Publicidad

Dos ingenieros de Apple se presentan en el domicilio de un cliente para solucionar un problema con iTunes

Dos ingenieros de Apple se presentan en el domicilio de un cliente para solucionar un problema con iTunes
40 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Has tenido alguna vez algún problema con tu Mac o iPhone que te ha obligado a contactar con el servicio técnico de Apple? Si es así, sabrás que debes hacer hacer frente a todo un sistema de atención al cliente en el que se te asigna un número de caso y se soluciona el problema de forma remota. Pues bien, los de Cupertino tuvieron dificultades en resolver un problema en concreto de uno de sus clientes y quisieron asegurarse de resolverlo por completo.

Está claro que Apple se toma muy en serio la atención al cliente y sobre todo, la satisfacción de sus usuarios, pero no podíamos sospechar hasta qué punto: dos ingenieros de la compañía se desplazaron al domicilio de un cliente y no salieron de él hasta que no fue resuelto el problema.

Lolacableswithcaption

El sábado en su casa y... a comer con ellos

Todo se remonta a comienzos de mes, cuando un usuario, James Pinkstone, se hizo famoso al denunciar que Apple Music había borrado 122 GB de su colección de canciones, culpando de ello al servicio de música en streaming del gigante de la manzana. Apple confirmó la existencia de un problema en iTunes y como quiera que el asunto de Pinkstone se hizo viral, quiso asegurarse de que todo volvía a estar en su sitio. Es así como Tom y Ezra, ingenieros de Apple, acabaron pasando un día entero con nuestro protagonista y de hecho, uno de ellos volvió al día siguiente.

La historia la relata con profusión de detalles, el propio protagonista y explica como los empleados de la firma de Cupertino conectaron una unidad remota al Mac con una "versión especial de iTunes". Por desgracia y tenor del relato de Pinkstone, parece que el problema sigue sin solucionarse, pero queda claro que Apple está más pendiente que nunca de este asunto.

De toda esta historia precisamente, uno de los aspectos que destaca el afectado es el lado humano de los dos empleados de la firma. Uno de los momentos requería una larga transferencia de datos, así que todos se fueron a comer un sandwich y por si te lo estabas preguntando, pagó Apple. Pinkstone explica como uno de ellos, se sentó con su perro y comenzó a acariciarle mientras hablaba de series y películas de miedo. "Era sólo un tío intentando hacer lo mejor que podía su trabajo", explica.

Vía | 9to5Mac

En Applesfera | Apple lanza iTunes 12.4 con algunos cambios en su interfaz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir