Lo unico que le pido a Ive en su nueva etapa es que devuelva el diseño unificado a iOS

Sigue a Applesfera

Ive


Curioso, cuanto menos, está siendo la reacción de los usuarios ante la perdida de Scott Forstall por parte de Apple. Lo que en un principio parecía un “esto es el fin”, una vez asimilados todos los puntos, parece que la gente empieza a ver el futuro de Apple de forma incluso más interesante que antes y todo esto se debe a una única persona: Jonathan Ive.

Y es que esto, como todo en la vida, se basa en la confianza y la gente en general confía mucho en Ive ya que es la cara más visible de Apple. Cada vez que usas, sujetas o tocas un equipo de Apple estás interactuando de forma directa con sus ideas y su forma de entender el mundo del diseño.

La noticia de que ahora además de encargado de los diseños de dispositivos de la compañía, es también el encargado de las interfaces humanas, es decir, el diseño de aplicaciones ha levantado una gran expectativa sobre lo que el diseñador británico puede ser capaz de hacer con iOS y OS X.

Y es que Jonny (como cariñosamente se le conoce dentro de la compañía) acaba de elevar su estatus dentro de la compañía a un nivel que únicamente una persona antes había conseguido: el propio Steve Jobs. De esta forma Jonathan Ive se convierte en la primera persona, que no es Jobs, en controlar software y hardware dentro de Apple (aunque únicamente sea en diseño).

Tal es la expectación creada, algunas personas ya empiezan a pensar que iOS 7 será una revolución, un concepto radicalmente diferente, con una interfaz mucho más atrevida y que incluso podríamos ver algo similar en OS X en el futuro… levantemos el pie del acelerador, nada en iOS 7 va a ser revolucionario, al menos no por culpa de la salida de Scott.

Pero también hay gente asustada que piensa que con Ive al volante OS X se va a convertir en algo similar a Windows 8 y su Interfaz Metro, de nuevo pisemos ahora el freno (de mano si hace falta).

Unificación, una tarea pendiente en iOS

Jonathan Ive

Todas estas ideas son un poco precipitadas, iOS 7 estará a estas alturas casi planificado (que no desarrollado) por lo que pedir cambios, o esperarlos, para la próxima versión de iOS es simplemente intentar ilusionarse con algo que no va a ocurrir. Sin embargo a largo plazo únicamente espero una cosa de Ive como director de interfaces de la compañía: unificación.

La compañía siempre ha tenido una tarea pendiente con este tema y costó la increíble cifra de tres versiones de OS X para eliminar del todo la interfaz Aqua, la cual se dio por muerta en OS X Leopard y que no desapareció del todo hasta la llegada de OS X Lion.

Algo similar está ocurriendo en iOS. Tanto Steve Jobs como Scott Forstall eran grandes fanáticos del fotorealismo en las aplicaciones. Aunque nunca se ha confirmado la textura de cuero utilizada en iCal y aplicaciones como Find my Friends es la misma textura de cuero utilizada en el avión privado de la familia de Jobs.

Dicho estilo de diseño es desde mi punto de vista un error y no soy nada partidario del mismo, mientras que Scott pensaba que las aplicaciones tenían que parecerse a la realidad (la aplicación de Podcast es el exceso de dicha idea) para ser sencillas de utilizar (Jobs opinaba de forma similar), la forma de pensar de Ive es radicalmente diferente. El británico piensa que algo es sencillo de usar únicamente por que es simple, no por que se parece a la realidad.

Un ejemplo perfecto es el diseño del iPod original, si siguiéramos los patrones de Scott el iPod tendría que haber tenido la forma y diseño de un cassette por que esa sería la forma de entender su funcionamiento. Por suerte, Scott no es el encargado de diseño de hardware de la compañía y para Ive, menos es más.

El buen diseño es longevo. El buen diseño es estético. El buen diseño hace un producto comprensible. El buen diseño es discreto. Por último, pero no menos importante, el buen diseño es tan poco diseño como sea posible. Dieter Rams

Por eso mismo lo único que le pido a Ive es la reunificación, de nuevo, de iOS. El sistema que nació con un diseño exquisito y completamente unificado entre todas sus aplicaciones (esto no significa aburrido o sobrio) y que con el paso del tiempo ha ido perdiendo dicha coexistencia entre diseño y armonía.

Ahora más que nunca iOS representa un caos de ideas, hablando únicamente de la interfaz de las aplicaciones. Aplicaciones que hacen uso del Skeumorfismo versus aplicaciones minimalistas, iconos simples y sencillos como la grabadora de voz contra iconos complicados y fotorealistas como la brújula.

Pero aún se encuentra peor la situación cuando hablamos de cosas que no siguen ningún patrón concreto, un ejemplo claro es el color de la barra de menús (entiende que en iOS hago referencia a la barra con la hora, batería, etc.) la cual cambia de color sin patrón alguno. Algunas veces en transparente, otras es blanca con aplicaciones blancas, otras es negra con aplicaciones blancas… ¿cual es el patrón? Yo no lo encuentro.

Eso mismo es lo único que le pido a Ive, devolver ese diseño unificado y lógico a iOS, ya que en la actualidad podemos encontrar claros ejemplos, como el mencionado, que no siguen ningún patrón y que únicamente empeoran la experiencia de usuario. No quiero una interfaz Metro en iOS o OS X, pero si que agradecería que le devolviese cierto frescor y al mismo tiempo hiciera que la compañía se olvidase de la premisa usada hasta ahora: para entender el funcionamiento de un objeto o aplicación, su diseño no tiene por que representar a la realidad. Y personalmente no tengo ninguna duda de que con el tiempo lo hará.

En Applesfera | La responsabilidad de Ive sobre la cara más visible de Apple, el diseño

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios