Apple, la guerra de patentes y las medidas que tal vez no serán efectivas

Sigue a Applesfera

Guerra de Patentes

La guerra de patentes es todo un problema. Sí, para mí lo es. Estoy a favor de proteger a las personas, las empresas que innovan realmente pero a veces se llega a situaciones completamente absurdas y que consiguen todo lo contrario. Las patentes ahora mismo, también depende del país, se usan más como medio para obtener una rentabilidad directa o indirecta que para fomentar la innovación. Por eso es normal que muchos estén preocupados por los nuevos Trolls de patentes que están saliendo a la luz.

En la actualidad muchos abogados y empresas han visto como las patentes pueden ser un gran negocio. Por ello hay quien lleva tiempo adquiriendo el máximo número de patentes posibles para luego lanzar un “ataque” contra otras empresas que puedan infringirlas.

Algunos estaréis pensando que las grandes empresas son los primeros trolls pues también compran patentes. Por ejemplo recordaréis que Apple y Google estaban interesados en adquirir las patentes de Kodak.. Es cierto, se supone que son movimientos con caracter defensivo pues evitaría que pudiesen caer en manos equivocadas y volverse en su contra pero también peligroso pues según la situación de cada una de ellas podrían usarlas para su beneficio.

Un ejemplo claro, si uno de sus productos no está obteniendo grandes resultados por la competencia podrían hacer uso de ellas para cargarse dichos competidores si es posible mediante patentes. Algo similar, aunque lleguen tarde, a lo que Samsung ha conseguido con algunos modelos de iPhone y iPad en los EEUU y que hoy mismo comentábamos.

Cuando el enemigo está dentro

Y ¿cuál es el colmo de la guerra de las patentes? Pues darte cuenta que el enemigo está en casa. Aunque con matices esto es algo que prácticamente le ha sucedido a Apple. Tal y como reporta Ars Technica, dentro del bufete de abogados que la compañía tiene contratado para todos los temas legales correspondientes a patentes, Morgan Lewis, había un abogado que se aprovecho de información privilegiada para planear un ataque contra Apple.

Como cuentan, John McAleese, abogado de Morgan Lewis, controlaba el 35% de Flatworld Interactives LLC. Una compañía que presentó una demanda de patentes a Apple y donde su mujer Jennifer McAleese formaba parte de equipo que llevaba la demanda.

Flatworld demandó a Apple seis días después de la presentación del iPhone original y no contentos con ello en años posteriores fue buscando nuevos “socios” con los que poder realizar una mayor presión como Nokia o la misma Google. En dichas acciones se presupone que John McAleese aconsejaba a su mujer para definir una estrategia ganadora.

Ahora Apple tendrá que aportar toda la información que le permita demostrar que la posición de McAleese fue determinante y que efectivamente hizo uso de información que pasó a su mujer para que contase con ventaja. Un tema muy molesto porque genera desconfianza al pensar que quien supuestamente debe velar por tus intereses se volverá corrupto.

Los intentos del gobierno de EEUU para frenar el problema

Patente

Ante tal panorama la administración de Obama ha presentado algunos decretos que buscan combatir todo este problema de las patentes. Nuevas medidas que intentan evitar los llamados Trolls de patentes puedan demandar a un gran número de empresas donde, en el peor de los casos, siempre suelen obtener algún beneficio. Bien a través de tribunales o con acuerdos fuera de ellos para evitar gastos de abogados, etc.

Lo malo es que parece no ser suficiente y como podemos leer en Quartz el problema no se resuelve por completo y el factor de disuasión no ha calado. Además el principal problema es que la oficina de patentes no da abasto y parece que no va a cambiar la cosa. Por lo que seguirán recibiendo miles de solicitudes y no tendrán tiempo para examinarlas, quedando muchas pendientes. Sin olvidar que hace falta personal más experimentado que evite patentes demasiado generalistas.

Patente

Patentes que deberían de ser anuladas dejando sólo las que verdaderamente suponen un avance e innovación. Uno de los ejemplos que más me chirrían es la de las esquinas redondeadas, algo que al menos para mí es absurdo.

El complicado mundo de las patentes

Todo lo que rodea al mundo de las patentes es muy complicado y sólo la teoría es el escenario ideal. Cuando luego se llevan a la práctica vemos que la supuesta protección para los innovadores no es tal, que algunas son tan cogidas con pinzas que sólo consiguen fastidiar al usuario y que en definitiva todo se vuelve más un negocio económica que el afán de creación y superación.

Si queréis continuar la lectura, además de los enlaces a los artículos de Ars Technica y Quartz os aconsejo dos puntos de vistas diferentes sobre las patentes y los innovadores:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios