Publicidad

Jonathan Ive y Steve Jobs: los mejores datos de su época juntos en Apple
Apple

Jonathan Ive y Steve Jobs: los mejores datos de su época juntos en Apple

Publicidad

Publicidad

La noticia saltaba ayer por la noche: Jonathan Ive, quien ha sido el máximo responsable del diseño de los productos de hardware (y más adelante del software) de Apple, deja la compañía terminando así con casi tres décadas de diseños históricos. Después de Steve Jobs, Ive era sin duda uno de los altos ejecutivos más veteranos de la compañía de Cupertino.

El rastro de Ive no se irá del todo (Apple pasará a ser cliente de su propia compañía de diseño), pero desde luego dejaremos de tener al diseñador caminando por los pasillos del Apple Park como su director en jefe de diseño. Así que a modo de homenaje, hemos recopilado algunas de los datos e historias más curiosas de Jonathan Ive y Steve Jobs en la época dorada de estos dos personajes.

"¿Cuántas veces dices no?"

Una de las principales exigencias de Steve Jobs como CEO de Apple hacia sus subordinados inmediatos era la concentración y el enfoque. Para Jobs, no estar enfocado en una sola cosa mientras trabajas era sinónimo de mala calidad. Así que Jony Ive recibió un día la pregunta del millón de Steve: "¿Cuántas veces dices no cada día?"

"Jony, debes entender que hay modos para enfocarse, y uno de ellos es la frecuencia con la que dices no"

"No había un gran plan para ganar, o una agenda muy complicada"

Ive insistía en este hecho en 2015, cuando era entrevistado por Vanity Fair. El método que discutía con Steve Jobs no era el de tener una gran agenda, o un plan de negocios complicado. Jony Ive tenía que estar enfocado en un proyecto, que el planteamiento fuera simple. Nada de tener mil cosas en la cabeza, sólo una. Para así poder hacer esa cosa de la mejor forma posible.

Como Jobs, a Ive no le preocupaba el dinero

Jonathan Ive

Uno de los hechos por los que Steve Jobs era famoso era el sueldo simbólico que tenía en Apple: 1 dólar. La nómina de Jonathan Ive era más cuantiosa, pero el diseñador admitió en varias ocasiones que el estado financiero de Apple era la menor de sus preocupaciones. En 2012 el diseñador comentaba que a pesar de haber rozado la bancarrota, lo que él quería era no distraerse por las malas noticias económicas y seguir diseñando los mejores productos que salieran de sus propias ideas. Además, más recientemente, Ive también reveló que ni se informa ni se quiere informar sobre las ganancias actuales de la compañía. Sería, una vez más, una distracción.

Planteó la idea de un reloj a Jobs, quien se mostró desinteresado

Apple Watch cartas a Tim Cook

La idea de un 'Apple Watch' circuló por la cabeza de Jonathan Ive antes de lo que todos pensamos. El diseñador le propuso el proyecto a Steve, quien se negó a desarrollar la idea. No fue pues hasta después de la muerte del cofundador de Apple que Ive empezó a trabajar seriamente en el Apple Watch. El desarrollo duró tres años, y ahora es uno de los productos principales de la compañía.

Casi cancelan el iPhone

Jobs

Tanto Jobs como Ive fueron muy exigentes consigo mismos a la hora de desarrollar el iPhone. Tanto, que llegó un punto en el que estuvieron cerca de cancelar el proyecto. Uno de los obstáculos principales, según comentaban en 2012, era la problemática de detectar todos los tipos de orejas y peinados para que los sensores de proximidad del iPhone trabajasen correctamente.

"Joder, no has sido muy efectivo, no?"

Jonathan Ive se disponía a dimitir cuando en 1997 Apple estaba hundida y sin un futuro claro a la vista. Pero una charla con un Steve Jobs que volvía le hizo romper la carta de dimisión que tenía preparada. "Joder, no has sido muy efectivo, no?", comenzó Jobs; quien convenció al diseñador para enfocarse en productos de consumo digital a partir de ese momento. El plan funcionó, sólo hace falta ver el estado de Apple hoy en día.

"Este hotel es una mierda, vámonos"

En el homenaje que Apple celebró en sus oficinas centrales tras el fallecimiento de Steve Jobs, Ive explicó cómo siempre pasaba lo mismo cuando viajaba con el cofundador de la compañía. Llegaban al hotel, cada uno se iba a su habitación, y Jony se esperaba sentado en la cama sin abrir sus maletas. Steve siempre acababa llamándole y diciendo que "ese hotel era una mierda" y que iban a cambiarse.

Finalmente, Jonathan Ive asegura que con Tim Cook el proceso de creación de productos en Apple no ha cambiado en absoluto. Siguen lo aprendido con Steve, y los diseñadores que ganen la responsabilidad que tenía Ive hasta ahora también lo harán sin ninguna duda.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir