Compartir
Publicidad

Pequeños trucos para optimizar el uso de Garageband

Pequeños trucos para optimizar el uso de Garageband
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Garageband es una de mis aplicaciones preferidas de la suite iLife, a la que más tiempo he dedicado y tal vez la que mayor satisfacciones me ha dado. Tal como resulta por norma general en toda la suite iLife, su filosofía tan sencilla nos permite empezar a captar la idea general del programa en un tiempo récord y empezar a conseguir resultados satisfactorios en un intervalo escasamente superior.

El programa tiene una versatilidad muy alta y aunque en un principio fue pensado para crear música con él (de ahí sus lecciones de vídeo impartidas por grandes artistas de la talla de Sting) es utilizado por muchos creadores de Podcast que les permite grabar varias pistas por separado para mezclarlas de una manera rápida y sencilla.

Si eres un usuario de este programa, tras el salto paso a enumerar una serie de trucos que te ayudarán en el día a día. Algunos son tan obvios que es posible que ya se te hayan ocurrido a ti solito (o tal vez lo sean tanto que no hayas conseguido adivinarlos). Otros son algo más complejos, pero vamos a ello.

  • Convierte los bucles de instrumentos por software en bucles reales. Garageband tiene multitud de efectos de audio que son creados vía software, si los transformamos en una onda de audio real, conseguiremos que estos sean mas ligeros para la CPU a la hora de procesarlos durante la reproducción. Para convertirlo simplemente a la hora de arrastrarlo desde el visor de bucles hazlo con el botón de “comando” pulsado, Garageband lo transformará en una onda de audio.
  • Bloquea las pistas que sean definitivas. Una pista cualquiera, mientras estemos trabajando con Garageband, por norma general ocupará un espacio en la memoria RAM y cargará de trabajo la CPU. Una vez que tengamos claro como va a ir dicha pista, y no tengamos pensado modificarla, lo mejor es bloquearla. No debemos olvidar hacer una reproducción una vez la pista esté bloqueada, puesto que será en este momento cuando Garageband la pase al disco duro, liberando memoria RAM.

Detail Screenshot

  • Empieza a partir de un proyecto ya creado. Esto tal vez no pueda ser producente según el tipo de composición a la que te vayas a enfrentar, el caso perfecto para ello podría ser los Podcast. Abriendo un proyecto ya creado, es muy probable que ya tengas todo configurado a tu gusto para empezar a grabar. Solo necesitarás limpiar pistas y todo estará listo para comenzar.
  • Guarda tus configuraciones de instrumentos. Si estás grabando instrumentos reales añadiéndoles efectos, no olvides guardar dichas configuraciones (la opción aparece al tener activado el visor de información pulsando la letra “i” que se encuentra en la esquina inferior derecha). Guardándola y asignándole un nombre podrás utilizarla en un futuro, para una composición diferente y ahorrar tiempo buscando el sonido deseado.
  • Construye un ritmo a partir de un bucle. A veces la inspiración no viene sola y hay que forzarla un poco. Garageband es perfecto para esto, podremos crear bucles a partir de ritmos de batería y repetirlos hasta el infinito buscando la inspiración, Garageband se encargará de contabilizarte todas las tomas y poder así elegir luego la que más nos convenga.

Vía | Mac OS X Tips

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio