Compartir
Publicidad

Un CES 2015 muy Apple

Un CES 2015 muy Apple
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchos los apasionados por la tecnología que hemos seguido con interés el Consumer Electronics Show de este año celebrado en Las Vegas. Evidentemente, no es lo mismo acudir al evento en persona que seguirlo por las redes sociales y los diferentes artículos que se publican. Pero uno sí que puede hacerse a la idea de ciertas tendencias a raíz de lo que comentan los asistentes.

Gracias a Twitter podemos leer los pensamientos de algunos de ellos. Como este de Avi Greengart, director de investigación para Current Analysis, una empresa centrada en el análisis de plataformas y mercados de tecnología de consumo:

El tweet de Greengart es revelador. A pesar de que Apple nunca ha atendido a este evento, su presencia se nota en los productos expuestos. La mayoría de ellos soportan otras plataformas, principalmente Android, pero las compañías a la hora de exponerlos de cara al público utilizan iPhones y iPads. O muestran el producto concreto pensado para iOS. O las apps utilizadas para su demostración pública es la de iOS.

Como señala Greengart, se podían ver por todas partes wearables, dispositivos conectados y coches digitales adaptados al ecosistema de la manzana. Todos ellos mostraban sus capacidades con un dispositivo, app o conexión de la compañía de la manzana. Algunos ejemplos los hemos visto en Applesfera, como los 7 dispositivos de domótica preparados para HomeKit o estos accesorios para iPhone, iPad y Mac.

Puede que esto parezca algo insignificante si a fin de cuentas casi todo lo expuesto es compatible con plataformas competidoras de Apple. Pero en realidad dice mucho de las compañías asistentes. De forma libre, consciente y deliberada han decidido mostrar lo mejor de lo que son capaces asociándose con los productos de Cupertino y no con los de ninguna otra empresa. ¿Por qué?

Las razones detrás de la presencia de la manzana

Apple Store

El CES está pensado para cerrar acuerdos con grandes minoristas

La naturaleza de esta conferencia es la de servir de escaparate para las compañías tecnológicas, grandes y pequeñas. La mayoría de asistentes son representantes de grandes minoristas de electrónica de consumo. Es decir, son personas que van a "fichar" qué productos pueden ser realmente atractivos para los consumidores para venderlos en sus establecimientos.

Los periodistas y medios tecnológicos no son su principal público objetivo. Su papel es otro: el de dar a conocer las novedades y servir de altavoz. Por tanto, la finalidad del CES es vigilar lo nuevo, cerrar pedidos y llegar a acuerdos entre fabricantes y grandes minoristas. Al celebrarse a principios de año, resulta perfecto para cumplir estos objetivos.

Dicho esto y si nos ponemos en la situación de un fabricante, querremos mostrar nuestros productos de la manera más atractiva posible. Necesitamos llamar la atención de esos minoristas, los cuales tienen información de primera mano sobre qué es lo que más se vende en sus establecimientos. Por esta razón resulta tan importante que se vean tantas marcas exponiendo productos adaptados al ecosistema de Apple.

Uniendo puntos con las ventas del iPhone 6

iPhone 6 Plus negro y blanco

¿Quiere esto decir que plataformas como Android no venden nada? Al contrario. Simplemente refleja el hecho de que ellos creen que el usuario que más invierte e invertirá en este tipo de productos son los de Apple. ¿No existen usuarios así en Android? Por supuesto que sí, pero no en la misma proporción o abundancia que en iOS. Android abarca terminales de todo tipo de gamas y puntos de precio imaginables.

En tan sólo un trimestre, Apple ha vendido decenas de millones de iPhone 6

Desoyendo los consejos de personas tan relevantes en el mundo de la economía como Clayton Christensen, autor de la Teoría de la Disrupción que lleva pronosticando el fracaso del iPhone desde su nacimiento, Apple decidió subir el precio del iPhone 6. Para colmo, creó una versión Plus 100 dólares por encima de su hermano "menor".

La ley de oferta y demanda dice que al subir el precio, la demanda de un bien o servicio debe bajar ceteris paribus. Según las últimas estimaciones de UBS para el periodo navideño de 2014, Apple habría llegado a vender 69 millones de unidades de iPhone en el último trimestre del año. UBS suele acertar en sus cálculos, por lo que así quedarían las ventas de los últimos 4 años:

Estimación Ventas Iphone

La estimación de ventas de UBS es la columna representada en amarillo. Resulta impresionante desde el punto de vista financiero. A pesar de la subida de precio de los terminales de Apple, la demanda ha explotado hasta crecer un 35% más que el mismo periodo del año anterior. No es de extrañar que los retailers estén ansiosos por ver productos compatibles con esta nueva generación de iPhones.

El círculo virtuoso de Apple

Ecosistema Apple
Un enfoque exclusivo en la parte más alta del mercado, con el precio actuando de barrera de entrada, acaba atrayendo a un público muy concreto. Esa audiencia es la que a su vez actúa de "señuelo" para cualquier compañía que decida crear productos como los expuestos en el CES, aumentando el valor de la plataforma de Cupertino. Es algo que hemos visto otras veces, como sucede con los desarrolladores de iOS.

Apple anunciaba ayer que había superado todos los récords de facturación en la App Store durante la primera semana de 2015. Todo esto no es coincidencia. A pesar de los problemas que sufrimos los usuarios en 2014, la compañía dirigida por Tim Cook sigue atrayendo a la parte más lucrativa del mercado de electrónica de consumo. A juzgar por el CES de este año, 2015 traerá una cantidad de innovación muy importante para el ecosistema de Apple.

En Applesfera | Apple en 2014.

Imágenes | Omar Jordan Fawahl, Håkan Dahlström y Világos Gergő.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio