Sigue a

Keynote Apple

2011 fue un año de transiciones y cambios para Apple, pero el 2012 ha sido radicalmente diferente. Un año de presentación de productos, de renovación de gamas y de la llegada de rumores que ha sido cacareados durante años. Aquí tienes los que, desde mi punto de vista, han sido los tres titulares que han marcado este año para la compañía de la manzana.

Llega el rumoreado iPad Retina

iPad 4

Empezábamos el año con rumores y es que el iPad retina ha estado en boca de todos desde la propia salida del iPad original. Como mucha gente comentó en su día, después de usar el iPhone 4 utilizar un iPad resultaba un viaje al pasado. El equipo tardo en llegar casi tres versiones y es que los impedimentos técnicos eran superiores a lo que pensábamos. No sólo resultó altamente complicado realizar una pantalla que duplicara por cuatro la resolución original del iPad, resultó igual de complicado crear un procesador capaz de mover el conjunto en su totalidad. El tiempo ha demostrado que el equipo no estaba preparado para su salida y como comentamos durante la salida del iPad 4, no existe hasta el momento ningún juego que haga uso de la resolución nativa del equipo.

El iPad continuaba con el diseño del anterior modelo, por lo que no supuso un gran cambio respecto al modelo que ya se encontraba el mercado. Lo que supuso un gran cambio, tal y como esperábamos, es su pantalla. Una pantalla que introducía por primera la alta densidad de pixeles en una pantalla bastante más grande que la del iPhone, aunque los ppp se quedaban lejos de esos cacareados 320 anunciados por Apple para el iPhone 4. En cualquier caso la compañía se justificaba comentando que la distancia a la que se usa el iPad es ligeramente diferente a la del iPhone 4 por lo que la escala “retina” no es algo escrito sobre el papel en ppp.

Las pantallas retina dan el salto a OS X con el MacBook Pro Retina

MBP

Lo curioso que tiene la segunda historia más importante del año para Apple, desde mi punto de vista, es que comparte muchísimo con la primera que hemos comentando. Las pantallas retina en los ordenadores de Apple se llevan rumoreando desde hace multitud de años, en concreto desde la llegada del iPhone 4 (al igual que con el iPad) y de hecho el sistema se ha ido adaptando poco a poco a dicho cambio con la resolución independiente y modos de pantalla como el HiDPI. En cualquier caso tuvimos que esperar hasta bien entrado el 2012 para poder ver el primer dispositivo corriendo OS X con una pantalla retina.

El elegido fue ni más ni menos que el MacBook Pro que al mismo tiempo estrenaba una evolución en su diseño que lo hace extremadamente delgado. Aprovechando las mejoras visuales el equipo estrenaba algunas tecnologías como la llegada de un conector HDMI sin adaptadores, un doble puerto Thunderbolt y lógicamente su pantalla retina que de nuevo, al igual que en el iPad, no alcanza la densidad de pixeles propuesta por Apple con el iPhone 4, aunque la excusa es la misma comentada que el iPad de tercera generación.

Pero la llegada de esta pantalla es algo bastante más complicado de lo que pueda parecer a priori. El principal problema de este tipo de pantallas radica en la altísima densidad de pixeles, esto supone un gran problema de cara a la iluminación de los mismos. En cualquier caso parece que Apple supo capear los problemas, al igual que con el iPad, y ahora contamos con pantallas retinas de 15 y 13 pulgadas.

Apple escucha por una vez y presenta el iPad mini

iPad mini

Y hablamos de otro rumor casi tan histórico como el del propio iPhone, el iPad mini, un dispositivo que se ha rumoreado desde la propia salida del iPad original. Y es que los rumores son tan antiguos como la tableta de Apple ya que antes de la presentación de la misma ya se comentó que existían dos tamaños diferentes. El rumor ha seguido vivo durante estos casi tres años hasta la presentación del mismo. Incluso el propio P.Shiller hacía bromas acerca del rumor antes de la presentación del equipo.

La razón por la cual el iPad mini pasará a la historia dentro de la “historia de Apple” es por una sencilla razón: ver como la empresa se bajaba los pantalones y le daba a los usuarios lo que pedían. El iPad mini no ha sido nunca un rumor, siempre ha existido y Apple lo ha tenido en mente desde el primer momento, pero el dispositivo simplemente era demasiado pequeño para la experiencia de usuario que ellos querían vender al usuario de un tablet.

Pero en estos tres años el mercado de los tablets ha evolucionado ampliamente y no todo el mundo quiere un tablet para editar fotos en iPhoto o vídeos en iMovie, hay mucha gente que quiere un tablet únicamente para leer algún libro o ver una película durante unos minutos en el tren. Para todas esas personas el iPad original puede resultar muy tosco. Otras compañías han demostrado este año que un tablet de 7 pulgadas tiene sentido.

Lógicamente Apple ha dejado claro que no han desarrollado el equipo en un par de meses, la clara ventaja en su construcción, diseño y la inteligente forma de añadir una pantalla de casi 8 pulgadas en el tamaño de un tablet de 7 ha situado el iPad mini un escalón por encima del resto de tablets de la misma gama, aunque como buen Porsche, su precio es bastante superior al de sus competidores.

En Applesfera | Análisis del MacBook Pro Retina Display, el Mac que no te esperas | Apple presenta una puesta a punto del iPad con pantalla retina | Nuevo iPad Mini, una revisión del tablet, la primera vez que Apple me da razones para cambiar mi iPad 1G

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios