Apple patenta el "chime", te contamos la historia detrás de este particular sonido

Sigue a

Chime

Hace sólo unos días Apple consiguió una patente de lo más curiosa. ¿Sabes lo que es el “chime”? Pues es el nombre técnico que recibe el sonido que realiza un Mac cada vez que se enciende. Dicho sonido tiene muchísima historia y ha estado presente en los Macs desde casi sus inicios pero aún más interesante que la historia detrás del sonido es lo importante que resulta para comprobar de forma rápida y sencilla que todos los componentes básicos de nuestro ordenador se encuentran en perfecta forma. ¿Quieres saber un poco más? Pues sigue leyendo la entrada


La historia detrás del chime

La historia de este peculiar sonido se remonta hasta los 80s. Y es que el ordenador Macintosh fue un dispositivo rompedor en todos los sentidos y por eso mismo se decidió añadir un sonido al arranque del mismo para comprobar los componentes del equipo. Dicho sonido era un tritono que sonaba justo después de haber comprobado el correcto arranque del equipo.

Aunque en realidad la idea no era nueva, el Apple II ya producía una serie de tonos durante su arranque para comprobar el correcto estado del hardware. La idea era buena y para el lanzamiento del Macintosh se decidió añadir un poco más de estilo a esos tonos planos con el famoso tritono.

Dicho sonido se mantendría en todos los equipos hasta los 90s donde Jim Reekes, nuevo ingeniero de sonido de la compañía, decidió que era hora de crear un nuevo sonido que hiciera uso de los últimos avances en tecnología. Dicho sonido, compuesto por un acorde en C mayor (además de una buena cantidad de efectos generados en tiempo real gracias a la placa de sonido) fue introducido por primera vez en los Apple Quadras.

Aunque duraría poco, en 1994 con la llegada de los primeros equipos PowerPC se decidió modificar de nuevo el sonido introduciendo un chime creado por el guitarrista de Jazz Stanley Jordan. Aunque duraría aún menos, tan sólo un año después volverían al sonido creado por Jim a principio de los 90.

Dicho sonido se mantendría hasta el iMac G3 donde Jim sería el encargado, de nuevo, de modificar el tono para ajustarlo a los gustos de Steve Jobs. Dicho sonido es el que aún se mantiene hoy en día.

Si te interesa el tema, aquí tienes una entrevista a Jim donde explica el proceso completo de creación y la historia con todo lujo de detalles:

¿Para qué sirve el chime de un Mac

La razón de ser del sonido que producen los Macs al iniciarse es sumamente importante, es la de revisar que todos los componentes de hardware del sistema están presentes, activos y funcionan de forma correcta. En concreto los pasos que se realizan son los siguientes:

  • Estado. Se comprueba que están presentes todos los elementos necesarios para que funcione el equipo. Se entiende como componente necesario todo aquel de mínimo recurso sin el cual el ordenador no funcionaria. Placa base, memoria RAM, procesador, gráfica, chipset… La mayor parte de los componentes son prescindibles como disco duro, conectores y puertos, grabadora etc.
  • Una vez se ha comprobado la presencia de dichos componentes se comprueba si se encuentran activos, es decir, si reciben corrientes y responder a ellas.
  • La respuesta sirve como tercer paso, para comprobar si el funcionamiento de los mismos es correcto a bajo nivel.

Lo interesante del chime es que es un recurso integrado directamente en la placa del dispositivo, concretamente en la EFI, por lo que siempre es capaz de ejecutarse. El sonido que se produce también está almacenado en la propia EFI por lo que siempre se reproduce.

Un detalle curioso es que en los dispositivos posteriores al 2005 no es excesivamente complicado flashear la EFI para modificar el sonido que producen los Macs. Hablamos de versiones vintage posteriores a la llegada del procesador PowerPC G5.

Un consejo:

¿Quieres un consejo de buen amigo? Aunque el sonido de la placa se puede “mutear” para que no se produzca al iniciar el equipo, tan simple como silenciar el ordenador antes de reiniciar, no cometas el error de mantener dicho comportamiento.

Mientras que en los Macs con LED de estado puede ser algo más simple, en todos los nuevos Macs lanzados recientemente (Air, Retina, iMac) se ha eliminado el LED de estado por lo que detectar posibles problemas con el equipo puede ser algunas veces algo complicado. Mantén activo el sonido de tu Mac y así podrás saber un poco más sobre él cada vez que inicies sesión.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios