Tarjetas SD, una opción poco conocida de almacenamiento para tu Mac

Tarjetas SD, una opción poco conocida de almacenamiento para tu Mac
35 comentarios

Tal como nos decía mi compañero Pedro Santamaría en su anterior artículo, la verdad es que cada vez más los mac resultan más difíciles de acceder a su interior para realizar cambios. Aún recuerdo el iMac G5, lo mucho que me gustaba abrirlo, para limpiarlo, cambiar el disco duro o ponerle memoria. Y después el Mac Pro, que es una maravilla abrirlo.

Pero poco a poco Apple se ha vuelto más restrictiva en esto, nos guste o no, abrir ahora mismo un iMac es un auténtico ejercicio de pericia que yo al menos no me atrevería. Lo único medianamente actualizable es la memoria del iMac de 27 pulgadas. Pero vamos a hablar de una pequeña bala en la recámara, la ranura para tarjetas SD.

Actualmente, los únicos Mac que no traen ranura para tarjetas SD son el MacBook Air de 11" y el Mac Pro, y las opciones de configuración de discos duros en los MacBook Pro tampoco son muy variadas que digamos. Pero tenemos en nuestra mano otra opción que no siempre tenemos en cuenta.

Ranuras SD

Si, claro, podemos hacernos con un disco Thunderbolt o USB 3, pero también tenemos una ranura SD a la cual podemos sacar mucho provecho. y más del que nos creemos.

Características de la ranura SD

Dependiendo del MacBook, iMac o Mac mini que tengas, la capacidad de su ranura SD variará. Así pues, los Macs posteriores al año 2011 tendrán capacidades para tarjetas SDXC, mientras que los del 2010 tienen ranuras SD con capacidad para tarjetas SDHC. Lo mejor de todo son las capacidades que nos pueden proporcionar dichas tarjetas.

Tarjeta SD

Las tarjetas SDHC tienen una capacidad máxima de 64 GB lo cual no está nada mal. Pero si posees un Mac con ranuras para tarjetas SDXC tenemos posibilidad de incluirle tarjetas con capacidad para 128 o 256 GB, lo cual está mucho mejor. Aquí tendremos que tener en cuenta la clase de las tarjetas, que pueden ir de 1 a 10 (o algunas incluso más) esto marca los megas por segundo que son capaces de leer y escribir en la tarjeta.

Así pues, si tenemos una tarjeta SDXC de clase 10, su velocidad de lectura y escritura puede alcanzar facilmente a las de un disco duro convencional, lo cual no es equiparable a un disco duro SSD, pero empieza a ser aceptable y lo podemos tener como una unidad más dentro de nuestro Mac. Las tarjetas SDXC de 256 GB aún tienen un precio prohibitivo, pero una tarjeta de 128 GB con 80 MB por segundo de lectura/escritura puede salirnos relativamente baratas. Y ya tendríamos algo más de capacidad en nuestro Mac.

Adaptador Micro SD

Otras opciones para tu Mac

Existen otros dispositivos como Nifty Mini drive, del cual ya os hemos hablado en Applesfera, o dispositivos similares como Mini Drive, que en realidad son adaptadores que aceptan tarjetas Micro SD. Lo bueno que tienen es que quedan al ras de nuestra ranura SD y por lo tanto resulta más cómodo de llevar constantemente insertada. Al estar así, no corremos el riesgo de que se enganche causando algún destrozo.

Podemos conseguir capacidades de 64 GB, lo cual nos da un añadido extra a la capacidad de almacenamiento de nuestro Mac de una manera mucho más cómoda que tener que llevar un dispositivo USB o Thunderbolt conectado, sobre todo resulta muy cómodo para los portátiles.

En Applesfera | El Mac mini soporta tarjetas SDXC - StorEDGE a fondo en Applesfera

Temas
Comentarios cerrados
Inicio