¿Será el iPad un fracaso? Repasemos cuatro productos de Apple condenados al ostracismo

Sigue a Applesfera

Bola de cristal sobre el iPad


Cuando me tiré de cabeza al ecosistema Apple, quede sorprendido con la cantidad de revuelo que era capaz de generar una compañía tan (relativamente) pequeña en comparación con otras mucho mayores e importantes. Apple es una empresa capaz de levantar pasiones como ninguna otra, ya sean estas positivas o negativas.

Si realizamos una comparación fácil, hace tan solo unas semanas fue presentado en Barcelona la nueva apuesta de Microsoft como Sistema Operativo para teléfonos móviles. El eco que se produjo sobre este evento en la prensa no especializada, no llegó ni de lejos al creado por la presentación del iPad, por ejemplo.

Es famosa la frase atribuida a Steve Jobs en la que declara que el usuario no sabe lo que necesita hasta que se lo pones en frente de sus narices y en Cupertino parecen ser especialistas en ello. Vamos a repasar cuatro productos que en el momento de su presentación fueron condenados al fracaso, al igual que el iPad, pero que después no lo fueron tanto.

El Macintosh


Apple Macintosh

Si, estos diles y diretes fueron la tónica habitual en Apple desde sus inicios. Tras la presentación del Macintosh se dijeron muchas cosas sobre él y ninguna buena. En los entornos DOS que dominaban en la época, con su linea de comandos y demás, el introducir un entorno gráfico con un puntero de ratón sonaba a chino.

Se dijo que no tendría éxito, que no era fácil de aprender, no resultaba intuitivo. Y a día de hoy vemos como sentó las bases de todo lo que vendría después, Microsoft al verlo se puso manos a la obra creando Windows. Y Apple ha vendido unos cuantos ordenadores desde entonces.

El iMac


iMac original

El primer iMac, el iMac cabezón, fue el primer ordenador de Apple que me senté delante. Y recuerdo que quedé impresionado por lo bonito que me pareció. Pero en el momento de su presentación en 1998 no se habló muy bien de él. El usuario acostumbrado a las torres grises que proliferaban por la época, no vio con buenos ojos un ordenador encastrado tras una pantalla y que encima no tenía disquetera.

La crítica de la época auguró un negro futuro para este nuevo ordenador y realmente se convirtió en uno de los responsables del renacimiento de Apple, llegando incluso a colocarse en museos como ejemplo de diseño industrial.

El iPod


iPod Family

El iPod llegó como un dispositivo revolucionario que pretendía rescatar a Apple de dificultades del pasado. Steve Jobs puso en marcha la maquinaria de Apple para determinar cual sería el dispositivo definitivo. Había varias opciones en la cartera, incluso una cámara de fotos, pero al final el reproductor de Mp3 fue el elegido.

A día de hoy, si hiciésemos un test de asociación de ideas, a la palabra reproductor de Mp3, seguro que un 80 % de la gente diría iPod. Pero en sus inicios, en los foros de discusión de páginas tan importantes como MacRumors, se puso al nuevo dispositivo de Apple, como vulgarmente se dice “a caer de un burro”. Poca capacidad, alternativas mejores en la competencia, el Cube 2.0… muchos fueron los calificativos que se le otorgaron al nuevo producto de Apple.

Casi diez años después, y tras unos cuantos millones de iPod vendidos. El efecto iPod fue tal que por si solo, este dispositivo atrajo a multitud de nuevos usuarios para la marca de la manzana. Estos al comprobar que la marca que había fabricado ese reproductor que tanto les gustaba, también fabricaba ordenadores, se hacían con uno sin dudarlo.

El iPhone


iphoneprst.jpg

Y como no, el último dispositivo comercializado por Apple (hasta la próxima puesta en venta del iPad) también fue criticado fuertemente en sus inicios. Aún hoy lo hacen, muchos son los argumentos que esgrimen, Flash, Hardware desfasado, las tiranía de Apple con su App Store… Pero después de vender 42 millones de iPhone, parece que los críticos volvieron a equivocarse.

Si contamos con que han vuelto a asentar las bases de lo que debe ser un Smartphone, al igual que hicieron con el ordenador personal o con los reproductores Mp3, parece que no estaban tan equivocados.

Tan solo quedan unas semanas hasta que se produzca el lanzamiento del iPad en los Estados Unidos y poco más de un mes hasta que lo tengamos en España. Veremos quien tiene razón y quien no, ya que solo el tiempo pone a cada uno en su lugar.

Vía | Tuaw

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

49 comentarios