial de los dispositivos inteligentes y uno de los motores principales de su despegue. Hoy en día, no entendemos una tecnología de este tipo sin una buena tienda que alimente y aumente sus características. En el mercado de las televisiones inteligentes, con otros sistemas – como el ya comentado SmartTV – los intentos de adoptar algo similar con ciertas garantías de éxito eran complicados. Apple tiene de su parte a los desarrolladores y eso es complicado de batir.

Con la entrada del Apple TV contando con un sistema operativo tan estudiado como tvOS y un potencial equipo de desarrollo produciendo aplicaciones para la plataforma desde el mismo momento de su anuncio, el límite del nuevo producto de Apple es difícil de medir. Desde que se anunció en la keynote del 9 de Septiembre (aún no hace ni dos meses), ya tenemos aplicaciones que por si mismas justifican la compra del Apple TV.

Netflix cuenta con aplicación propia para el sistema y es una aplicación como esperábamos encontrar en un sistema así: espectacular, mostrando información detallada de cada serie o película, y es comodísimo manejarlo con el mando. La reproducción es rápida y la elegante interfaz funciona con fluidez.

Apple Tv Apps 5

Otra de las esenciales – para mi, elevada a la categoría de imprescindible – es Plex. Aparecida sólo un día antes del momento de redacción de este artículo, Plex convierte nuestro Apple TV en un completo cliente donde podemos ver los contenidos de nuestro servidor Plex. La interfaz, de nuevo, de sobresaliente: espectacular, cómoda de manejar, y con las funcionalidades que ya utilizamos en otros dispositivos. De nuevo, destaca el uso del cómodo mando para utilizarlo de forma bastante natural.

Hay más grandes aplicaciones que se están pasando al Apple TV, que podría convertirse en nuevo medio en si mismo a la hora de transmitir y consumir contenidos. Tripadvisor convierte la planificación de viajes en algo divertido desde el salón de casa, y Airbnb supone incluso un aire fresco en la forma de registrar al usuario sin tener que utilizar el teclado en pantalla. Y el archiconocido VLC (el mejor reproductor de medios para ordenador, en mi opinión) también tendrá versión para tvOS.

Interfaz Apple Tv 1

Una aplicación que me ha sorprendido encontrarme en la televisión, es Madefire: un lector de comics para la pantalla de nuestro salón que además aporta movimiento, profundidad e incluso sonidos. Cada viñeta ocupa toda la pantalla y es una delicia leer de esta forma tan original, aunque deben ser los cómics que el propio sistema tiene a la venta in-App, con la resolución y la pre-producción adecuadas que necesita cada número para adecuarse al sistema. De momento, no podemos leer ningún comic que no esté en la plataforma, pero estoy seguro que es cuestión de tiempo que alguien lance en la App Store – si no ha salido mientras escribo estas líneas – un Comic Zeal o similar.

En un rápido repaso por la App Store del Apple TV – que recuerdo apenas tiene dos meses de vida, y unos días abierta al público – descubrí alguna joya menos conocida, como Free Classic Movies. Se trata de una aplicación completamente gratuita que permite ver algunas de las más de 90 películas clásicas disponibles en Archive.org. A los amantes del cine clásico les encantará la idea como a mi.

Para el acceso a nuestros archivos a través de la red, ya existen algunas buenas soluciones. Plex es sin duda mi elección número uno para los contenidos multimedia, pero tenéis también Video Explorer, o NAStify para poder acceder mediante el protocolo SMB de vuestro NAS, UPnP o archivos compartidos en la red local de forma sencilla y efectiva.

Los juegos se pasan a la pantalla grande

Apple Tv Juegos

En realidad ya lo estaban: en iOS, hay muchos títulos que utilizan la característica de segunda pantalla para mostrar la pantalla principal en la televisión, y los controles en el dispositivo. Me viene a la cabeza Real Racing, por ejemplo. Sin embargo, con el Apple TV hablamos de juegos diseñados específicamente para ser jugados en un televisor, y con el Siri Remote (o mando externo). No hay pantalla táctil aquí, aunque también podremos jugar a algunos títulos desde nuestros iPhones, por ejemplo si tenemos visita en casa.

La avalancha de títulos que se avecina no evita que ya existan algunos muy bien pensados para la primera semana de lanzamiento del Apple TV, estoy hablando de Crossy Road (que ya pudimos ver en la keynote del pasado 9 de Septiembre), un título adictivo, rápido de jugar y perfectamente adaptado para la televisión. Un buen ejemplo de esta primera hornada de juegos casual con los que la marca quiere identificar su Apple TV convertido en consola de videojuegos de salón, al menos en esta etapa de introducción.

Interfaz Apple Tv

Una de las primeras cosas que tenéis que hacer cuando adquiráis vuestro Apple TV, es entrar a la sección de comprado de la App Store y comprobar cuantas de las aplicaciones que ya habéis adquirido tienen versión para tvOS (podréis descargarlas gratuitamente). Aquí tuve la grata sorpresa de ver que uno de mis juegos favoritos para iOS, Space Age, tenía una versión fantástica para los nostálgicos de la era de los 8-Bits como yo. El uso de una aventura gráfica de este tipo, con el Siri Remote, es sencillísimo: la superficie táctil para mover el cursor y apuntar haciendo clic a la vez, sólo sosteniendo el mando y sin perder de vista la pantalla.

En el caso de los juegos deportivos, es posible utilizar el mando como si fuera un volante, y funciona bastante bien. El mando puede dar mucho juego porque, más allá de utilizar mandos de terceras compañías (como el SteelSeries Nimbus, aunque desde Applesfera os hemos enseñado alguno más), el propio Remote es cómodo y fácil de utilizar y siempre lo tendremos al alcance de la mano si estamos utilizando el Apple TV.

Interfaz Apple Tv 3

Con todo esto, el apartado de juegos puede ser uno de los que más futuro tengan en tvOS: empezamos por los casual pero está claro que el futuro es que las compañías porten a la nueva plataforma sus títulos insignia. La utilización del mando aportará un valor extra y una nueva dimensión a los juegos que ya conocemos en iOS que los desarrolladores sólo empiezan a descrubir. El Apple TV tiene un futuro fantástico en este campo, y en posibles nuevos accesorios para jugar, por ejemplo, conectados por Bluetooth.

¿Qué Apple TV compro, 32 o 64GB?

Apple Tv 12

El nuevo Apple TV se vende en dos modelos, con exactamente las mismas características, pero dos tamaños de almacenamiento 32GB o 64GB. Y como en cada nuevo dispositivo de Apple, a la hora de comprarlo, siempre nos preguntaremos: ¿Qué tamaño escoger? En el caso del Apple TV, es relativamente fácil, ya que incluso el modelo de menos capacidad tiene la suficiente como para disfrutarlo al máximo.

El modelo de 32GB es suficiente para casi cualquiera, gracias al sistema de descarga bajo demanda de tvOS
El principal razonamiento es para qué váis a usarlo: si lo queréis para jugar, es lo que más ocupa. Los grandes juegos pueden llegar a consumir hasta 1,5 o 2GB, pero tvOS tiene una característica fantástica: no descarga todo el juego a la vez, sino que lo va descargando a medida que el sistema operativo anticipa que el usuario va a consumirlo. De esta forma, no acabaremos con nuestra memoria con aplicaciones o juegos que al final no exprimimos al máximo. El sistema operativo además ayuda a controlar lo que almacenamos en el disco duro, incluso hasta los MB que ocupan los nuevos salvapantallas Aerial, por si preferimos apurar ese espacio (600MB) para aplicaciones.

Apple Tv Apps

Por ello, para un uso normal de aplicaciones “locales” de todo tipo, el Apple TV de 32GB es una buena idea, teniendo además en cuenta que utilizaremos muchas aplicaciones en streaming y es un producto para consumir contenidos desde Internet. Si pretendéis consumir aplicaciones o juegos con mucha carga de contenido, el modelo de 64GB será perfecto.

Conclusiones

Apple Tv 5

Apple por fin da el golpe en la mesa que todos esperábamos y propone un nuevo Apple TV cuyo objetivo es revolucionar: desde el momento en el que interactuamos con la interfaz utilizando el mando, hasta la forma de cuidar al extremo los detalles del nuevo sistema operativo tvOS. Lo hace llevando a los desarrolladores a nuestro salón con una plataforma cuidada y elegante, y los resultados de esta combinación sólo acabamos de imaginarlos.

La compra de este nuevo Apple TV es recomendable incluso para quienes ya tenían su predecesor: el detalle y la calidad del producto, además de sus posibilidades con la tienda de aplicaciones lo van a convertir en el próximo gran éxito de Apple
Al igual que el iPhone en 2007, y el iPad en 2010, este Apple TV de 2015 se aleja por fin del hobby que un día fue y nos ofrece una forma cuidada y con futuro para disfrutar la televisión, hacerla nuestra. La posibilidades en las manos de las aplicaciones y la potencia que se puede conseguir a través del hardware hace que la compra de este nuevo Apple TV de cuarta generación sea más que recomendada - incluso aunque ya tengamos la generación anterior en casa.

El ecosistema de Apple por fin está completo, y la interacción entre todos los sistemas y sus posibilidades dará como resultado aplicaciones más completas, más dedicadas y con este Apple TV, nuevo canales de comunicación, de interacción, de aprendizaje. Por fin, después de todos estos años, un sistema operativo para televisión hace que la pantalla sea algo más que una promesa que nunca llega, sin duda el recorrido de iOS hasta llegar a tvOS ha sido clave. Por fin, después de tanto tiempo, la televisión vuelve a ser interesante.

En Applesfera | Estas son las diferencias entre el nuevo Apple TV y su antecesor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos