Análisis del iPhone 5. La continuidad como principal característica del nuevo teléfono de Apple

Sigue a Applesfera

iPhone 5

El iPhone 5 es un equipo maravilloso, es simplemente el sueño de cualquier persona hecho realidad smartphone, tiene un diseño soberbio, unos acabados similares a los de un coche de lujo que nunca nos podríamos permitir, unas funciones que te dejan con la boca abierta y te hacen olvidar cualquier otro iPhone que hayas usado antes. Es un borrón y cuenta nueva, algo que nunca habríamos podido adivinar durante su presentación…

Seguramente con esas palabras esperarías que empezará un análisis del iPhone 5 en Applesfera, pero en realidad somos mucho más críticos de lo que pensáis y os voy a resumir de forma rápida lo que sientes al usar el iPhone 5 durante unos días: es una correcta actualización y poco más. ¿Quieres descubrir más sobre él nuevo móvil de Apple? Aquí tienes nuestro análisis en profundidad del mismo.

Esta entrada no pretende ser un análisis sobre como Apple podría haber mejorado el terminal, de lo importante que es este modelo para la compañía, ni siquiera pienso nombrar otros teléfonos (para eso tenemos Xataka), esta es una entrada para hablar sobre las impresiones que causa el nuevo iPhone de Apple después de usarlo unos cuantos días.

Y para seguir una estructura organizada y ya de paso comentar todos las novedades, voy a seguir punto por punto la página de presentación del iPhone 5 en la web de Apple. Empecemos:

Nuevo diseño. Nuestro iPhone más fino, ligero y rápido

iPhone 5

El iPhone 5 alarga su pantalla y por lo tanto modifica por primera vez sus proporciones. Los cambios han intentado ser lo más disimulados posibles y de hecho el cambio de tamaño respecto al iPhone 4 es mínimo y apenas representa una gran modificación en el terminal.

Tener un equipo con ese cm extra de altura ha permitido a Apple conseguir más espacio interno y por lo tanto disminuir su grosor. El equipo es realmente fino y el perfil empieza a aproximarse al grosor de un conector jack de 3,5.

El peso de nuevo también te ha modificado, este es el cambio más perceptible a la hora de usar el equipo, los 30 gramos de diferencia es una reducción del 20% en el peso, una reducción muy grande y que hace que el terminal pase completamente desapercibido en tu bolsillo. Aunque es curioso comprobar como a mucha gente no le ha gustado nada este cambio y se quejan de “lo ligero” que es, desde mi punto de vista esto siempre es una mejora aunque es verdad que el peso extra siempre produce una falsa sensación de calidad.

Resumiendo: el equipo es más grande, más ligero y más fino… pero cuando sujetas el terminal produce sensaciones contradictorias. El equipo no se siente más grande, de hecho algunas personas (siempre con la pantalla apagada) pensaban que el terminal era idéntico en tamaño o incluso más pequeño que el iPhone 4. La reducción de peso y el reducido perfil hacen que se mantenga un tamaño muy cómodo.

Los usuarios del iPhone nos podemos sentir orgullosos por el hecho de haber probado casi todos los materiales del mercado, desde el iPhone original en metal, pasando por el plástico del 3G/3GS y el cristal del iPhone 4/4S. En todos ellos el denominador común era Apple intentado ofrecer un equipo y acabado de “lujo” en un teléfono.

El iPhone 5 repite dicha experiencia y mantiene muy alto el listón en este aspecto. El terminal negro cuenta con un acabado pizarra que cambia de tono en función del ángulo, las zonas acristaladas están perfectamente selladas, la parte delantera cuenta con un recubrimiento diferente para camuflar al máximo la pantalla.

Aquí es donde Apple es fuerte, este es el verdadero pilar estrella de la compañía (lo ha sido desde que Steve Jobs llego a la compañía) y aquí lo vuelven a dejar claro. La mejor característica del iPhone 5 es sentir que sostienes un equipo único gracias a su exquisito acabado.

Pantalla Retina de 4 pulgadas. Más grande. En su justa medida

iPhone 5

¿Os soy sincero? Creo que esta es la decisión más difícil que ha tomado Apple en su historia, y es que queda claro que la compañía había intentado a toda costa justificar (y mantener) el tamaño de pantalla de su equipo, 3,5 pulgadas, respecto a dispositivos más grandes. El problema es que la industria había marcado otro camino y los usuarios la han apoyado, de no haber aumentado la pantalla del iPhone, Apple habría seguido vendido un dispositivo “de lujo” (por precio al menos) y alta gama pero catalogado, por culpa de su reducida pantalla, en la gama media.

La pantalla del iPhone 5 está metida a calzador y me refiero a que Apple ha decido construir el terminal sobre ella, y no al contrario, para que la ampliación de tamaño pase lo más desapercibida posible y el tamaño final y proporciones del dispositivo apenas varíe. Como he comentado en el apartado anterior, algunas personas han tenido que poner su iPhone 4 junto al iPhone 5 para ver donde estaba el cambio de tamaño, ya que por si sólo el terminal puede pasar por un iPhone 4 más fino y ligero.

De nuevo creo que es bastante discutible la nueva proporción de la pantalla. Ahora más que nunca el equipo no tiene ningún sentido en apaisado, las fotos no se muestran a pantalla completa, apenas existe una ganancia aprovechable de tamaño… en definitiva, parece que era la única alternativa a subirse al carro de las “4 pulgadas”, donde parece que todo smartphone de gama alta tiene que estar, sin comprometer lo que ellos entienden por iPhone.

Y es que la compañía cree fuertemente en la imagen de marca y así como el iPod original apenas ha variado en 10 años (a excepción de materiales y acabados) y cualquiera de sus versiones es reconocible como un iPod, piensan hacer algo idéntico con el iPhone y de momento lo ha conseguido.

Mención a parte se merece la pantalla es si, tecnológicamente hablado. Apple anuncia un 44% más de contraste y es la primera vez que me creo uno de estos números mencionados por Apple. La pantalla es una delicia en este aspecto y los negros son tan fuertes que en algunas situaciones es imposible de distinguirla del marco negro del terminal, realmente se merece un gran aplauso la mejora, hasta los iconos parecen más vivos.

Otra mención es hacía la tecnología in-cell touch la cual pensaba que pasaría completamente desapercibida aunque los amantes de los detalles podrán comprobar a simple vista la mejora. La eliminación de una capa hace que la pantalla y el cistal estén tan juntos que de perfil parezca que tocamos directamente la pantalla, sólo hace falta situar un iPhone 3G de perfil para comprobar la gran diferencia. Es un detalle menor pero que mejora la experiencia final.

Conexión inalámbrica ultrarrápida. Se conecta a las redes de datos más rápidas del mundo

La conexión LTE parece que es el futuro y las pruebas del iPhone 5 en USA dejan claro que estas redes son bastante más rápidas que algunas conexiones ADSL. Por desgracia en España tendremos que esperar sentados la llegada de dicha tecnología, por lo que hay poco que comentar.

El único detalle interesante respecto a redes es que ahora, por primer vez, el iPhone es compatibles con redes 802.11n a 5Ghz (como las que crea los equipos Time Capsule y Airport entre otros), por lo que podrás hacer uso de dichas conexiones. No notarás ninguna mejora para la navegación, pero se agradece a al hora de compartir contenido haciendo uso de la tecnología AirPlay.

Chip A6. Rendimiento y gráficos hasta el doble de rápidos. Y batería para aburrir

No hablare en exceso del chip A6, ya hemos comentado las peculiaridades del mismo en más de una ocasión. Sólo comentar de forma breve que los cambios respecto a un iPhone 4S son muy concretos y a excepción de mejoras específicas (cómo el uso de la cámara o abrir algunas aplicaciones) en general el comportamiento es muy similar al del chip A5. La mejora si que es mucho más evidente si en tu caso vienes desde un iPhone 4.

En cuanto al segundo punto: “batería para aburrir”. Bueno, pues como dirían en una serie americana: “that is bullshit“. Los primeros análisis americanos situaban la batería del equipo como una de sus grandes mejoras, nada más lejos que la realidad. Mi iPhone 4S dura exactamente el mismo tiempo.

Por poner un ejemplo, está mañana he desconectado mi terminal del cargador (7:00 am) y ahora mismo, 13:54, tras un uso de 3 horas y 3 minutos el equipo se encuentra al 25% de batería.

El performace es tan mala que incluso llegue a pensar que era un problema con la restauración de mi anterior equipo así que realice una instalación limpia y puede comprobar como efectivamente, la batería dura lo mismo de antes.

En el fondo tiene sentido ya que la capacidad es prácticamente idéntica, aunque esperaba que el chip A6 consiguiese alguna mejora. En el fondo existe puesto que la pantalla más grande y brillante consume más, pero el ahorro conseguido por parte del chip se va integro a la pantalla por lo que el resultado son las mismas horas de funcionamiento de siempre.

Es una pena que Apple haya decidido que es más importante hacer un terminal tan delgado en lugar de jugar un poco con el perfil del mismo para incluir una batería de mayor capacidad. De nuevo parece que el departamento de diseño de la compañía tiene mucha más importancia que el de ingenieros. Lo importante es que sea bonito, no que dure mucho la batería.

No existe de momento ningún juego optimizado para el chip A6 por lo que visualmente hablando juegos potentes y ya adaptados a la nueva pantalla, como Asphalt, se muestran de forma idéntica aunque ahora, lógicamente, haciendo uso de una pantalla mayor.

Nuevos EarPods y conector Lightning

iPhone 5

Dos apartados que de nuevo están dando mucho de que hablar, por partes:

  • Conector Lighting. Hay poco destacable sobre su funcionamiento: es diminuto, funciona en cualquier dirección pero a excepción de eso no existe ninguna variación o modificación respecto al anterior cable Dock y su funcionamiento. En mi caso concreto es un gran impedimento el no contar con una base Dock, pero al contrario de lo que comentaba Phil S. me da la impresión que el nuevo conector no es capaz de sujetar el terminal tal y como hacía el anterior.
  • Auriculares EarPods. Mención a parte se merecen los nuevos auriculares del iPhone, los cuales además de contar con una calidad muy mejorada se incluyen en el paquete con su propio contenedor y protector lo cual aumenta esa sensación de producto de calidad. Los auriculares suenan bastante bien y para ser un accesorio incluido con el terminal se merecen una gran nota, su acabado es algo pobre, pero el sonido es más que correcto y se puede decir que por primera vez Apple incluye unos auriculares a la altura del dispositivo. No malinterpretes la opinión, no son mejores que unos auriculares de 80 euros, pero se dejan usar y para el usuario medio serán más que suficientes.

Cámara iSight. Amplía tus horizontes

iPhone 5

Si tienes un iPhone 4S, no intentes buscar las diferencias de hardware (por mucho que algunos medios traten de mostrarlas) entre la cámara de dicho terminal y la del 5. La única diferencia real se debe al procesamiento de las fotos y como ahora el rango dinámico es algo mejor, contamos con nuevos valores ISO (todo automático claro) y una lente un poquito más angular.

El resto de las funciones son prácticamente idénticas en ambos terminales y a excepción de la mejora de velocidad no existe ninguna novedad real. En cualquier caso hace tiempo que es mi cámara compacta de día a día y la calidad es aceptable para exteriores y fotos rápidas en las cuales no hace falta sacar una réflex y ser un experto.

Mención especial requiere la cámara delantera, la cual si ha mejorado de forma notable con la inclusión de un modelo de 1,2 mpx. Y es que ahora si que podrás tomar fotos con ella sin miedo a parecer un cuadro pintado con acuarelas. Esta mejora es muy evidente a la hora de grabar vídeo y realizar fotos, aunque por desgracia apenas se nota (entiendo que por la compresión utilizada) cuando hacemos uso de FaceTime.

Es una pena que Apple no haya decido mejorar algo más la cámara incluyendo una lente algo más luminosa, o más angular, o… en general se siente que tenemos la misma cámara que antes.

iOS 6 en el iPhone 5

iPhone 5

¿Aprende Apple de sus errores? Pues tal vez ya que la mayor curiosidad de iOS 6 en el iPhone 5 es que no incluye ninguna novedad respecto al iPhone 4S y si no recuerdo mal (he intentado buscar noticias de cada lanzamiento de iOS) es la primera vez que Apple no incluye ninguna novedad de software exclusiva a un modelo nuevo.

El iPhone 4S incluye exactamente todas las novedades y mejoras de iOS 6 que incorpora el iPhone 5, y esto hay que celebrarlo por todo lo alto ya que las diferencias entre ambos terminales se reducen a diseño y pantalla.

Por otro lado tengo que quejarme de Apple y de como ha desaprovechado por completo la pantalla del nuevo terminal. La compañía mostraba durante la presentación del mismo como algunos desarrolladores habían visto en la nueva pantalla la forma de mejorar sus aplicaciones y mostrar el contenido de la misma forma.

Por un momento pensé que Apple se aplicaría el cuento y mejoraría algunas áreas del terminal como la aplicación de Reloj. Nada más lejos que la realidad y a excepción de un pequeño detalle en la aplicación del tiempo, no existe ningún cambio entre iOS 6 para el iPhone 5 y para el resto de terminales: ¿continuidad o simplemente estrategia?

Conclusiones: iPhone 5 un equipo de masas

Personalmente me encanta la definición que algunos análisis americanos han otorgado: el iPhone es el mejor smartphone para las masas.

No es el mejor smartphone del mercado, tampoco es el mejor tecnológicamente hablando, ni siquiera iOS es el mejor SO móvil (eso sin olvidar la multitud de funciones que le falta al sistema), pero en conjunto si es el mejor terminal.

Y es que el iPhone 5 no destaca por ninguna característica, a excepción de su soberbio diseño que únicamente Apple puede lograr ahora mismo (no sólo por acabados, también por las tecnologías usadas para conseguir el mismo). Hay terminales más avanzados, con más opciones, más grandes, con NFC, con carga inalámbrica….

En general el terminal hace muchas menos cosas que la media, pero sus funciones están mejor implementadas (en general) y funcionan de forma más sencilla, precisamente eso es lo que buscan las masas. Un equipo en el cual confiar día a día sin necesidad de buscar alternativas, roms, launchers etc.

Si eres un usuario avanzado este no es tu terminal, y nunca lo será, este es un equipo para y por las masas. Y es que hay que pensar que Apple fabrica un único modelo de teléfono y contentar a todo el mundo con él es simplemente imposible. El iPhone 5 es un gran sucesor del iPhone 4, aunque por desgracia ya no queda ninguna característica especial en él que no podamos encontrar en cualquier otro terminal.

En Applesfera | Análisis en vídeo del iPhone 5, el iPhone más bonito creado hasta la fecha

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios