Compartir
Publicidad
Estas son las posibles razones por las que Apple prefiere perder dinero cada vez que vende un HomePod o un Apple TV 4K
Accesorios

Estas son las posibles razones por las que Apple prefiere perder dinero cada vez que vende un HomePod o un Apple TV 4K

Publicidad
Publicidad

El negocio básico de una empresa que vende un producto es simple a primera vista: fabricas ese producto, lo vendes a un precio más alto para tener un margen de beneficios que te permita cubrir costes y ganar dinero y listo, ¿verdad? Pues a veces no siempre es así: a veces una empresa decide vender un producto a un precio más bajo que el de coste de fabricación, perdiendo dinero con cada venta.

Es lo que puede estar pasando con los Apple TV 4K, los AirPods y los HomePod, según comenta John Gruber desde su podcast The Talk Show. Por lo visto el coste de fabricar un Apple TV 4K sería de aproximadamente 180 dólares, y el precio de venta final del dispositivo es de 180 dólares. Eso significa que Apple no estaría ganando nada con ese Apple TV 4K, por muchas unidades que venda.

En el caso del HomePod la compañía incluso estaría perdiendo dinero, vendiéndolo a unos 349 dólares que sería una cantidad algo menor que la cantidad que cuesta fabricarlo. Hace un año se estimaba que el precio de los componentes de ese HomePod era de unos 216 dólares, aunque aquí habría que añadir los costes de ingeniería, desarrollo del sistema operativo, logística, traducción a varios idiomas de Siri... no podemos valorar un producto sólo por el puro coste de sus piezas.

Perdiendo dinero por un sitio, pero posiblemente ganándolo por otro

HomePod

Gruber advierte que este dato sobre el precio del HomePod y los AirPods no puede ser verificado y por lo tanto no podemos valorarlo como algo seguro. Pero aún en caso de ser cierto, ¿por qué Apple vende un producto más barato de lo que le cuesta fabricarlo a la compañía? Puede ser por que ha preferido apurar ese precio viendo que el HomePod ya iba a ser bastante más caro que los altavoces inteligentes de la competencia. Los rumores que hablaban de un HomePod más básico y barato también cobran sentido si esto es verdad.

Otra posible razón es que tanto el Apple TV 4K como el HomePod son productos que "empujan" a sus propietarios a utilizar otros servicios de la misma Apple (compra de películas, suscripción a Apple Music), algo que podría hacer que finalmente las cifras de ventas del HomePod repercutan positivamente en el crecimiento de la rama de servicios de Apple. Pierdo dinero con A pero el efecto es ganarlo con B. De aquí cobra sentido otra cosa: las restricciones que exprimen al máximo las suscripciones de Apple Music en el HomePod.

Son datos y cifras que nunca veremos confirmadas por Apple, aunque John Gruber no suele andar errado con sus fuentes incluso cuando nos advierte de que no puede verificarlas. Para él, el problema no es que Apple lo venda a un precio demasiado bajo sino que los productos son "demasiado buenos" para el público objetivo al que se quieren vender.

Por cierto, hay quien puede pensar que los precios equivalentes en euros del Apple TV y el HomePod sí pueden repercutir en ganancias para Apple vendiendo esos productos, pero no olvidéis algo importante: el precio en dólares de los Estados Unidos no incluye impuestos mientras que en el precio en euros de España sí que hay incluido el IVA. Si quitamos el 21% de ese IVA la cosa ya tiene otro color.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio