Compartir
Publicidad
Publicidad

Revisamos la funda S-Line de Ideal Case

Revisamos la funda S-Line de Ideal Case
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es la primera vez que tengo en las manos una funda rígida, de plástico duro, para el iPhone. He tenido fundas externas tipo calcetín como la Maya de Proporta (que con el paso del tiempo y el uso indiscriminado, está un poco pocha ya), fundas de silicona como la de Incase que también repasamos hace tiempo y ahora era el turno de probar una funda exterior rígida, como esta S-Line Silver de Ideal Case.

En primer lugar, hablemos del fabricante, Ideal Case es un proveedor de todo tipo de fundas para el iPhone y el iPod, tiene un catálogo con tantos modelos y estilos de funda como vuestra imaginación pueda abarcar. Está situado en Hong-Kong y envía a todo el mundo, con unos precios de envío bastante ajustados, envía por correo tradicional y permite certificar el envío además de elegir entre otras opciones más rápidas (y también más caras) que la compañía de correos. El precio de las fundas es bastante ajustado en general, sin embargo, eso sí no esperéis un acabado perfecto ni una calidad de los materiales extrabuena, conformaros con unos acabados justos y una buena presencia de la funda sin ir mucho más allá.

Sline en su funda original

La funda que nos toca analizar es la S-Line Silver, elegí esta porque a parte que encontré alguna opinión favorable al respecto, se compone de dos partes, facilitando el acceso a la parte superior e inferior del iPhone siempre que se necesite.

dos partes de la funda

La parte mayor es la que cubre los lados derecho, izquierdo y la parte posterior del móvil, es de color gris plateado con un efecto y color similares al aluminio que usa Apple en sus portátiles. La otra pieza es de un plástico más flexible, en color negro, que cubre la parte superior e inferior y se monta justo después de montar la primera.

Ajuste de la funda
La funda queda muy sujeta al móvil, no hay prácticamente ningún movimiento de las piezas al quedar montada, ni siquiera forzando con los dedos. Cubre todas y cada una de las partes del iPhone, que sólo podrá dañarse en una caída en la parte frontal ya que todas las esquinas y botones quedan a resguardo. Es bastante recomendable usar algún tipo de protección en la pantalla del mismo, una película protectora transparente hará el cometido.

Otro aspecto bueno a destacar de la funda es que el plástico que recubre la funda es un poco antideslizante, no es nada sencillo que el iPhone resbale de nuestra mano.

Además todos los botones y conectores quedan a la vista, permitiéndonos accionarlos sin ningún problema y sin tener que quitar la funda. Eso sí depende de qué dock no irá del todo bien, y este es uno de sus mayores handicaps: la parte gris de la funda llega muy al extremo del lateral del iPhone, lo que dificulta la conexión con ciertos docks y nos obligará a desmontarla. Mientras que la parte negra se desmonta muy fácilmente, la parte gris cuesta más y es un poco engorroso ir quitando y poninendo la funda para su conexión. Si no tenemos dock y cargamos con cable entonces no hay ningún tipo de problema, incluso no será sencillo conectar el terminal con las dos partes de la funda puestas.

Funda parte posterior

Respecto a la calidad y los acabados, no son malos, pero tampoco esperéis grandes cosas, se ve en los laterales la línea de unión del plástico, la funda por dentro no está barnizada y a la que la miras en detalle se ve que es sencilla. No obstante, vale 25 dólares, tampoco es que podamos exigir una calidad contrastada, otras fundas de este tipo valen casi el doble o al menos un 40% más.

En resumidas cuentas, la funda cuenta con puntos positivos y negativos, si lo os interesa probar este tipo de fundas más rígidas, es una opción a considerar, además si preferís otro diseño, el fabricante ofrece la misma funda en varios colores y además tenéis gran cantidad de modelos donde elegir en su catálogo. Eso sí, si valoráis la calidad de los acabados por encima de todo, quizás sea mejor ahorrar un poco más y decantarnos por otras opciones como la CandyShell, una funda que combina silicona y plástico de Speck con muy buena pinta y que encima ahora está en promoción dejándola a mitad de precio.

Más información | Ideal Case S-Line Silver

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos