Qué fue de Scott Forstall: el llamado a sucesor de Jobs que fue despedido tras el desastre de Apple Maps
Curiosidades

Qué fue de Scott Forstall: el llamado a sucesor de Jobs que fue despedido tras el desastre de Apple Maps

Scott Forstall fue uno de los grandes nombres de Apple hasta principios de la década pasada. El gran impulsor del skeumorfismo que dominó iOS hasta su sexta versión -y Mac OS X hasta similares fechas- llegó a Apple con el regreso de Jobs en 1997. Cinco años antes se había unido a él en NeXT.

Su primer gran hito dentro de Apple tuvo lugar en el año 2000, cuando fue anunciado Mac OS X, y con él, la interfaz Aqua que Forstall había desarrollado. Aquella estética acuática, con reflejos e imágenes translúcidas, le hizo ganar galones y tres años después fue ascendido a vicepresidente ejecutivo (SVP). No tenía ni 35 años.

Batallas ganadas

Su siguiente gran hito en Apple llegó con el lanzamiento del iPhone original. En su fase temprana de desarrollo, Jobs dudaba entre si el enfoque adecuado para un teléfono móvil de Apple era expandir el iPod, o miniaturizar el Mac. Fadell lideraba lo primero, y Forstall, lo segundo. Ganó esta última idea.

Cuando Jobs anunció las características del iPhone en la presentación, habló de "Mac OS X dentro de un dispositivo móvil". Hasta 2010 no hablaban de "iOS" como tal. Una decisión que permitió abrirse a desarrolladores externos y que nuevamente supuso una victoria de Forstall.

Forstall
Steve Jobs y Scott Forstall durante un evento de Apple en 2011.

Para 2012 ya era un rostro habitual en las presentaciones de Apple (incluso fue quien presentó a Siri al mundo en el evento del iPhone 4S, en ausencia de Jobs), y aquel año fue el del lanzamiento de iOS 6, el último sistema operativo para iPhone y iPad que llevó el skeumorfismo al máximo. No salió bien.

Pese a que la combinación de iOS 6 y un iPhone 5 daba una experiencia excelente, hubo demasiados asteriscos en este lanzamiento. En primer lugar, el diseño del reloj era una copia del que usaba Ferrocarriles Federales Suizos, y Apple no había pedido autorización alguna para usar dicho diseño, así que acabó teniendo que pagar 21 millones de dólares por ello.

Dirección al despido

No obstante, nada fue tan destructivo para la reputación de Forstall como la accidentada llegada de la primera versión de Apple Maps. Pese a que los ejemplos escogidos durante su presentación, como un espectacular Golden Gate o un Big Ben tridimensional, eran prometedores, el despliegue fue amargo, lleno de imprecisiones, información errónea e indicaciones que llegaban a ser peligrosas.

La muy menor densidad de información frente a Google Maps acabó siendo el menor de los problemas. Sencillamente, Apple Maps era un producto sin terminar que se estaba poniendo en manos de los usuarios. Se convirtió en meme.

Cuarenta días después del lanzamiento, Apple anunció en un comunicado que Forstall dejaría Apple unos meses después. Sus funciones pasaron a quedar repartidas entre Jony Ive, Craig Federighi, Eddy Cue y Bob Mansfield, que ya había programado su jubilación.

Aunque nunca ha hecho comentarios Apple ni Forstall sobre su marcha de la empresa, los comentarios anónimos y filtraciones a la prensa han señalado que fue un despido. Con dos claves principales:

  • Jony Ive. Se enfrentó a Forstall por el skeumorfismo. Y acabó ganando esa batalla. Su pugna venía de 2010, cuando el diseño industrial del iPhone 4 provocó el antennagate.
  • Tim Cook. Forstall ascendió en su carrera de la mano de Jobs, tenía una visión de la tecnología muy similar, una personalidad a menudo descrita como complicada, y hasta conducía el mismo modelo de coche. Cuando Jobs falleció y Cook le relevó en el cargo, el nuevo CEO quiso instaurar un ambiente más armonioso, y ahí no encajaba una personalidad como la de Forstall. Pese a que antes de la muerte de Jobs era visto como uno de los candidatos a sucederle.

A eso hay que sumar el lanzamiento de Apple Maps y el conflicto del reloj suizo antes mencionados.

La vida después de Apple

Al contrario que otros ejecutivos de Apple, que ya habían cumplido los sesenta años cuando salieron de la empresa, Forstall la abandonó con 43 años. Sin embargo, las noticias sobre su figura fueron llegando a cuentagotas, puesto que apostó por mantener un perfil bajo, sin dar apenas entrevistas ni hacer grandes apariciones públicas.

Menos de un año después de salir de Infinite Loop se empezó a especular con la posibilidad de que Forstall se convirtiese en CEO de Microsoft, justo tras la retirada de Ballmer. Nunca sabremos qué habría ocurrido en ese escenario, pero a Microsoft no le fue nada mal con Nadella.

En 2015 coprodujo Fun Home, un musical de Broadway aclamado por la crítica y que fue comunicado por él mismo en su perfil de Twitter, donde no se prodiga demasiado: sale a un promedio de tres tuits al año. En la noticia de The Wall Street Journal hablaban de él como un enamorado del teatro desde hacía décadas. Y de hecho, en una obra del instituto conoció a su mujer.

También en esas fechas se supo que había empezado a trabajar como consejero de Snapchat a cambio de un 0,11% de sus acciones. Poco después coprodujo otro musical de Broadway, Eclipsed. El propio Forstall destacó que era el primero en contar con un equipo creativo y un reparto íntegramente femeninos.

Justo cuando se cumplían cinco años de su salida de Apple, en 2017, y quizás coincidiendo con el final de un acuerdo de confidencialidad, dio su primera entrevista en la que habló largo y tendido sobre Apple, sin comprometerse demasiado. Comentó cómo el equipo fue inmune a las críticas que recibió el iPhone original o cómo se decidió que el iPhone no podría llevar stylus alguno.

En 2019 dio otra entrevista a Philosophy Talk de cien minutos de duración en la que habló de su etapa en Apple, su relación con Steve Jobs, el entorno creativo de la empresa o las historias detrás de las creaciones del iPod nano (cancelando justo antes la línea iPod mini) o la del primer Apple TV.

En la biografía de Twitter de Forstall solo aparecen las cuatro palabras con las que se autodefine públicamente: "Emprendedor. Filántropo. Inventor. Productor". Y sigue sin facilidad para las apariciones públicas, hasta el punto de que a principios de 2021, en pleno proceso judicial entre Epic y Apple, la compañía de videojuegos quería localizar a Forstall con cierta premura por el plazo máximo para hacerle declarar... y no era capaz de ponerse en contacto con él.

Temas
Inicio