Compartir
Publicidad
¿USB o Thunderbolt? Comparamos el precio del almacenamiento de alto rendimiento a las puertas de 2015
Accesorios

¿USB o Thunderbolt? Comparamos el precio del almacenamiento de alto rendimiento a las puertas de 2015

Publicidad
Publicidad

Ahora que estamos en fechas navideñas, son muchos los aficionados a la tecnología que eligen autoregalarse o regalar mejoras en almacenamiento. Y eso, normalmente, pasa por adquirir un disco externo para nuestro Mac. Hoy en día los precios son lo suficientemente bajos como para considerarlo.

Pero las soluciones más asequibles siempre pasan por un disco duro tradicional, con un cable USB 3.0. No digo que no vayan mal, pero... ¿hay posibilidades de subir un nivel más en la eficiencia? ¿Ha bajado el precio de los discos Thunderbolt? Echemos un vistazo.

Si quieres rendimiento, quieres un SSD

Antes que nada, si queremos mantenernos en una eficiencia real, tenemos que tener clara una cosa: no vayamos a por un disco con conexión Thunderbolt si la velocidad de ese disco provoca un cuello de botella. Es decir: para qué gastarnos dinero en un disco Thunderbolt de 10 o 20 Gb por segundo cuando el disco en si no llega ni a una décima parte de esas velocidades de lectura o escritura? Es por eso que hay que ir directos a un disco SSD si queremos un aumento de rendimiento real.

Por lo tanto, aquí la comparación justa es un disco duro tradicional y conexión USB 3.0 con un disco SSD y conexión Thunderbolt. Ignoraremos los modelos especialmente preparados para Mac, ya que cualquier dico se puede formatear en HFS+ o ExFAT según convenga.

Discos mecánicos con conexiones USB

Disco Externo

La ventaja de los discos externos USB es que ahora mismo son baratos. Los modelos portátiles y ultrafinos, como este Seagate, van de los 59,95 euros por 500 GB de espacio a los 124,95 euros por 2 TB. Y eso que estamos hablando de discos portátiles, los que usualmente suelen ser más caros. Naturalmente, según el disco que queramos el precio varía: un LaCie de 1 TB cuesta 94,95 euros, mientras que otro de la gama Rugged cuesta 149,95 por el hecho de tener más conexiones disponibles.

Pero si nos fijamos, vemos que las soluciones de almacenamiento USB portátil de gama baja o media van de los 60 a los 200 euros dependiento de las opciones y el tamaño. Luego hay otras soluciones más profesionales y caras, como este disco de sobremesa de G-DRIVE que llega a los 4 TB por 289,95 euros.

Discos SSD con Thunderbolt

cable thunderbolt apple

Pasemos a lo interesante: ¿cuánto dinero de más tenemos que poner para tener un disco SSD externo conectado con Thunderbolt? No hablo de pasos intermedios como este disco mecánico de G-DRIVE o este otro de Western Digital, sino de lo bueno lo mejor. Pasamos de las pletinas clásicas a los chips.

Pues aquí tenemos un disco de LaCie, de la gama Rugged, que nos da el ejemplo perfecto. Unidad SSD externa con conexión Thunderbolt: 279,95 euros los 250 GB y 479,95 euros el modelo de 500 GB. La cosa ya se pone más difícil.

La guinda la poone este disco LaCie de sobremesa con 1 TB de espacio por 1249 euros. La conclusión que podemos sacar tranquilamente es que si queremos este alto rendimiento del que hablaba tenemos que invertir entre cinco y ocho veces más dinero.

¿Qué es lo más recomendable?

¿Sale a cuenta? Desde luego. ¿Lo necesito? No soy quién para decírtelo con seguridad. Cada persona tiene sus necesidades, aunque no dudo en decir que ni se te ocurra adquirir uno de estos discos SSD con Thunerbolt si en él sólo vas a guardar películas, series, fotografías o documentos de tamaño pequeño y uso diario.

El precio sigue siendo demasiado alto como para que estos discos SSD se compren como estándar. Lo aconsejaría, por ejemplo, para todos aquellos que necesiten almacenamiento y rendimiento al mismo tiempo. Editores de vídeo, fotógrafos que retocan grandes cantidades de fotografías... son ejemplos de personas en los que trabajar con un cable Thunderbolt les puede ahorrar mucho tiempo.

Más allá de los discos externos, también podemos contemplar las tarjetas Flash que se integran en los MacBook Pro

Si te has quedado con el gusanillo, tampoco hay que ignorar algunas otras opciones interesantes como los discos Flash de Nifty. Su rendimiento es mayor que el de un disco mecánico y amplían el espacio de un MacBook Pro con hasta 128 GB adicionales. No, no es mucho, pero quizás es más que suficiente para una mayoría de personas. Otra alternativa similar que reseñábamos hace un año son los StorEDGE.

Si os planteáis ampliar vuestro almacenamiento digital estos reyes, ya tenéis en qué pensar. Mi último consejo de este año: no comrpéis lo mejor, sino lo que podáis aprovechar mejor. Nada de Ferraris para ir a buscar al niño a la escuela.

Imágenes | William Hook (bis)
En Applesfera | ¿Colapsado con un iPhone de 16 GB? Todavía puedes usarlo si te aplicas estas seis reglas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio