Sigue a

Queríamos creer en iPhone

Cuando queremos hablar del éxito de algo, o de alguien, recordamos todo lo que ha hecho para conseguirlo. Repasamos la trayectoria vital que se tejió en cada puntada de ese premio que es el reconocimiento, y aplaudimos los hechos. Las decisiones, los cambios que modelaron la pieza que hoy ya está pulida y vemos resaltada por los focos.

Hoy hace cinco años que el iPhone original se puso a la venta. Podría deciros que me acompañaseis a aquella vitrina del fondo de este blog, donde guardamos esos momentos que brillan por si solos. En ocasiones, las cosas excepcionales se tornan en monotonía… y la monotonía es una lenta invasión que precede a lo que “esperamos encontrar”. Si algo hemos aprendido de Apple con el iPhone, es a no encontrarnos lo que esperamos.

Además seguro que hoy visitáis muchos mostradores relucientes en todas partes. Muchas visitas guiadas, muchos “siga la flecha” que al fin y al cabo os enseñarán lo que ya sabéis, os recordará lo que no habéis olvidado y al final, la celebración de algo tan importante como el iPhone quedará como un trámite ordinario.

No iremos a aquella parte. Os pediré que me acompañéis a la trastienda de Applesfera, al año anterior al lanzamiento oficial del iPhone. No hace cinco años de eso, hace seis. En ese punto negativo del eje donde nadie tenía ni la más remota idea de lo que iba a lanzar Apple, y la palabra “iPhone” era sólo una esperanza, una idea, casi un espejismo. Algo en lo que queríamos creer. Hoy hablaremos de ese iPhone que todos imaginaban y que nadie consiguió acertar. Afortunadamente.

El ruido

Applesfera nació en Abril de 2006, en pleno bullicio de los rumores sobre un futuro nuevo teléfono de Apple. Ya en nuestro primer mes, hablábamos del lanzamiento de no sólo un nuevo móvil, sino también un operador virtual que finalmente nunca apareció. A final de Julio, ya existían trazas de ese Mac OS X “Mobile” para un móvil, y unas declaraciones del fotógrafo habitual para marketing de Apple fueron reveladoras: “El teléfono más elegante y sexy que he visto nunca. El lanzamiento de dicho teléfono va a ser en agosto.“ Se equivocó en la fecha, pero probablemente no en el dispositivo.

Y comenzó a aparecer el desfile de iPhones imaginados. Ninguno se acercó siquiera al diseño final, porque lo que se imaginaba es que sería un iPod con teléfono. O un teléfono con iPod.

iPhoneisightsolo.jpg

Entre las entradas dedicadas al tema, encuentro algunas que acertaron de pleno. Cómo esta en la que ThinkSecret desvelaba la fecha correcta del lanzamiento del dispositivo, y daba las trazas de lo que sería el futuro iPhone real, “elegante, simple y funcional”. Que no era precisamente el concepto imaginado que publicó MacRumors (de nuevo, otro iPod con teléfono):

MacRumors iPhone

No sólo los blogs especializados hablaban del esperadísimo lanzamiento. La prensa francesa llegó incluso a situarlo en la portada de algunos de sus periódicos, mostrando un aspecto familiar respecto a los fakes que ya habíamos visto antes, pero completamente opuesto a lo que Apple nos tenía preparados:

iphonelevrai.jpg

De repente, entre tanto ruido, cierto destello en forma de patente se nos mostró. Y cuando lo vimos en aquella época lo sospechábamos, pero viéndolo ahora coincidiréis conmigo que es la pura filosofía del iPhone: una pantalla táctil multifuncional. Por cierto, en aquel momento se abría el debate sobre el nombre, ya que “iPhone” era una marca registrada por Cisco… aunque todo el mundo seguía usándolo para designar el deseado teléfono de la manzanita. Que se parecería mucho a esto:

iPhonePatente.gif

Me gusta el título que elegí para aquella entrada, “Apple sube la apuesta”. Sin duda, tenían planeado algo mucho más ambicioso que los modelos que el resto del mundo imaginaba, incluída la competencia. Aún habiendo visto la patente, los conceptos ni se acercaban al futuro modelo:

iPodPhonemockup.jpg

Mientras tanto, Apple avanzaba sigilosamente. Comenzó a contratar gente para puestos relacionados con el mundo de la movilidad. Como el puesto de Mobile Marketing Manager, que se encargaría de gestionar las campañas internaciones de marketing del mercado de dispositivos móviles con iTunes y el contenido de la tienda. Sin embargo, aún no existía ningún dispositivo con iTunes como tal.

Pero eso quería decir que comenzaba la veda para imaginar versiones “mobile” de las aplicaciones de escritorio. Pasó con un supuesto segundo modelo de iPhone que se rumoreaba, incluso con nuevo nombre “iChat Mobile”:

ichat_mobile.jpg

Y de entre todo el berenjenal de datos contradictorios, llega Leo Laporte, un histórico del mundo Apple, y sin pestañear sentencia: “Sin abolutamente ningún género de duda, el iPhone será presentado en la MacWorld de Enero.“ Sin duda, Laporte tenía buenos informadores. En esa entrada yo apostaba por una presentación separada del nuevo iPhone y un nuevo modelo del iPod, para que el iPhone tomara toda la atención.

Lejos de la primera línea de los rumores, una pequeña batalla se libraba por el nombre, relacionando el nuevo dispositivo incluso con “iMobile”, o incluso iPod. Y sin esperarlo, a mediados de Diciembre de 2006 se presentó… el iPhone. Con la salvedad que era de Linksys, el actual propietario de la marca, y no era nada de lo que se esperaba de Apple, por supuesto, sino un teléfono VoIP:

WIP320

Algunos nos quedamos de piedra y ya dábamos por perdida la marca. Sin embargo, nunca es bueno menospreciar la capacidad de Steve Jobs para conseguir algo, embarcado sin duda en un proceso de compra de ese nombre que incluso duró meses después de la presentación del iPhone original.

iPhone click wheel mutante

Nos acercábamos al final de 2006, y los datos cada vez eran más fuertes, y más claros. Y lo más importante: iban en la misma dirección. La analista Rebecca Runkle nos dijo la fecha e incluso las características básicas del modelo oficial, a menos de un mes de la presentación. Apple ya estaba moviendo la información entre la prensa especializada. Por cierto, Kevin Rose fue el contrapunto a Runkle: no acertó ni de casualidad en sus predicciones, y habían algunos modelos que incluso tenían buena pinta:

autenticoiPhonelooprumors.jpg

Con todo llegamos a un fin de año emocionante, con una cantidad de modelos, combinaciones y variaciones de lo que podría ser el iPhone casi infinitas. Os mostrábamos un blog que recopilaba los “mejores” conceptos, y aunque algunos se “aproximan” (muy de lejos), la mayoría no es más que un iPod muy mal combinado con partes de móvil.

Rara avís

Recuerdo aquellos días, aquella consciencia colectiva bullendo de piezas que nadie supo encajar. Y en aquel puzzle, creo que hay que reconocerlo, Apple dio una lección a todos. No se trataba de encajar las piezas, ni de imaginarlas en distintas posiciones. No se trataba de las piezas, se trataba de elegir entre dos puertas. Una de ellas, partiría de los retales de lo conocido para crear algo nuevo. La otra, consiste en pensar en el concepto perfecto de lo que quieres conseguir, y a partir de eso, retroceder para crear las piezas.

Los rumores no se equivocaron en lo tangible, sino en la forma de plantear la meta. De hecho, lo que había que hacer era empezar a correr en dirección contraría desde ella.

Hoy hace cinco años que el iPhone llegó al público. Unos, aplaudieron, otros, lo menospreciaron, pero sin duda nadie, NADIE, fue capaz de volver la cabeza.

Y eso sólo lo logran las excepciones, las raras avis, estos paréntesis a lo establecido… que nadie fue capaz de imaginar como Apple. No intentéis adivinar como serán los cinco próximos años. Simplemente, disfrutadlos como los cinco que hoy dejamos atrás.

En Applesfera | Tres dispositivos revolucionarios en uno, cinco años después | Vivir con un iPhone

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios