Compartir
Publicidad
Hearthstone para iPhone, análisis
Analisis

Hearthstone para iPhone, análisis

Publicidad
Publicidad

Si había algo capaz de elevar mi enfermedad con Hearthstone (el primer paso es reconocerlo) eso era poder disponer de él a todas horas. Estoy en ese punto en el que puedo jugar más o menos bien sin estar demasiado concentrado, mientras veo una serie o estoy preparando un artículo, así que poder disponer del iPhone a un lado y echarle un vistazo de vez en cuando es el siguiente paso a dos finales posibles: que me acabe cansando del juego o que tengan que ingresarme en una clínica de desintoxicación.

La duda que tenía antes de enfrentarme a él es la que habrá rondado las cabezas de muchos de vosotros ¿vale la pena cambiar el juego en la pantalla del iMac o el iPad por la nueva versión para iPhone? Pues ya os adelanto que no, pero no es menos cierto que los viajes en autobús van a ser menos aburridos a partir de ahora.

En el bote pequeño está la buena confitura

El único problema de Hearthstone para iPhone es precisamente la característica que le da más sentido a su lanzamiento, el poder jugar en una pantalla que entre en tu bolsillo y te acompañe a todas horas. La clave está en el cambio de la disposición de todos los elementos, reorganizando el tablero respecto a otras versiones con más espacio para cucamonadas y centrándose en que el juego consiga ser igual de rápido y accesible.

Blizzard lo consigue eliminando parte del escenario que normalmente rodea al tablero, colocando las cartas de tu mano en el lado derecho de la pantalla esperando a que pulses sobre el grupo para que se despliegue ocupando la zona inferior. El resto es exactamente igual, arrastrar al tablero para jugar y apuntar objetivos y pulsar sobre cada carta, secreto o esbirro para conocer sus habilidades y efectos.

Es más cómodo de lo que pensaba antes de ponerme a jugar, la verdad, y el cambio de chip entre una versión y otra es lo suficientemente automático para que la valoración del port sea más que satisfactoria, y es que este es, además, una versión completa con todo lo que cabe en un Hearthstone "grande".

Hearthstoneiphone2

Hearthstone: los genios también tropiezan

Modo aventura, arena, creación de mazos, tienda, partidas con y sin rango, posibilidad de jugar contra usuarios de otras plataformas o incluso visualizar los ataques de tus amigos gracias a la opción de asistir como espectador a sus partidas. Todo funciona a la perfección y, sin embargo, tropieza en el aspecto que más pulido debería estar.

Es un dolor de cabeza tener que lidiar con conexiones intermitentes capaces de arruinarte una partida por no permitir hacer movimientos hasta que vuelva la conexión, y es algo que desde la publicación de Hearthstone en iPhone se ha vuelto bastante habitual sin importar si mi conexión funciona a la perfección con cualquier otro videojuego.

No controlar el aumento de jugadores que iba a suponer esta nueva versión es un error tremendo cuyos dolores de cabeza, apoyados además por una barra de cobertura que pasa del tope de líneas a la cruz de desconexión con bastante asiduidad, podríamos habernos ahorrado con un poco más de mimo respecto al lanzamiento.

Hearthstoneiphone

Hearthstone para iPhone: descarga imprescindible

Está claro que no es un problema que recordaremos dentro de una o dos semanas, cuando la fiebre inicial se abandone y podamos enfrentarnos a las partidas con una carga de servidores menor, pero hay potencia y dinero como para poder evitarlo y han preferido evitarlo dejando que los acontecimientos sigan su curso. Por suerte no hay queja alguna sobre el rendimiento a nivel gráfico (probado en iPhone 6) más allá de alguna pantalla de error en la carga inicial.

Una mera piedra en un camino firmemente asfaltado que, si ya generaba beneficios a espuertas, con este salto promete crecer varios enteros más, ya no sólo para las arcas de Activisoin Blizzard sino para aumentar el flujo de jugadores y estrategias mejorando la experiencia y, de paso, dando a conocer al mundo que un free-to-play también puede estar bien hecho y que un juego de cartas puede comerse con patatas en calidad y mimo a medio catálogo de lanzamiento de la industria. Ahí no habla mi enfermedad, son las cifras y las críticas de medio mundo las que han afianzado esa posición.

En Applesfera | Hearthstone: Heroes of Warcraft ya es jugable desde el iPhone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio