Análisis del iPhone 5: Más rápido, más alto, más fuerte

Sigue a

iPhone 5 análisis Pedro Aznar

En 1896, durante la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la Edad Moderna, el barón Pierre de Coubertin pronunció una de las frases más reconocidas en la historia de la humanidad: “Más rápido, más alto, más fuerte”. Con este lema, se expresaba la capacidad de superación y el esfuerzo para la competición, lista para comenzar por aquel entonces en Atenas.

En 2007, cuando Steve Jobs revolucionó el mundo de la telefonía móvil con el iPhone, Apple presentaba su idea concreta de teléfono inteligente. No se trataba de un mapa a futuro sobre cómo podrían ser, o de distintos modelos para cubrir muchas funcionalidades. Aquello se llamaba iPhone, ya sabéis: un iPod con pantalla panorámica, un teléfono móvil y un dispositivo para conectarnos a Internet. Lo mejor de todos, en un sólo dispositivo.

A lo largo de los años, la compañía no ha tratado de crear ramas en su producto: no lo conciben como tal porque todo lo que quieren cubrir con su dispositivo, ya está en él. Para lo bueno y para lo malo, el iPhone no volverá hacia atrás nunca, no se reinventará. Pero desde luego que avanza hacia adelante, imparable y cada vez con más inercia, más alto, más rápido y más fuerte.

Hoy hablaremos del iPhone 5, el que podría considerarse el paradigma de la idea con la que Apple comenzó el iPhone original hace cinco años atrás.

Dentro de la caja

iPhone 5 contenido caja

Supongo que los rituales de desembalaje de un iPhone no serán ya una novedad para vosotros. En esta nueva versión la caja es prácticamente idéntica a la del 4S, conteniendo el teléfono, un adaptador USB para corriente eléctica y un cable Lightning a USB. Mención especial para los nuevos auriculares EarPods, que Apple incluye en la caja con la misma carcasa protectora con la que los vende por separado. Muy útil para transportarlos en guardarlos y transportarlos con seguridad.

A nivel de documentación, la misma de siempre: Guía de inicio rápido con los puntos claves de un iPhone, las dos manzanitas correspondientes que podéis almacenar entre las decenas que ya tendréis, y el característico clip para abrir la bandeja de la nanoSIM, minúsculo, situado en el lateral derecho del teléfono.

Convertir microSIM en nanoSIMPor cierto, hablando de la nanoSIM. Vaya dolor de cabeza en España con las operadoras que todavía no tenían este tipo de tarjetas cuando se lanzó el teléfono. Tal y como cuenta la gente de Pepephone en su blog, toda una odisea. Ellos incluso enlazan las instrucciones (que seguro que habéis visto en más de un sitio) para convertir la tarjeta microSIM en nanoSIM. Parece complicado, y yo creo que perdí algunos años de vida cuando probé la mía en el iPhone 5, pero no tiene mucho truco y al final funciona mientras llegan las nuevas tarjetas.

El nuevo diseño, peso y materiales

iPhone 5 nuevo diseño

Este iPhone 5 es un rediseño completo, por dentro, y por fuera. En las primeras fotos (y rumores, no olvidemos que ya lo conocíamos “de antes”) veíamos una forma muy similar al 4S, casi “un 4S alargado”. Sin embargo, una vez que tienes el teléfono en la mano, por primera vez, te das cuenta de que esa simplificación además de injusta, no es cierta.

Cuando ponemos frente a frente un 4S con un 5, vemos las diferencias fundamentales del nuevo modelo: más simplicidad en la forma, menos complejidad en el diseño y algunos toques de elegancia que muchas publicaciones internacionales equiparan al acabado de relojes de alta gama.

iPhone 5 vs iPhone 4S Las diferencias en el diseño entre el iPhone 5 y el iPhone 4S son más que evidentes al ponerlos uno frente al otro

Y es que en los acabados de este nuevo modelo se nota la diferencia: bordes tallados con diamante, carcasa de cristal y aluminio anodizado (el mismo que Apple utiliza en los portátiles) y por primera vez en el modelo negro, la banda lateral de color grafito aporta más elegancia para un acabado que en primera persona destaca sobre cualquier teléfono inteligente del mercado (en mi opinión).

¿Se raya con facilidad?

Algunos usuarios se quejaban de que el modelo negro se rayaba con demasiada fragilidad, sobre todo en la parte trasera de aluminio, nada más sacarlo de la caja. En el blanco, esto parecía mitigarse por el color que lo disimulaba más, pero aún así las quejas estaban ahí. Mi modelo es el negro, por lo que he prestado especial atención a esto para este análisis.

iPhone 5 trasera sin rayas Después de 11 días de uso, la parte trasera no presenta arañazos ni desgaste. Podéis comprobar la galería de imágenes completa al final de esta sección

Apple nos cedió el teléfono el día 27 de Septiembre. Al no existir aún alguna funda para el iPhone 5, lo llevé sin absolutamente ninguna protección durante algunos días, hasta que le puse la funda SENA que utilizaba en el 4S. No era del tamaño del iPhone 5 y no cubría la parte superior, pero algo protegía.

Durante estos 11 días que he utilizado el teléfono a diario, no ha aparecido ni una sola raya o marca en la parte trasera, a todas luces la que comentan más débil. Podéis mirar las fotos que acompañan este artículo: todas son de hace unas horas antes de comenzar este artículo, y en ellas podéis ver el estado actual de mi teléfono. La única imperfección que he encontrado en estos días de uso es una microscópica muesca lateral, de la que os paso foto:

iPhone 5 micro imperfección lateral Única imperfección microscópica que he apreciado en el terminal. A simple vista, es imperceptible. Tenéis esta imagen a mayor resolución en la galería de imágenes de esta sección

Ni que decir que a simple vista era prácticamente imperceptible, y que he tenido que buscarla a conciencia para mostrárosla. La macro de la cámara apenas la encontraba. No he localizado ningún desperfecto, y creedme… mi teléfono ha pasado por muchas manos. Lo ha visto mucha gente, lo ha tocado otra tanta. Lo han puesto encima de mesas, lo han girado sobre ellas, lo han puesto de pie, incluso encima de encima de una hamburguesa… No he visto ninguna imperfección fruto de todo ello, podéis ver su estado actual en las fotos de esta entrada. Y si necesitáis que haga alguna más, sólo tenéis que pedírmelo en los comentarios.

El veredicto es que por supuesto estamos ante la enésima exageración en un producto Apple con todo ésto de las rayas: sin embargo, por supuesto que es un producto que necesita de unos cuidados mínimos. No podemos dejarlo suelto en un bolso con llaves o objetos punzantes sin protección, por ejemplo. Creo que esto es de sentido común en algo por lo que acabamos de pagar más de 670€.

El cristal trasero del anterior 4S protegía más contra las pequeñas imperfecciones, pero cuando el teléfono recibía un impacto más severo el cristal se rompía más fácilmente, cosa que vídeos como éste ya han demostrado que con el 5 no ocurre. Ventajas e inconvenientes. Si me preguntáis, prefiero el acabado del iPhone 5 menos tosco y que con los mínimos cuidados mantendremos en perfecto estado durante mucho tiempo, tal y como he podido comprobar.

“¡¡Wow, no pesa nada!!”

Esa es la frase que más escucharéis cuando dejéis o cojáis un iPhone 5. Sorprende la mayor pantalla y la ligereza del nuevo producto, más propio de una maqueta que de un teléfono de gama alta como este. No hay que tomarlo a la ligera, Apple ha hecho un esfuerzo de ingeniería industrial tremendo para miniaturizar cualquier parte del teléfono miniaturizable, y acoplar en un puzzle perfecto cada pieza del iPhone 5.

iPhone 5 ligereza La ligereza del nuevo terminal sorprende al cogerlo

Personalmente, uno de los aspectos que más me han sorprendido del nuevo modelo: es cómodo para leer tumbado en la cama, de sostener en la mano para ver una serie durante el trayecto al trabajo en el metro o simplemente, comodísimo para llevar encima. Tal y como ya comentaba cuando analicé el nuevo iPad, el peso lo considero un factor determinante cuando hablamos de un gadgets. Y lo que Apple no pudo hacer con el iPad (aligerarlo), lo han conseguido con el iPhone 5. Chapó.

Ver galería completa » Diseño exterior iPhone tras 11 días de uso (22 fotos)

Su majestad, la nueva pantalla de 4 pulgadas

iPhone 5 pantalla retina nueva

Productos como el iPad, o el iPhone tienen muchos puntos en común pero el más importante es uno: su pantalla. Es la zona de interacción con el usuario, y la única tecnología que tendríamos que ver cuando lo utilizamos. Por tanto, no sólo es la parte más importante del teléfono: la pantalla en sí prácticamente lo define.

Y llegamos a la fantástica, enorme, increíble pantalla del teléfono: 4 pulgadas que han crecido a lo alto, y no a lo ancho. La decisión de Apple en este sentido era coherente. Las aplicaciones tienen mucho más fácil adaptarse a este formato. Además: la usabilidad, ese eterno custodio de cada producto de la compañía lo agradece. Tal y como demostré en mi primera toma del contacto post-keynote en Londres, se llega a cualquier parte de la pantalla con el pulgar.

iPhone 5 nueva pantalla retina completa

No penséis que sólo queda bien en los papeles: la combinación de ligereza y esa enooorme pantalla de 4” fácilmente usable convierten el iPhone 5 en uno de los teléfonos inteligentes más cómodos e intuitivos que existen. Por supuesto, ayudado por iOS 6: el sistema operativo se ve realmente espectacular con este nuevo tamaño.

Al cabo de un rato usándolo, la sensación es que estamos ante algo mucho más grande que lo teníamos en un 4S, pero comodísimo de usar. Esa sencillez natural es quizás el punto más fuerte de este nuevo modelo, y es algo que no es nada fácil de conseguir.

La pantalla Retina ha muerto, ¡viva la nueva pantalla Retina!

Ni siquiera un elemento tan convencional como la pantalla ha escapado del rediseño. Las dos capas que tradicionalmente componían la pantalla (el panel que muestra la imagen y la que contiene los electródos táctiles) se han fusionado en una sola, mostrando de forma más directa los gráficos y permitiendo una saturación del color increíblemente mejorada en este teléfono.

Y la mejor forma de verlo, es mirar el color negro de la pantalla. Un negro que casi no se distingue del marco del mismo color del frontal, dando una sensación de continuidad en todo el conjunto. Un toque sutil pero que causa un efecto espectacular cuando lo tenemos delante.

iPhone 5 saturación web La mejora en la saturación de colores es evidente: fijaos que la continuidad entre el marco y la parte superior de la pantalla es casi imperceptible gracias a un color negro más saturado

Por otro lado, la mayor saturación de los colores lo notaremos en las fotografías, pero también en los iconos. Personalmente, lo noto en los iconos con fondo verde (como WhatsApp o Mensajes), ahora con unos tonos mucho más vivos y atractivos que antes. No lo digo sólo yo, DisplayMate por ejemplo opina que el iPhone 5 tiene una de las mejores pantallas del mercado.

Aplicaciones migradas y aplicaciones dormidas

Las aplicaciones ya han comenzado a migrarse a esta nueva pantalla, aprovechando al máximo cada píxel de espacio: no sólo las nativas, Twitter, Evernote, Flipboard o Foursquare están disponibles desde casi el primer día. Sin embargo, parece que otras se resisten a actualizarse, y no son precisamente desconocidas. WhatsApp, que como siempre van por libre, parece no haberse enterado del nuevo teléfono, al igual que ocurre con Spotify, por ejemplo.

La diferencia entre una aplicación migrada y otra no reside en su funcionamiento, sino en sus funcionalidades: consiste en sacar mucho más provecho cada aplicación con el nuevo campo visual que otorga una mayor pantalla, y espero que en breve las rezagadas se pongan las pilas.

Conexiones inalámbricas

Una de las mejoras más interesantes del nuevo teléfono, la inclusión de la tecnología LTE para descargas de datos, no podemos usarla aún en España porque ningún operador la ofrece al público aún. A lo máximo que podemos aspirar en España es a exprimir un poco más nuestras conexiones 3G con la compatibilidad HSPA, HSPA+ y DC-HSDPA. Las tres grandes operadoras españolas Movistar, Vodafone y Orange también son compatibles con ellas, por lo que notaremos una ligera mejora en la navegación 3G con respecto al iPhone 4S, algo es algo.

En las conexiones Wi-Fi, Apple ha incorporado la banda de 5Ghz de la norma 802.11n, consiguiendo que podamos llegar hasta 150 Mb/s teóricos en una red inalámbrica compatible (como la que pueden crear los últimos AirPort Express/Extreme de Apple). El iPhone era el único dispositivo de la compañía que no era compatible con esta banda, ya que el iPad o cualquier Mac reciente podían conectarse a ella.

¿Existe algún fallo en el iPhone 5 y iOS 6 que consume la tarifa de datos aún estando conectados a una red Wi-Fi?

En los últimos días, algunos usuarios de EEUU han informado de problemas con ésto: parece que el teléfono consumía datos de la tarificación del operador de telefonía, aún estando conectados por Wi-Fi. Al parecer, Apple lo solucionó con una actualización del operador Verizon.

En mi caso, con este iPhone 5 y iOS 6, no he notado ningún problema en este sentido. He comprobado mi tarificación de datos al milímetro gracias a una aplicación del propio operador, y todo está correcto. Tampoco tengo noticias de que a nadie en España le este sucediendo. Supongo que este problema se deberá a esos ajustes de Verizon en particular, y sólo en la red de EEUU.

El puerto Lightning

iPhone 5 cable Lightning

Una de las mayores novedades de este nuevo modelo ha sido el puerto Lightning, que sustituye al conector de 30 pines que venimos utilizando con los iPod desde 2003 (los primeros iPod lanzados en 2001 utilizaban Firewire, que tiempos aquellos). Esto son casi diez años con el mismo sistema de conexión, que ya se ha quedado obsoleto en gran parte por su tamaño.

iPhone 5 puerto Lightning

Con la miniaturización exigida por Apple para los nuevos dispositivos, el conector de 30 pines quedaba grande. Ya no sólo el conector, sino toda la electrónica necesaria para hacerlo funcionar. Por ello, se ha optado por un nuevo conector mucho más pequeño que lo que conocíamos, con las mismas funciones, y con alguna novedad: es reversible, pudiendo conectarlo por un lado o por otro, sin existir una posición incorrecta. Puede parecer algo sin importancia pero al cabo de unos días usándolo, es bastante cómodo.

¿Por qué Apple no ha utilizado micro-USB?

La decisión de la compañía por crear algo como Lightning es simple: el micro-USB no es lo suficientemente potente y versátil para los requerimientos de Apple. Por ejemplo, un micro-USB no podría cargar y sincronizar simultáneamente un iPad (con vistas al futuro), y carece de la “inteligencia” necesaria para conectar aplicaciones en iOS con accesorios hardware externos. Por ejemplo, para mostrar vídeos, controles de reproducción en pantallas de otros dispositivos, acceder a funciones concretas, etc…

Por supuesto, para cumplir las recomendaciones de la International Electrotechnical Commision, la compañía venderá un adaptador por separado, pero que no tendrá todas las funciones avanzadas del puerto Lightning. Aquí, Apple ha preferido priorizar las características de su producto y el ecosistema formado alrededor de él. Y tiene sentido: el mercado de fabricantes de accesorios es casi tan importante como el del iPhone en si, y en parte es debido a la enorme diversidad y funcionalidad de todos ellos. Limitar ésto por una decisión externa a la compañía, habría sido un poco absurdo.

Ahora las malas noticias

Como punto negativo, el puerto Lightning todavía tiene cosas pendientes que resolver. ¿Que ocurre con los dispositivos y accesorios que utilizábamos en nuestro 4S? Apple vende un adaptador Ligthning a 30-pines para resolver ésto, pero ojo: sólo es compatible con audio analógico, audio USB, así como carga y sincronización simultánea. Nada de salida de vídeo, por ejemplo, algo inexplicable a estas alturas.

Para resolverlo, Apple tiene previsto lanzar unos nuevos cables Lightning a HDMI que convertirán nuestro iPhone 5 en fuente de vídeo y audio, por ejemplo. A día de hoy, no conocemos disponibilidad ni lanzamiento, y en mi opinión, es algo que deberían haber previsto sabiendo el fiasco de los adaptadores. Toca pues, esperar.

El nuevo chip A6, ese gran desconocido

Apple A6 mejor rendimiento

Quizás por ser el elemento menos expuesto al público, el nuevo chip A6 ha pasado medianamente desapercibido en muchos reviews. Este chip, esta maravilla de chip, no son sólo retoques aplicados a lo que ya existía, como ocurrió en sus predecesores A4 y A5.

El chip A6 es una creación exclusiva de Apple basada en la arquitectura de ARM, que ha construido exáctamente el producto que necesitaba algo como el iPhone 5. Un procesador diseñado a medida por Apple: ojo con ésto. No es de extrañar que la compañía se esté pensando fabricar los próximos Macs con, quizás, diseños propios de este tipo.

¿Que gana el nuevo teléfono con este procesador? Las mejoras evidentes, en cuanto a velocidad gráfica y de proceso, que podríamos esperar. La aplicación de la cámara ahora se abre mucho más deprisa, nos permite tomar fotos mientras grabamos un vídeo (nunca se ha podido hacer ésto antes con un iPhone) y por supuesto, esa nueva hornada de juegos con gráficos espectaculares que exprimen las tres GPUs con las que cuenta el A6. Sin embargo, Apple no ha diseñado este nuevo procesador sólo por ésto.

El secreto del A6: la eficiencia energética

Captura gasto batería iPhone 5Pues sí, Apple tiene una verdadera obsesión por la eficiencia energética en los procesadores de sus dispositivos móviles o portátiles. ¿Quien no recuerda a Steve Jobs hablando de los problemas de los PowerPC y de su bajo rendimiento por vatio? Aquello desencadenó la tercera transición en el mundo Mac, y este iPhone 5 y el A6 tiene todas las papeletas de desencadenar algo similar con Apple como fabricante de sus propios procesadores.

Por tanto, la auténtica fuerza de este A6 (y de iOS 6) es la gestión de la energía. Pensémoslo por un instante: un teléfono más potente, con mayor pantalla, con mayor capacidades inalámbricas, y que no sólo mantiene los tiempos de uso del anterior 4S, sino que los mejora. Eso no se logra por casualidad y no tiene nada que ver con la batería de este nuevo teléfono en sí, sino con el ahorro energético de la nueva arquitectura.

Para pulsar la duración la batería, dispuse durante 7 días la misma prueba: una carga completa por la noche y todo el día siguiente usándolo con normalidad sin cargar. Mi uso ha sido con el brillo en torno al 80%, notificaciones y correo push activado, varias horas de escucha de música vía Spotify, mirar Twitter, Foursquare, Instagram… lo normal. Normalmente llegaba casi a medianoche con alrededor del 20% de la batería, un reposo medio de 18 – 20 horas, con unas 5 horas de uso. No está en absoluto nada mal, cuando con el iPhone 4S llegaba justo o alrededor del 5 o el 10%.

Un pequeño truco para mejorar la batería

Algo que he podido comprobar que funciona en algunos casos, para todos aquellos a los que la batería no os acabe de durar lo esperado: Descargad el teléfono por completo y tenedlo así durante unas tres o cuatro horas. Después, no restauréis un backup de vuestro anterior iPhone en éste, configuradlo como un iPhone nuevo e instalaos las aplicaciones desde 0.

La cámara, menos es más

iPhone 5 cámara lente

La cámara principal del iPhone 5 ha sido mejorada sin aumentar los megapíxeles (que no creo que haga falta deciros que NO es un indicador de calidad, sino de tamaño) y la frontal ahora graba vídeo en 720p. De nuevo, el chip A6 ayuda a acelerar un 40% la captura de imágenes, a reducir el ruido en las mismas, a detectar hasta 10 caras y logra una mejora en la estabilización más que notable.

El cambio más importante en la cámara es el rendimiento en condiciones de baja luminosidad, espectacularmente mejorado. Aplicaciones como Camera+ se han actualizado para ser compatibles con este modo de baja luminosidad, pudiendo trabajar con un ISO de 3200, frente a los 800 ISO de la generación anterior. El led flash que se utiliza también mejora sensiblemente, ganando un poco más de potencia, aunque yo personalmente no lo he apreciado.

¿Hace el iPhone 5 fotos con color púrpura?

Otro de los temas que más se ha hablado es sobre un supuesto problema del iPhone 5 que podría hacer fotos de color púrpura cuando se hace una foto directa a un foco de luz brillante. En fotografía, este fenómeno se denomina lens flare, y está presente en cualquier cámara del mercado. Para obtenerlo, basta con mover la fuente de luz brillante a los márgenes del encuadre. Habréis visto este efecto mil veces, incluso buscado intencionalmente en algunas películas.

iPhone 5 lens flare comparación Las dos fotos han sido tomadas con el mismo iPhone 5, en el mismo lugar y momento. Para que aparezca el efecto púrpura de la derecha, se debe forzar un ángulo de cámara y unas condiciones específicas, que se corrigen moviendo levemente el teléfono

En el iPhone 5, cuando esta fuente de luz brillante está en el borde del encuadre o justo en el borde de él, se muestra este efecto con una saturación excesiva del color púrpura. No quiere decir que todas las fotos salgan púrpura, en absoluto, ni siquiera que sea fácil de conseguir. Yo llevaba cinco días probando el iPhone 5 y no me di cuenta de ésto hasta que alguien me dijo como reproducirlo por Twitter. La causa puede ser la alta sensibilidad del sensor, o el poco espacio entre lentes en algo tan minúsculo como este teléfono. En páginas como The Next Web lo comparan con el 4S, y lo califican como algo normal para este tipo de cámaras. En las fotos de ejemplo de la wikipedia para la definición de “lens flare”, incluso aparecen fotos con este efecto púrpura, de otras cámaras. Sucede en todas, sólo que en unas el efecto es más marcado, y en otras menos.

En caso de que la luz, el ángulo y el encuadre coincidan para que veamos este efecto óptico, simplemente moviendo levemente el teléfono desaparecerá. Es algo completamente evitable que no empaña la magnífica calidad fotográfica del teléfono. Os he preparado un set de imágenes a plena luz del día y con baja luminosidad que podéis descargar sin ningún tipo de post-procesado.

Ver galería completa » iPhone 5: Imágenes de ejemplo de la cámara (15 fotos)

Altavoces, micrófonos, calidad de sonido y los nuevos EarPods

iPhone 5 altavoces

No recuerdo una mejora tan grande en los altavoces del iPhone, como cuando pasamos del iPhone original al 3G. ¿Os acordáis? Ahora con el iPhone 5, Apple los ha vuelto a mejorar abriendo además las rejillas de salida de sonido, menos contenidas que en el 4S. El sonido por el altavoz incorporado sigue siendo vibrante y fuerte, quizás con un punto más de mejora para los oídos más especializados.

La calidad del sonido en una llamada o en una grabación desde el teléfono sí ha mejorado: la compañía ha añadido tres micrófonos distribuidos entre la parte inferior, la superior al lado de la cámara frontal y otro justo al lado de la cámara principal. Eso permite una cancelación de ruido realmente buena, que nota no sólo en las conversaciones por teléfono, también en la grabación de vídeos o utilizando FaceTime.

Los nuevos EarPods, una grata sorpresa

Nuevos EarPodsLos nuevos auriculares de Apple fueron como un invitado de última hora: recuerdo que fue el mismo día de la keynote, o como mucho el anterior, cuando aparecieron las primeras fotos/rumores de ellos. El diseño, impresiona: muy poco parecido a lo podemos encontrar en el mercado. Una forma arriesgada y distinta, valiente en un campo en el que nadie innova cuando lanza un teléfono o un dispositivo portátil.

Apple con los EarPods quería conseguir dos hitos: el primero, mejorar la calidad de sonido de los auriculares tradicionales, consiguiendo un diseño mixto entre los normales y los in-ear. Además, hizo un estudio exhaustivo de varios años sobre 300 tipos de oído para conseguir algo cómodo para la inmensa mayoría.

La diferencia se nota desde la primera escucha: las nuevas conducciones de aire en el diseño hace que el sonido sea más natural, mejorando los graves (uno de los problemas de los anteriores) y siendo cómodos y ligeros. El tercer punto de mejora es la durabilidad, el punto débil de los que ya conocemos, que se verá con el tiempo. De momento, usándolos día a día no han dado signo de desgaste, y personalmente, los considero una muy grata sorpresa.

iOS 6, una puesta al día poco valiente

iPhone 5 iOS 6 combinado

El último sistema operativo de Apple para sus dispositivos móviles llega al iPhone 5 sin ninguna característica exclusiva. Siempre hemos visto con un nuevo modelo una parte del sistema operativo que aprovechaba al máximo alguna novedad hardware del mismo. Esta vez, no ha sido así… del todo.

Quizás las novedades esta vez están en el backstage, y no son ni más ni menos que la gestión de los recursos del iPhone 5 con el nuevo chip A6 manteniendo un rendimiento energético notable. No todo tienen que ser fuegos artificiales, este tipo de trabajos del sistema operativo y lo bien resueltos que están en este modelo, deben señalarse como un punto a favor.

iPhone 5 con iOS 6

Sobre iOS 6, ya hemos hablado largo y tendido en Applesfera. Os remito a las entradas que hemos venido haciendo desde el lanzamiento oficial, ya que no hay funcionalidades específicas para este iPhone 5 de cara al usuario. Sin embargo, si que me gustaría destacar el fiasco de los mapas de esta versión, un error imperdonable por el que Tim Cook pecó de novato.

No se puede lanzar un producto que es bueno en si mismo como aplicación, pero con unos datos tan desastrosos. Sobre todo cuando tu competidor te lleva 6 años de ventaja. Suena, como digo, a metedura de pata de principiante. Aunque algo parecido le pasó a Jobs con Mobile Me y Tim Cook debería tomar nota no sólo de los éxitos, también de estos errores.

Parece que esta versión de iOS se ha quedado corta en algunos aspectos. Es una versión muy poco valiente, teniendo el hardware que tiene Apple ahora mismo encima de la mesa. ¿Por qué no mejorar la pantalla de bloqueo, ahora que el iPhone 5 aporta un espacio extra? Con el chip A6, ¿no se podría haber mejorado también la gestión de la multitarea? Y ya que pedimos, ¿que tal con ampliar el espacio de archivos “común” a otros tipos, y no sólo a imágenes, tal y como propuse en esta entrada?

Con todo iOS 6 funciona de forma perfecta en el nuevo terminal, y la magnífica pantalla de 4” le da un pequeño respiro al sistema operativo, tan amante de los detalles, y ahora con tanto espacio para mostrarlos y recrearse en ellos. Algunas aplicaciones se ven espectaculares en la nueva pantalla.

Citius, altius, fortius

iPhone 5 mesa despacho

El iPhone 5 es posiblemente uno de los teléfonos mejor fabricados (si no el mejor) que podamos encontrar en el mercado. El grado casi obsesivo de Apple por cada detalle en su construcción hacen que estemos ante una pequeña joya del diseño industrial, que destaca y brilla realmente cuando lo sostenemos y lo probamos personalmente.

Considero esta generación como la mejor desde el iPhone original. Completa, cuidada y con todos los detalles cerrados (y bien cerrados) sin dejar nada al azar. Como aquellos deportistas que iban a Atenas para competir, Apple nos ha mostrado su mejor atleta, preparado como nunca en un auténtico alarde de experiencia, adquirida en estos últimos cinco años.

Que tampoco se llamen a engaño quienes busquen aquí un cambio de rumbo, o una reinvención contínua del concepto: Apple no mira a los lados, siempre fija la vista hacia adelante. No esperéis encontrar aquí un teléfono pretendiendo ser distinto, fabricado por la compañía de Cupertino. Su visión es ésto, y lo que evolucionan, lo que cada vez consiguen que sea más fuerte, más rápido y más alto, es un iPhone. El iPhone.

Con el iPhone 5 han conseguido casi cerrar un ciclo de cinco años donde han llegado a un gran nivel hardware con un gran nivel de software. El refinamiento, las iteraciones de ambos lados coexisten en este nuevo modelo en una simbiosis que encaja a la perfección. El resultado es un producto especialista en hacer todo lo que hace de manera soberbia, en envuelto en un diseño que no se había visto antes.

El mejor iPhone que se ha fabricado en cinco años, la culminación de una visión y sin dudarlo, una apuesta feroz por el futuro y la tecnología que se ha creado a partir de él.

No existe otro teléfono igual: ni siquiera, de Apple.

En Applesfera | Todo sobre el iPhone 5
En Applesfera | Análisis del iPhone 5: la continuidad como principal característica y Análisis en vídeo del iPhone 5, el iPhone más bonito creado hasta la fecha

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

40 comentarios