Publicidad

Tim Cook da ánimos y valora el momento en que vivimos en su discurso de graduación para la Universidad de Ohio
Apple

Tim Cook da ánimos y valora el momento en que vivimos en su discurso de graduación para la Universidad de Ohio

Publicidad

Publicidad

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, ha dado este fin de semana el discurso de graduación para la universidad del Estado de Ohio en Estado Unidos. Dadas las circunstancias actuales, este discurso ha tenido un formato digital en el que Cook ha reflexionado, entre otras cuestiones, en el camino que nos ha llevado al momento que vivimos y las oportunidades que tenemos.

Reflexión y ánimos para los estudiantes y para todos

Tim Cook ha abierto su discurso con una reflexión de las circunstancias que llevaron a Roosevelt a ser presidente de Estados Unidos. Circunstancias que pasaron por el estallido de la Primera Guerra Mundial y la epidemia de la mal llamada "gripe española" entre los soldados estadounidenses, que le llevaron a ser nominado para vicepresidente. Tras esta introducción Tim Cook se ha dirigido a los estudiantes en los siguientes términos:

Graduados, lamento que no estemos celebrando este día juntos. Su clase es especial, marcada por la historia como pocas en los 150 años de la OSU. Y aunque no estamos hombro a hombro en la sala, llenándola hasta las vigas, sé que sus padres, sus seres queridos, sus amigos y maestros no están menos abrumados por el orgullo que sienten por ustedes y por lo que han logrado.

El ejecutivo de Apple ha recordado a los estudiantes que conseguir una graduación en las circunstancias actuales debe ser valorado como una prueba de resistencia y perseverancia:

Puede ser difícil ver toda la imagen completa cuando aún estás dentro del marco, pero espero que llevéis estas circunstancias poco comunes como una insignia de honor. Aquellos que se enfrentan a tiempos de desafío histórico con sus ojos y corazones abiertos, siempre inquietos y siempre esforzándose, son también los que dejan el mayor impacto en las vidas de los demás. En cada época, la vida tiene una forma de recordarnos que no somos los únicos autores de nuestra historia.

Pasando a un terreno algo más personal, Tim Cook ha reflexionado sobre la importancia de las relaciones y de nuestro impacto en los demás.

Cuando me uní a Apple en 1998, no podía creer mi suerte. Iba a pasar el resto de mi vida profesional trabajando para Steve Jobs.

Pero el destino viene como un ladrón en la noche. La soledad que sentí cuando perdimos a Steve fue la prueba de que no hay nada más eterno, o más poderoso, que el impacto que tenemos en los demás.

Con la situación actual de confinamiento, Cook ha expuesto que el no poder salir de casa nos deja con un montón de extraños huecos de tiempo que llenar y que él ha procurado usarlos para leer, especialmente a Abraham Lincoln. Unos textos que recomienda a cualquiera que quiera poner los tiempos actuales en perspectiva. En palabras de Cook "sorprende lo inteligente, divertido y vivo que sigue siendo su pensamiento, cómo este hombre reservado y humilde se las arregló, en tiempos ruidosos, para llamar a otros a la esperanza".

Dando final al discurso, Tim Cook ha dado ánimos recordando que los estudiantes son el orgullo de sus familiares, profesores y comunidades.

No os prometieron este día. Muchos de vosotros tuvisteis que luchar duro para ganároslo.

Ahora es vuestro. Pensad de nuevo, actuad de nuevo.

Construid un futuro mejor que el que pensabais que estaba decidido. Y en momentos de temor, llamadnos una vez más a la esperanza.

Sin duda unas palabras que, si bien han sido dirigidas a los estudiantes de la universidad, son aplicables para muchos, sobre todo en las circunstancias actuales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios