Steve Jobs quería hacer del iPod un iPhone. Ponerle un teclado numérico en la parte trasera no era tan descabellado

Steve Jobs quería hacer del iPod un iPhone. Ponerle un teclado numérico en la parte trasera no era tan descabellado
Sin comentarios

Previo al lanzamiento del iPhone original salieron multitud de conceptos o mokups de cómo acabaría siendo ese misterioso dispositivo. Muchos de esos mokups evolucionaban el producto más parecido del catálogo, el iPod, y le añadían teclados y otros artilugios. Unos conceptos que distaban mucho de lo que fue el primer iPhone, pero que, sorprendentemente, no iban nada desencaminados.

Un prototipo de un tercero que casi da en el clavo

El prototipo que ilustra este artículo (vía TechCrunch) viene de Tony Fadell, del que recientemente hablábamos por matar el proyecto de Linux alrededor del primer iPhone. Ha sido él quien ha sacado a la luz este prototipo. Un prototipo que llegó a Apple desde un fabricante que quería cooperar en la fabricación de ese proyecto ultrasecreto llamado iPhone.

Llama la atención como lograron conseguir un acabado y color muy similar al del iPhone original, incluso con el doble color característico de la parte trasera de ese primer teléfono de Apple. Lo que llama aún más la atención, pero, es lo parecido al producto que Steve Jobs tenía en mente inicialmente.

Iphone Ipod Click Wheel Concept

Según el mismo Fadell, Steve Jobs recomendó inicialmente al equipo que creara un iPod con un teléfono en lugar de un producto totalmente nuevo. La idea de Jobs era que el diseño del iPod se había vuelto muy icónico, con su click wheel, por lo que un teléfono de Apple debía tenerla también.

"Steve Jobs tenía puntos de vista muy claros sobre las cosas, hasta que no estaban claros", dice [Fadell]. “O quedaba muy claro que no funcionarían. Nos empujó mucho para que el iPod más Phone funcionara. Trabajamos semanas y semanas para averiguar cómo gestionar los inputs con la click wheel. No pudimos conseguirlo, y después de que todo el equipo estuviera convencido de que no podíamos hacerlo, él dijo: "¡sigue intentándolo!" En algún momento todos dijimos: "no, no va a funcionar".

Lo cierto es que crear una nueva categoría de producto conlleva muchos ensayos y mucho prueba y error. Una vez tienes el producto claro (o ves el iPhone 13), es fácil ver que aquella era la única manera de hacerlo, pero hacer el camino inverso, el de llegar a convencerse de que esa es la manera, implica probar todas las demás. Afortunadamente, Steve Jobs supo ver claro qué tenía que ser un iPhone, un producto que claramente ha marcado un antes y un después en la telefonía y la tecnología en general.

Temas
Inicio