Síguenos

skeuomorfismo agenda apple mac os x lion

Skeumorfismo. Palabra rara donde las haya, de las que siempre se subrayan como incorrectas en los editores de texto y requieren que nos paremos un momento para aprender a pronunciarla correctamente. ¿Y qué es eso del skeumorfismo? Su definición estricta es objeto evolucionado/derivado que mantiene detalles del diseño del objeto original con el objetivo de hacerlo más familiar. Viene de las palabras en griego skeuos (herramienta o contenedor) y morphe (shape).

En el campo que nos interesa, el de la electrónica centrada en el ecosistema de Apple, el skeumorfismo es ahora mismo muy predominante. Lo mejor para que todo el mundo lo entienda es poner unos cuantos ejemplos, porque casi sin darnos cuenta el skeumorfismo ha pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana tanto en OS X como en iOS. Especialmente desde la llegada de OS X Lion.

De lo simple a lo más complicado pero más intuitivo y amigable

Entenderéis enseguida el significado del skeumorfismo revisando la transformación que han tenido varias aplicaciones de OS X. ¿os acordáis del aspecto que tenía Photo Booth en Snow Leopard? Refresquemos la memoria:

Photobooth

Una ventana sencilla y funcional, simple, que cometía con su propósito. Pero con la llegada de OS X Lion Photo Booth y las aplicaciones a pantalla completa, Photo Booth sufrió una transformación:

photo booth mac os x lion apple Photo Booth en OS X Lion: una cabina de fotografías plasmada en pixeles.

De eso se trata el skeumorfismo. Antes Photo Booth tenía un aspecto más simple pero no se parecía en nada a una cabina de tomar fotografías. Con OS X Lion la interfaz pasa a ser literalmente una de esas cabinas. No es necesario y quizás perdemos ese minimalismo que tanto nos gusta a algunos, pero hace que una aplicación sea mucho más amigable, más fácil de entender.

Otros ejemplos pueden ser las aplicaciones de la agenda y el calendario, que han pasado a tener el aspecto de una agenda y un calendario real, en el último caso incluso con la parte superior imitando una cubierta de piel y con rasgaduras de papel indicando los meses anteriores que se han “arrancado” del calendario. Algunos odiaron el cambio en su día, pero ya forma parte del diseño de OS X nos guste o no. La Agenda pasó también de ser una ventana clásica del sistema a ser, literalmente, una agenda abierta mostrando todos nuestros contactos. La apariencia desde iOS es exactamente la misma.

Y en OS X Mountain Lion el efecto se acentuará: la aplicación de notas se independiza de Mail para tener el aspecto de post-its, y la aplicación de recordatorios tiene toda la pinta de ser uno de esos cuadernos de hojas y notas presentes en todos los despachos antes de la revolución digital. Game Center, por su lado, nos recuerda al aspecto de una mesa de juego de póquer. Sólo hay que mirar el vídeo promocional de Apple para comprobarlo.

Polémica en el gremio de los diseñadores gráficos

Paper nos muestra sus herramientas La reciente aplicación Paper, que ha recibido críticas muy positivas de todo el mundo, es otro ejemplo de skeumorfismo con sus libretas y páginas “reales” para dibujar.
Me encantaría que todo el mundo deje de diseñar interfaces digitales que se parezcan a las reales. Una pantalla no es un tablón de madera biselado con sombras.

Esta opinión, del cofundador de Five Simple Steps Mark Boulton, podría resumir la opinión de los diseñadores en cuanto el fenómeno del skeumorfismo. No es para menos, porque estan viendo cómo Apple deja de defender lo homogéneo y minimalista, lo simple y funcional, hacia interfaces mucho más variopintas. El precio a pagar es que el sistema pierde sobriedad, pero la gran ventaja es que el mercado del usuario base ve cómo el dispositivo pasa a ser mucho más intuitivo y simpático.

¿Cómo os sienta a vosotros que Apple haya adoptado el skeumorfismo en sus sistemas operativos y aplicaciones? Si lo veis bien estáis de suerte, porque parece que el futuro de Apple pasa por interfaces lo más parecidas a la realidad posible. Si no os gusta, me temo que es la hora de conformarse y echar de menos años pasados. O modificar el sistema y/o usar aplicaciones alternativas, claro. Hay todo un abanico disponible, empezando por Cobook y Fantastical.

Vía | Tobias Ahlin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios