Publicidad

iPhone ‘low cost’: cara y cruz de la decisión más difícil de Apple
Análisis

iPhone ‘low cost’: cara y cruz de la decisión más difícil de Apple

Publicidad

Publicidad

Se trata de un debate que siempre ha estado sobre la mesa: ¿debería Apple lanzar una versión 'low cost' del iPhone? Se trata de una cuestión sobre la que a priori se puede sacar rápidas conclusiones, como deducir que se venderían muchos más dispositivos y que el fabricante competiría de tú a tú en la gama baja, el segmento de mercado donde Android cuenta un mayor número de usuarios. Pero si Apple adoptara finalmente esta decisión, pagaría también sus peajes como veremos más adelante.

En cualquier caso, no sabemos si queriéndolo o accidentalmente, Tim Cook volvió a abrir la caja de los truenos esta semana al reconocer que estaban considerando la posibilidad de fabricar un iPhone de menor coste para poder ser competitivos en mercados con altos aranceles o compleja burocracia, como el indio. ¿Veremos finalmente un iPhone de bajo coste en el mercado?

1366 2000 4

Qué es y qué implica un terminal 'low cost'

El término 'low cost' (o bajo coste) define aquel producto que cuenta con un precio de venta muy accesible y que por ello puede ser comprado por un número de clientes potenciales más elevado. Es decir, que se venden más unidades y por lo tanto hay una mayor rotación que compensa el menor margen que los fabricantes obtienen por la venta unitaria. Apple, sobre el papel, estaría bien posicionado para comercializar un iPhone de bajo coste: el volumen de negocio facilita la economía de escala y podría ser competitivo en precio sin perder excesivo margen.

Ahora bien, el término 'low cost' lleva asociado una connotación de producto de baja calidad que podría arruinar la base del negocio de Apple: el mercado premium, del que cosecha el grueso del margen del segmento. Tal vez por este motivo y sin terminar la frase, Cook corrió a asegurar que el descenso del coste bajo ningún concepto sería a costa de reducir la calidad, la vaca sagrada de la compañía. De sus palabras se deduce que la firma intentaría encontrar soluciones que redujeran los costes pero sin llegar a cambiar de materiales ni el proceso de montaje.

1366 2000

¿Tiene Apple realmente alternativas?

Hasta la fecha, dirigirse al segmento premium de la gama en telefonía le ha ido francamente bien a Apple, pero lo cierto es que los fabricantes se están enfrentando a un mercado que está alcanzando la saturación en Occidente, y por otro lado a una crisis económica que aleja todavía más de los bolsillos los móviles más caros. Es por este motivo que Apple se dirige con toda la artillería a India, un mercado con mucho mayor margen de crecimiento que el chino y donde la competencia todavía da un respiro. Los californianos insuflan aire para varios ejercicios si logran triunfar en este mercado, pero... ¿hasta cuándo?

Parece que a Apple no le quedan más alternativas que intentar crecer en el ecosistema con otros productos (wearables, hogar, automoción...) o bien decidirse a atacar definitivamente el mercado de bajo coste. Un iPhone a precio muy asequible sin duda que permitiría que el ecosistema iOS creciera rápidamente y con él la facturación por servicios, la gran fuente de ingresos de la compañía. Sin embargo y como hemos apuntado, pondría en jaque la imagen de producto elitista que tan buenos resultados le ha cosechado hasta ahora. No sabemos si se trata de una bala de plata que la marca se reserva o bien un último suspiro, pero va todo muy rápido y en poco tiempo se irán definiendo más las líneas de la estrategia de futuro.

En Applesfera | Apple ¿cómo serás dentro de diez años?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir