Compartir
Publicidad
Análisis iMac (2017), el futuro del Mac
Analisis

Análisis iMac (2017), el futuro del Mac

Publicidad
Publicidad

Apple siempre se ha relacionado con el mundo mediante los Mac. Uno de los grandes cambios en la historia de la informática fue pensar en los años 70 que cada hogar necesitaría uno en el futuro. Con el apellido “Computer”, la marca dejaba claro que quería llevar las máquinas a nuestro mundo doméstico integrándolos no con el resto de electrodomésticos de la casa - considerados por aquel entonces como máquinas “tontas” - sino más próximos a nosotros como herramientas de potenciación y de creatividad.

La idea de la compañía en este 2017 de “volver al iMac” relanza varios conceptos interesantes: uno, es la apuesta por el icono básico con el que se identifican los ordenadores de la manzana. Su forma, su idea, su diferenciación respecto al resto: todos sabemos que eso que estamos viendo en la pantalla es un iMac, aunque en la película tapen la manzanita con un post-it. Hoy en día el concepto Mac está repartido entre Mac mini, Mac Pro, iMac y la gama de portátiles, pero a pesar de ese “skyline”, quien define la idea del todo en uno de Steve Jobs es el iMac, el auténtico heredero del Macintosh original.

Hartmut Esslinger esbozó a principios de los 80 las guías de diseño para convertir los ordenadores de Apple en iconos

Es importante entender que la letanía necesaria hasta llegar aquí no es casualidad - como absolutamente nada en Apple - y que seguimos heredando como parte de un ADN entrelazado con la marca las guías de diseño que Hartmut Esslinger escribió a principios de los 80 dentro de lenguaje de diseño “Snow White”: líneas simples, marcadas y sin adornos, sin texturas, y la ilusión de una carcasa que diera la impresión de que el ordenador es más pequeño de lo que realmente es. Esto consiguió que los ordenadores de Apple comenzaran a ser reconocidos y alcanzaran cotas de popularidad importantes. El icono era importante, el reconocimiento inmediato era esencial para que viéramos no sólo a un Mac, sino también a toda la compañía y su visión encima de aquella mesa. Este iMac puesto al día este año es una declaración de intenciones, y una vuelta a la carretera del mundo Mac.

iMac 2017: un diseño aún vigente

Analisis Imac 2017 Applesfera

En 2012 llegó el último gran cambio de diseño conocido para el iMac: cuando lo analicé en Applesfera imaginaba que aquella nueva apariencia física daría mucho que hablar: y sobre todo, que duraría muchos años. En este 2017 cumplimos ya cinco años con ese diseño, que todavía está perfectamente vigente: el familiar frontal - que no ha cambiado prácticamente incluso desde la anterior generación al 2012, es lo más reconocible del producto. Cuando lo giramos, descubrimos el filo - en su momento parecía imposible - con más espacio central en la parte trasera para contener al resto de componentes.

Podemos cambiar la RAM y - aunque no es fácil - incluso la CPU: ¿empieza el iMac a ser más modular?

Físicamente es idéntico a los que ya conocemos. Contamos también con el acceso sencillo a cambiar la memoria RAM mediante una cómoda puerta de acceso trasera, y en este modelo incluso podremos cambiar el mismísimo procesador - algo inédito en Apple - aunque tendremos que abrir por completo la carcasa separando la pantalla. Aún así, es un paso interesante para - quizás - una nueva generación de iMac más modular, más personalizable - algo que se llevaba pidiendo desde hace años a Apple. De momento contamos con esta ventaja respecto a la generación anterior, algo que ya están aprovechando los primeros compradores.

Analisis Imac 2017 Applesfera

Todos los tamaños de la gama (21,5” y 27”) cuentan con exactamente los mismos conectores y capacidades, que evidentemente también se han actualizado respecto a la generación anterior:

  • Toma para auriculares de 3,5 mm
  • Ranura para tarjetas SDXC
  • Cuatro puertos USB 3 (compatibles con USB 2)
  • Dos puertos Thunderbolt 3 (USB‑C) compatibles con:
    • DisplayPort
    • Thunderbolt (hasta 40 Gb/s)
    • USB 3.1 Gen 2 (hasta 10 Gb/s)
    • Thunderbolt 2, HDMI, DVI y VGA (requieren adaptadores que se venden por separado)
  • Gigabit Ethernet 10/100/1000BASE-T (conector RJ-45)
  • Ranura de seguridad Kensington

La apariencia física icónica a la que nos tiene acostumbrado el iMac sigue estando presente, y vigente, para esta renovación interna que vuelve a situar el modelo sobre la mesa. Quizás para la próxima generación deberíamos contar con algo que haría brillar aún más la línea futurista del modelo, y dispararla un poco más hacia el futuro: eliminar al máximo el marco negro de la pantalla (al menos los laterales y el superior). Seguro que esta tendencia que a partir de Septiembre veremos con el nuevo iPhone, y posteriormente con los iPads futuros, acaba llegando también al iMac. Mientras tanto, la presencia del modelo actual sigue siendo indiscutible, convertido como lo está en un icono después de todos estos años - aunque siga pareciendo el iMac de siempre.

La importancia de mejorar cada vez la pantalla

Analisis Imac 2017 Applesfera

La pantalla 5K con los mil millones de colores y 500 nits es espectacular como espacio de trabajo y ocio

El iMac, como en su momento lo fue el Macintosh, es una metáfora de la ventana al mundo digital que hay detrás de él. También ocurre con el iPad - sobre todo - en el que lo importante, lo que realmente se convierte en herramienta para un feedback perfecto entre la máquina y el usuario, es la pantalla. El iMac de la generación anterior contaba con una pantalla asombrosa que elevó hasta 5K la resolución para mejorar el detalle de cada imagen. Es curioso, porque desde que salió el iMac 5K hace cinco años, la competencia ha imitado la apariencia “todo en uno” del ordenador insignia de Apple, pero pocos - por no decir ninguno - ha contado con una pantalla de esta calidad.

En esta generación, la compañía de Cupertino mantiene la asombrosa resolución de 5120 x 2880 píxeles, pero mejora la cantidad de colores a mil millones - casi nada - y sube hasta los 500 nits de brillo. Un nit es una medida de luz estimada sobre un área, y típicamente los monitores de escritorio suelen llegar a los 200 o 300 nits. Con sus 500 nits, esta nueva generación de iMac se sitúa al nivel las televisiones de alta definición, que suelen comenzar en 450 - y según la propia compañía, es un 43% más brillante que el modelo anterior.

Analisis Imac 2017 Applesfera

En el uso diario, notamos como estas mejoras de la pantalla nos sorprenden también al combinarse con el espacio de color P3 - el estándar cinematográfico - y se nota especialmente en películas y vídeos con un gran espectro de colores, siendo más realistas y vivos en el visionado. La combinación de todas estas novedades en una pantalla y un modelo como este iMac lo hacen especialmente atractivo - también en la mejora del hardware gráfico del que hablaremos más adelante - para diseñadores, entusiastas del vídeo y los gráficos 3D.

Gracias a la conexión Thunderbolt 3 podremos conectar un monitor externo 5K o dos monitores 4K - aunque seguimos sin poder utilizarlo como monitor si quisiéramos (por ejemplo) conectar un MacBook Pro o incluso una consola. Siento el concentrador de vida digital como debe ser el iMac, esta opción debería aparecer dando al usuario la versatilidad de disfrutar de esta tremenda calidad de pantalla también con fuentes externas de vídeo.

Para quienes lo busquen: el iMac ya tiene pantalla táctil, y se llama iPad

Una de las preguntas recurrentes en esta era de las pantallas táctiles, es por qué Apple no hace del iMac un ordenador “táctil” tal y como Microsoft ideó su Surface Studio. La respuesta es la misma a cuando nos preguntan por qué el iPad no lleva macOS: la compañía piensa que el sistema operativo debe estar diseñado y pensado para soportar una interfaz táctil, y no una simple capa por encima que emula el click de un ratón sobre ella. Sólo cuando el sistema controla nativamente este método de entrada del usuario, es cuando las aplicaciones pueden exprimirlo al máximo y es realmente intuitivo. Un sistema como macOS no se aprovecha al 100% tal como está como interfaz de entrada táctil porque no está diseñado para eso. Y una interfaz táctil es mucho más que “hacer click con el dedo sobre botones”.

Es por esto precisamente por lo que funciona el iPad: la apuesta de Apple es crear con iOS una dirección pensada para el mundo táctil desde cero, y no darnos la sensación de que estamos emulando un ratón con una pantalla táctil que tiene muchas más posibilidades. Mirando la dirección opuesta, el iMac no está pensado por su posición sobre el escritorio para ser usado con las manos sobre la pantalla: no es una respuesta natural del usuario ni mucho menos parece un método de precisión para introducir o refinar datos dentro del Mac.

Analisis Imac 2017 Applesfera

Sin embargo, Apple sí que pone a disposición de todos una pantalla táctil fantástica con la que podemos refinar estos contenidos para el Mac: se llama iPad, y es realmente una superficie pensada e inventada para especificar estos detalles y luego acabarlos en el Mac aprovechando la mayor superficie. No se trata de tener muchos dispositivos que hagan lo mismo, sino de tener los adecuados para hacer ciertos trabajos en cada uno, de la mejor forma posible y combinar los resultados: ese es el auténtico ecosistema Apple.

Más potencia, llega la Realidad Virtual

Img 0011

Sin duda una de las novedades de la última Keynote de la conferencia de desarrolladores de este año ha sido la apuesta de Apple por la Realidad Aumentada - que exploraremos con iOS - y la Realidad Virtual - que disfrutaremos con macOS y las nuevas generaciones de Macs. El primero de ellos es este iMac que hoy estamos repasando, y es que Apple ha puesto mucho empeño en convertirlo no sólo en una buena máquina para los profesionales gráficos, también en un gran ordenador de escritorio potente en ciertos ámbitos donde típicamente la compañía no estaba presente, como la RV.

Los nuevos procesadores son los últimos Kaby Lake lanzados por Intel, y en el modelo de análisis contábamos con un Intel Core i5 a 3,4 Ghz y 8 GB de memoria RAM DDR4 a 2400 Mhz. El desempeño, incluso para no ser el modelo que integra la versión más rápida del i7 es realmente bueno, batiendo a su competidor más directo - el Microsoft Surface Studio - en prácticamente todas las configuraciones:

Img 0010

Para apoyar a la subida de potencia del nuevo iMac, Apple no ha dudado en llevar también el subsistema gráfico a un nuevo nivel, incorporando - excepto en el iMac de “base” de 21,5” - las nuevas Radeon Pro, un gran paso hacia adelante sobre todo pensando que venimos de unas tarjetas como las Radeon R9, más modestas en términos de potencia. La nuevas Pro están basadas en arquitectura Polaris y están optimizadas para trabajar con aplicaciones como Adobe Premiere Pro, After Effects, Photoshop, etc...

Apple ha buscado una tarjeta gráfica que no sólo es potente: también está diseñada para ser excepcional en Realidad Virtual, streaming de juegos y nuevas tecnologías

La joya de la corona es, sin duda, la Radeon Pro 580 que incorpora el modelo más alto dentro de la familia de estos nuevos iMac: toda una tarjeta que no sólo tiene potencia y rendimiento de sobra para las tareas más exigentes del profesional gráfico (estamos hablando de 5,5 TFLOPs de potencia bruta), sino que también contaremos con un entorno perfectamente preparado para la manida Realidad Virtual que llegará con la macOS High Sierra y los nuevos productos y juegos previstos para el año que viene. Interesantísimo entender como no sólo estamos hablando de potencia bruta sin más, también de nuevas opciones para todas las novedades en estos campos, como la grabación de juegos de alto rendimiento en streaming con “carga cero” en la CPU principal o mejoras diseñadas específicamente para Realidad Virtual: esta es la base de la arquitectura Polaris en las que se basan esta nuevas Radeon Pro, una muy buena decisión de Apple con la que apoyar esta generación de nuevos iMac.

Sonido, accesorios y disco duro

Analisis Imac 2017 Applesfera

En este ámbito, no ha habido novedad significativa respecto a la generación anterior, quizás porque había poco margen de mejora aquí: el sistema de sonido es idéntico al que ya conocíamos, y mantiene la mejora en potencia, claridad de sonido y profundidad en los detalles - quizás sólo pediría más contundencia en los graves - pero sigue siendo perfecto casi para cualquier oficina o casa con la suficiente calidad como para utilizarlo en el día a día sin necesidad de adquirir unos altavoces externos para poder apreciar todos los detalles sonoros - a menos que seáis músicos o entusiastas que necesiten en este ámbito tener completo control sobre ello.

El disco duro SSD sigue la trayectoria excepcional de los últimos MacBook Pro, con tasas de transferencia casi imbatibles en el mercado

Del disco duro poco se puede decir a lo que no hemos venido comentando ya desde por ejemplo el análisis del MacBook Pro de finales de 2016: es de los mejores SSD del mercado. La velocidad de lectura y escritura hace que aplicaciones típicas de benchmarking como la de BlackMagic que habitualmente utilizaba en estos reviews ya no tengan mucho sentido, ya que superan todos los puntos, uno por uno, en velocidad de transferencia y de lectura. Esto además acelera bastante el trabajo con el Mac, tanto en la carga de grandes archivos, la inicialización del sistema operativo... En mi opinión, Apple incluso debería dejar de ofrecer la opción de la Fusion Drive para integrar directamente discos duros SSD al completo - que es una de las áreas que más mejoran un ordenador y el trabajo diario con él.

Analisis Imac 2017 Applesfera

En cuanto a los accesorios, contamos con los sospechosos habituales: el último Magic Keyboard, que mejoró respecto a la generación anterior en tacto y comodidad, aunque sigo echando en falta la retroiluminación para los trabajos con poca luz en la sala. El Magic Mouse de segunda generación también está incluido en el pack: aquí es cuestión de gustos ya que hablamos de ergonomía y casi caprichos personales a la hora de elegir ratón, pero personalmente el Magic Mouse y su perfil bajo y sencillez de uso es mi elección para el día. Como contra, el terrible sistema de carga con el cable Lightning que te obliga a inutilizar el ratón mientras lo haces, ya que debemos volver el dispositivo del revés.

Las configuraciones de esta generación

Img 0013

Apple mantiene las pulgadas (21,5” y 27”) que ya veíamos en generaciones anteriores y comienza con tres modelos por cada tamaño. El modelo de entrada está en 1.305,59€ y es el único que yo no recomendaría: no cuenta con pantalla Retina 4K, tiene tarjeta gráfica integrada y es el único iMac de esta generación con doble núcleo, en lugar de con cuatro. El siguiente modelo son aproximadamente 200€ más y ofrece pantalla Retina 4K con espacio de color P3, Radeon Pro 555, memoria RAM más rápida y un Core i5 de cuatro núcleos. La diferencia respecto al siguiente de este tamaño pantalla es la inclusión de una Fusion Drive y mejora en la tarjeta gráfica (Radeon Pro 560), con lo que si no queremos exprimir al máximo estas dos mejoras, el modelo intermedio mantiene una buena relación calidad/precio.

Los modelos de 27” son los más atractivos: el de entrada como ordenador de trabajo y el tope de gama como buque insignia para la Realidad Virtual que viene

Cuando pasamos a la configuración de 27”, lo tenemos más fácil: todas son pantalla Retina 5K, cuentan con la misma RAM de base - y a la misma velocidad - y la gran diferencia es la tarjeta gráfica. En este segmento, el modelo de entrada a 2.105,59€ es muy buena máquina, excepto si esperamos o queremos contar con la experiencia completa de la Realidad Virtual que llegará de cara a 2018: aquí necesitaremos esa Radeon Pro 580, saliendo todo el conjunto por 2.605,59€.

En esta generación Apple ha sabido balancear potencia y prestaciones, poniendo sobre la mesa equipos realmente potentes muy preparados para las tareas más profesionales - tanto si las hacemos en una oficina o en casa como hobby. Además, advierte del futuro que está por llegar con la Realidad Virtual que podría volver a situar al Mac bajo el foco de los protagonistas - ya que el ámbito es exclusivamente de los sobremesa, al igual que la Realidad Ampliada lo será de los dispositivos iOS.

El futuro del Mac es el iMac

Analisis Imac 2017 Applesfera

Sinceramente, desde el anuncio del iMac Pro en la conferencia de desarrolladores me plantee si el Mac Pro debería realmente salir al mercado. Viviendo en un mundo donde las tarjetas gráficas incluso se pueden conectar de forma externa al Mac (las cada vez más famosas eGPU) un ordenador como el iMac debería poder desempeñar todas las tareas de alto rendimiento que alguien necesite en un trabajo. El iMac Pro persigue ese camino, y el Mac Pro explorará la senda de para quienes la personalización sea esencial al construir el ordenador que necesitan.

Este iMac de 2017 es el iMac más Pro que jamás ha lanzado Apple: el auténtico Mac elevado a la máxima potencia

En todo este punto, ¿donde queda el iMac “normal” que Apple nos presenta en 2017? Precisamente, en el extremo más próximo al mercado profesional, sobre todo en las configuraciones de 27”. Lo que comenzó siendo el concepto de un ordenador doméstico, pensado para hacer tareas en casa o en escuelas se ha convertido en una estación de trabajo potente con la mejor pantalla que se puede comprar, y todo en uno. Diseño, ecosistema, potencia y unos precios que sí mantienen la línea de la generación anterior: este es el iMac más Pro que ha existido nunca, hasta que llegue el iMac Pro - y aunque esté en otra órbita.

El iMac que conocemos, hacia una dirección desconocida: ser el mejor Mac que podría fabricarse, en todos los sentidos. Una idea realmente madurada, que no pasa por ofrecer tecnologías de moda que no aplican en el día a día - como la pantalla táctil en el propio Mac que comentábamos antes - sino mejorar todo lo que puede ser mejorable de la máquina, a unos precios contenidos. Una generación fantástica, diseñada con mucha cabeza y corazón, que será la puerta de entrada a nuevos mundos - en todos los sentidos - los reales y virtuales.

En Applesfera | Todo sobre el iMac

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos