Cómo utilizar los alias en OS X para cargar bibliotecas de iTunes en distintas unidades

Síguenos

itunes-unidades-alias.png

Hace poco más de una semana que llegó Lion: Un momento típico de hacer un repaso por todo lo que tenemos en nuestro disco duro antes de la casi obligatoria sesión de backup y así cambiar con seguridad al nuevo sistema operativo.

Seguro que habéis pasado por la carpeta iTunes dentro de Música… ¿Habéis visto lo que ocupa? Es probable encontrar blibliotecas de 60 o más GB, una auténtica locura pero completamente normal: En iTunes ahora mismo tenemos música, libros, aplicaciones, películas… Y deberíamos tener claro que probablemente sea la carpeta más poblada de nuestro Mac.

Quizás si tenéis un Mac de escritorio con un disco duro de gran capacidad no os importe, pero en los portátiles cualquier GB cuenta si lo utilizamos para viajar y deseamos llevar archivos más importantes que lo que tenemos en iTunes. Además, también hay que tener en cuenta que dicho contenido también lo tendremos en nuestros dispositivos iOS, con lo que cargar casi por duplicado con todo no es necesario.

El objetivo de esta entrada es enseñaros a utilizar los alias de OS X para poder cargar librerías de iTunes desde otras unidades, y poder cambiar entre ellas con la posibilidad de utilizar todas las características al 100%: Listas inteligentes, contadores de reproducción… todo. Vamos a ello.

¿Que es un alias en OS X?

aps-crear-alias.png

Alguna vez he oído que alguien ha dicho “Es como un acceso directo en Windows”... Pero NO, rotundamente NO. Un alias en OS X es mucho más potente. La idea es la misma: Un pequeño enlace a una carpeta o archivo. Sin embargo, los alias en OS X son más potentes: Podemos mover el objetivo de los alias de carpeta, que el alias seguirá apuntando a él.

Podemos incluso renombrar el archivo donde apunta, el alias seguirá encontrándolo como si nada hubiera cambiado. Esto podemos utilizarlo para tener en el escritorio varios alias apuntando a archivos que movemos dentro de otra unidad o de nuestro disco duro, y que aunque lo hagamos, los alias creados seguirán siendo válidos sin preocuparnos por la localización del original. Como veis muy útil.

Habitualmente, los usuarios de Mac no utilizamos los alias. Nos acostumbramos a abrir las aplicaciones con Spotlight, o a tenerlas a mano en el dock o incluso ahora con LaunchPad tenerlo todo en una misma carpeta. Pero aún así, los alias son muy útiles en estas ocasiones y el uso que vamos a darle con iTunes es muy interesante.

Crear un alias de la carpeta iTunes

itunes-contenido-alias.png

El truco es bastante sencillo. Para conseguir lograrlo con éxito, hay que hacer dos pasos imprescindibles. Así nos aseguraremos que no borramos nada de nuestra actual biblioteca, y estará lista para volver a iTunes si así lo queremos. Este es el proceso:

  • Ves a la carpeta Música y verás tu carpeta actual de iTunes. Aquí es donde el programa crea por defecto la carpeta. Vamos a renombrarla con el objetivo de no sobreescribirla cuando traigamos el alias de la externa. La podéis llamar “iTunes_OLD” o cómo queráis. El objetivo, es que iTunes no encuentre esta carpeta al tener otro nombre y utilice la del alias que vamos a crear.
  • Último paso: Vamos a nuestra unidad externa donde está la biblioteca iTunes que queremos conectar y creamos un alias de ella, utilizando clic secundario/Crear Alias. Este alias lo movemos a nuestro Mac, dentro de la carpeta música, donde en el paso de antes hemos renombrado la carpeta iTunes a iTunes_OLD. Aquí dejamos nuestro nuevo alias, y le cambiamos el nombre a “iTunes”.

Arrancamos iTunes, y sin tocar configuración ni ficheros de propiedades ni nada más complejo, la aplicación cargará la biblioteca de nuestro disco duro externo como si fuera la que tiene asignada por defecto, al encontrar el alias que apunta a ella y sin saber que en realidad está localizada en otra unidad.

Posibles usos de tener múltiples bibliotecas

itunes-carpetas-alias.png

La verdad es que iTunes es un programa importante: Como hablábamos al comienzo de esta entrada, hoy en día es el centro de mando de nuestros dispositivos iOS y ahí tenemos una cantidad de cosas increíble que se alimenta vorazmente de nuestro siempre escaso disco duro.

Los usos para este truco de los alias son varios: Mientras estamos en casa podemos utilizar un disco duro externo para almacenar librerías de iTunes de muchísimos GB con absolutamente todos nuestros archivos, y cuando salgamos con el MacBook de casa, dejar la interna del disco duro con lo esencial que queramos llevarnos.

También podría ser útil para cargar bibliotecas musicales de amigos que la traigan a casa para que la escuchemos, ya que además con este truco se mantienen todas las propiedades de los contadores de reproducción, listas inteligentes, etc… ¡Espero que os parezca interesante esta forma (una más entre otras varias) de utilizar las bibliotecas de iTunes de una forma más óptima!

En Applesfera | Cómo crear y utilizar varias bibliotecas de iTunes con un mismo usuario de Mac OS X

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios