Compartir
Publicidad
Redondo o cuadrado: por qué el Apple Watch va camino de convertir su diseño en un icono
Apple Watch

Redondo o cuadrado: por qué el Apple Watch va camino de convertir su diseño en un icono

Publicidad
Publicidad

Desde el comienzo de los relojes personales, la forma que más ha predominado sus diseños ha sido la redonda. Con el paso del tiempo, el abaratamiento y la popularización de este accesorio, vinieron las variaciones. Y con ellas, el formato cuadrado. Una forma que Apple ha elegido para su reloj inteligente.

Pebble fue el pionero de los smartwatch, un reloj cuya forma era cuadrada. Apple no ha sido la primera en aprovecharla, pero sí que va camino de convertir el diseño externo de su reloj en un auténtico icono popular. Un diseño muy reconocible y que favorece a que el público sepa de forma inmediata qué es. 

El diseño redondo: familiar pero poco funcional

Gear

Hemos visto formas redondas casi desde el comienzo de la carrera por el smartwatch. Uno de los más populares fue la gama Moto 360, ahora abandonada por Lenovo. Un diseño redondo, algo grande en sus primeras generaciones pero que atrajo a numerosos seguidores. Sin embargo, la compañía no consiguió integrar el sensor de luz ambiental en otro lugar diferente a la parte inferior de la pantalla, dando un aspecto incompleto y de "rueda pinchada".

Otros fabricantes que han apostado por la forma redonda son LG y Samsung. De este último hemos podido probar el Gear S3 Frontier hace unos días. Este diseño externo le da un cierto aire familiar. Elimina el aire geek y de gadget a un dispositivo que llevamos siempre encima. En la muñeca y a la vista de todo el mundo. Un aspecto muy a tener en cuenta para ciertas personas, ya que consideran muy importante cómo les ven los demás. Moda pura y dura.

Aw2
El diseño redondo gusta por su capacidad de pasar desapercibido aún siendo una pieza de alta tecnología

Sin embargo y tras utilizar un smartwatch redondo diez días, puedo decir que por muy atractivo que sea este formato no es demasiado práctico. Un círculo es la manera natural que se forma cuando giran las manecillas del reloj sobre su eje. Por eso, las esferas intercambiables que tienen manecillas se acoplan perfectamente.

Pero no es la forma más eficiente de visualizar un texto, un menú o de mostrar mucha información de un vistazo. La forma redonda te obliga a colocar los bloques de texto centrados o a que se cambie el tamaño de la fuente al subir o bajar por él. Los fabricantes deben recurrir a diferentes trucos de software para sortear este problema.

Un Apple Watch icónico

Portada

El diseño del Apple Watch puede gustar o no. Ahí entran en juego las preferencias de cada persona. La forma rectangular es fuerte donde un círculo flojea. Mostrar mucha información en menos espacio, leer con mayor comodidad mensajes de textos e emails rápidos y navegar por menús. Todo esto al mismo tiempo que ocupa menos espacio físico en la muñeca. Sin olvidarnos de que un rectángulo puede acoger una esfera redonda y colocar complicaciones en las esquinas sobrantes.

Con la forma rectangular, el Apple Watch se desmarca de la tendencia de los demás fabricantes. Lo cual le permite crear una forma que no solo sigue a la función sino que además permite ser reconocida en cualquier parte. Una filosofía que bebe del iPhone original.

Podemos enseñarle a una persona el frontal de cualquier modelo de iPhone, siempre va a reconocerlo por su forma. Un rectángulo con esquinas redondeadas, frontal oscuro (más negro en los modelos modernos), un botón redondo en la parte inferior y un auricular en la superior. Nada más.

Aw4
El Apple Watch abraza su naturaleza tecnológica utilizando un formato menos común en los relojes y manteniendo al mismo tiempo el componente moda

Lo mismo ocurre con el Apple Watch. La compañía de Cupertino puede modificar ligeramente el diseño exterior, reducir los marcos y ampliar la pantalla, hacerlo más delgado (o más grueso, como en la generación actual). Pero siempre sin perder de vista el lenguaje que se inició con la primera generación. Un reloj que es básicamente un rectángulo con esquinas redondeadas.

El Apple Watch no pretende pasar como algo que no es, un reloj de pulsera normal, sino que de alguna manera abraza lo que es para mostrarlo al exterior. Eso sí, sin perder de vista ser atractivo para una parte significativa de los clientes. Esto le permite dirigirse a un público amplio que va más allá del apasionado de la tecnología. Puede que esta sea una de las razones de la buena marcha del reloj, según algunos analistas.

En Applesfera | El mito de la batería del Apple Watch: yo no lo cargo por las noches.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos